ENCUESTAS

Los resultados proyectados
le otorgaban menos del 10%
a Beatriz Sánchez y sobre un
40% a Sebastián Piñera,
escenario que dista del
que dictaron las urnas.

En la encuesta CEP de septiembre y octubre, Sebastián Piñera alcanzaba el 44%, Alejandro Guillier un 20% y Beatriz Sánchez un 8,5%. En la última Adimark, del 3 de noviembre, Piñera alcanzaba un 33% de las preferencias, Guillier un 16% y Sánchez un 11%. Los resultados preliminares, a dos horas del cierre de mesas, distan mucho de esos pronósticos. Con un 33% de las mesas escrutadas, el candidato de Chile Vamos alcanza un 36,65%, el de La fuerza de la Mayoría un 22,62% y, muy de cerca, le sigue Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, con un 20,42%. No es primera vez que la diferencia entre los pronósticos y los resultados se eleva. En las municipales de 2016, la encuesta Adimark aseguraba que participarían de las elecciones un 48% del padrón electoral, y finalmente la participación alcanzó un 34%. También sucedió con Valparaíso, donde las mediciones indicaban que el alcalde electo, Jorge Sharp (Movimiento Autonomista), no tenía posibilidades de salir.

Durante el último mes, las encuestas fueron criticadas por candidatos como Carolina Goic, quien afirmó que con el resultado más reciente de la CEP se "trató de instalar una mentira" y acusó una "nueva colusión de las encuestas", luego de que su nivel de conocimiento bajara de una medición a otra. Dicha encuesta le otorgaba un 3,9% de las preferencias, y actualmente registra 5,94% de los sufragios. El diputado José Antonio Kast alcanzaba un 5% en la medición y el conteo de votos le otorga un 7,88%. ME-O, por su parte, se mantuvo más cerca de sus proyecciones, alcanzando un 5,59% del 5% que se le proyectaba.

ESTOS GRAFICOS SON LAS PRUEBAS DE LA MENTIRA:


Grfico11-840x809

 

 

Grfico21-840x809

 

Grfico31-840x809