LA-PLATA-REGINATO

Alcaldesa de Viña del Mar
reconoce deuda de
$13.500 millones y
anuncia plan de medidas.

Virginia Reginato (UDI) admitió además que el municipio tiene un déficit de $8 mil millones, y si bien no apuntó a responsables, dijo que "siempre he dado la cara, siempre voy a estar disponible".

La Municipalidad de Viña del Mar está pasando por días complicados, luego de que saliera a la luz la aguda crisis económica que enfrenta debido a la deuda de $13.500 millones que arrastra y el déficit de $8 mil millones que reconoció tener el municipio.

El problema se gatilló debido a que la municipalidad mantiene deudas con proveedores que prestan sus servicios y que no han sido solventadas, por lo que un grupo de concejales de la ciudad acudió hasta la Contraloría General para que inicie una investigación, y el organismo ya comenzó con la auditoría.

Ante las críticas cifras, la alcaldesa Virginia Reginato (UDI) dio a conocer este martes las primeras medidas para enfrentar el escenario, entre ellas, sacar de su cargo al administrador municipal, el abogado Pablo Staig, y trasladarlo como director de la Asesoría Jurídica Municipal.

El puesto ahora será ocupado por Claudio Boiser, quien hasta ahora se desempeñaba como gerente de la Corporación Municipal, a cargo de los servicios de educación y salud.

La alcaldesa, popularmente conocida como la “tía Coty” y quien ya suma 14 años en el cargo, también anunció un Plan de Reestructuración integral del municipio, que considera medidas para aumentar los ingresos y reducir los gastos en $3 mil millones, como la trasferencia de inmuebles municipales a bancos, a cambio de un arriendo con opción de compra, y la actualización del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) y del Plan Regulador.

También se espera que la licitación del Festival de Viña del Mar permita la entrada de$4.570 millones como recursos frescos, y también un monto adicional por la concesión del rodoviario.

Reginato aclaró eso sí que el plan no es una reacción sino que es un curso de acción que se viene gestando hace un año, y no apuntó a responsables por la crisis financiera. “Yo no sé si hay responsabilidad o no. Siempre he dado la cara, siempre voy a estar disponible“, dijo.

La líder comunal agregó que “tenemos que demostrar que esto está muy claro y absolutamente descarto que haya malversación de fondos”, y valoró que Contraloría esté investigando la situación.

Del mismo modo, refutó las críticas de la concejala Marcela Varas (PPD), quien acusó que se aprobó el presupuesto sin dimensionar la magnitud del déficit, debido a que primero les informaron que la deuda alcanzaba los $2.500 millones, después $8 mil, y finalmente se llegó a la cifra actual de más de $13 mil.

ClariNet