PROGRAMA-TATAN

Actores políticos y sociales
criticaron algunas de las
medidas presentadas por el
candidato presidencial
de Chile Vamos.

Por Gonzalo Castillo

Acusan que en sus propuestas “prima un enfoque asistencialista” y no se hace cargo de los abusos existentes en el país. “No se garantiza igualdad de oportunidades para todos, sino solamente para aquellos que pueden pagar”, aseguró la vocera de la Confech, Sofía Barahona.

“Tiempos mejores para Chile”, es el lema con el que el candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera hizo la presentación de su Programa de Gobierno, para el cual el comando del ex mandatario contempla un gasto de 14 mil millones de dólares en los cuatro años de gobierno, es decir un 5,5 por ciento del PIB de un año, aproximadamente.

En las áreas que concentran el mayor gasto, de acuerdo a la hoja de ruta presentada este lunes por Piñera, se encuentra la previsión social, con 3 mil millones de dólares, que representa el 21,4 por ciento del desembolso; crecimiento económico y empleos con 2 mil 800 millones de la divisa estadounidense (20 por ciento) y Salud y Educación, ambas áreas con mil 500 millones de pesos cada una (10,7 por ciento).

Durante la presentación de su programa el ex jefe de Estado hizo un llamado a la unidad y la mística para llevar adelante estas propuestas, asegurando al mismo tiempo que estas medidas apuntan a hacer de Chile un país desarrollado antes del año 2025.

En relación al financiamiento, el empresario explicó que la mitad “provendrá de reasignaciones de presupuesto provenientes de programas mal evaluados, así como de estrictas medidas de austeridad fiscal y un programa de reducción de gastos innecesarios en el sector público, que incluye la reducción de nuevas contrataciones, viáticos, viajes, horas extra y asesores a honorarios. Con todo esto se generarán ingresos para el fisco equivalentes a US$7 mil millones”.

Sin embargo, a pocas horas de haber dado a conocer sus principales propuestas, desde distintos sectores salieron a cuestionar y desmentir el alcance de los anuncios realizados por Piñera. Uno de ellos fue el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, quien precisó que 21 obras que están contempladas en su programa han sido iniciadas en la actual administración, situación que calificó como “insólita”.

Por otro lado, la reforma al sistema de pensiones, la que será uno de los ejes de su eventual gobierno, no es vista con buenos ojos desde los actores que se han movilizado por reformar el actual modelo previsional.

La propuesta de Piñera establece un aumento de cuatro puntos en la cotización obligatoria con cargo al empleador, lo que, de acuerdo a lo planteado desde el comando del ex mandatario, significaría un incremento del 40 por ciento de las pensiones, beneficiando a 5,2 millones de cotizantes.

Además, se plantea aumentar en un 42 por ciento el aporte fiscal al Pilar Solidario y así incrementar la Pensión Básica y el Aporte Previsional Solidario.

Desde las organizaciones ciudadanas contrarias al sistema de AFP criticaron que, pese a los fuertes cuestionamientos al modelo de capitalización individual, el abanderado de Chile Vamos insista en no afectar, e incluso fortalecer a las administradoras, a través de la inyección de recursos públicos a un sistema de pensiones de carácter privado.

Carolina Espinoza, dirigenta de la Confusam y una de las voceras de la Coordinadora No+AFP lamentó que en las propuestas de Piñera “prime un enfoque asistencialista sin modificar el negocio que hoy día significa el sistema de pensiones impuesto y forzoso”.

En materia de educación, el Programa de Gobierno de Piñera plantea, entre otras cosas, “devolverle a los padres el derecho a elegir la educación de sus hijos” así como la implementación de un sistema de becas y créditos para quienes no accedan a la gratuidad, quienes tendrán una tasa de interés del dos por ciento y que no excederán los 15 años de plazo de pago.

Sofía Barahona, presidenta de la FEUC y vocera de la Confech criticó estos anuncios, señalando que es una falacia la idea de la libertad de elegir la educación, ya que sólo los más adinerados pueden ejercer esta atribución. Asimismo, cuestionó que la propuesta de becas y créditos sea planteada como un sistema permanente de financiamiento en vez que sea una fase previa para la gratuidad universal.

“La letra chica es que se sigue quedando en muchos lugares comunes al decir, o al engañarnos también, a la gente diciéndoles que ellos van a tener la posibilidad de aportar o de elegir la educación para sus propios hijos, cuando sabemos que esa libertad no la tienen todos, sino que la tiene solamente un sector reducido de la población. Ese es el principal engaño que tiene la derecha con los ciudadanos de nuestro país, al final nos quedamos en la meritocracia o en la posibilidad que cada uno tiene, pero no garantizamos derechos de base, no garantizamos una igualdad de oportunidades para todos, sino que solamente para aquellos que pueden pagar”.

Otra de las propuestas del abanderado de Chile Vamos es el “acceso universal y gratuito a una educación parvularia de calidad”. Sin embargo, en la proposición de Piñera se detalla la creación de una “subvención regular y  preferencial que permita a todas las familias elegir un jardín infantil de calidad para sus hijos, a partir de los dos años de edad”.

Una de las omisiones del Programa de Gobierno presentado este lunes tiene que ver con la eventual anulación o modificación de la Ley de Pesca, normativa que ha sido  cuestionada incluso por el senador  y ex candidato presidencial Manuel José Ossandón, quien puso como requisito su derogación para dar su respaldo a Piñera.

En este sentido, Hernán Cortés, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales (Fenaspar) aseguró que el ex mandatario no puede pretender que los trabajadores reconozcan derechos adquiridos a través del pago de coimas a los parlamentarios. Ni mucho menos esperar que se queden de brazos cruzados frente a la permanencia de este cuerpo legal sin modificaciones sustanciales.

“Piñera no puede estar esperando que nosotros reconozcamos los derechos ya adquiridos, toda vez que estos derechos fueron conseguidos a través de ilícitos como es el cohecho ya sentenciado en el caso de Jaime Orpis, lo que está pasando con Marta Isasi y lo que seguramente va a pasar con otros parlamentarios. Hay varias cosas que te dicen que este cuerpo legal que es ilegal, debe ser cambiado. Si no es anulado, si no es derogado como corresponde al menos tiene que tener modificaciones que sean relevantes y que vayan en dirección a lo que está pidiendo la pesca artesanal”.

Finalmente, y en otras medidas que ya fueron adelantadas las jornadas previas está la implementación del sistema de transporte “Tercer Milenio” que reemplazará al Transantiago, el cual implica la extensión de la red de Metro en 125 kilómetros, con las líneas 8, 9 y 10 que llevarían el tren subterráneo al eje Macul, La Florida y Puente Alto.

ClariNet