ORPIS-JUICIO

Debido a la gravedad de los
delitos que se le imputan
–cohecho, fraude al Fisco y
delitos tributarios en calidad
de reiterados–, Orpis no
podría acceder a una salida
alternativa con el Ministerio
Público, como sí sucedió en
otros casos de financiamiento
irregular de la política como
Jovino Novoa y Giorgio Martelli,
quienes se sometieron a
juicios abreviados.

El senador Jaime Orpis será el primer político que deberá enfrentar un juicio oral en causas relacionadas con el financiamiento irregular de campañas.

De acuerdo a la investigación liderada por el fiscal del Bio Bío, Julio Contardo, Orpis recibió $233 millones entre 2009 y 2013 de la pesquera Corpesca del grupo Angelini, a través de 77 boletas “ideológicamente falsas” emitidas por cercanos al legislador.

Orpis renunció a la UDI  en enero de 2016 antes de ser formalizado por el caso Corpesca y ayer su defensa fue notificada de la decisión del fiscal Contardo de llevarlo a un juicio oral. Y debido a la gravedad de los delitos que se le imputan –cohecho, fraude al Fisco y delitos tributarios en calidad de reiterados–, Orpis no podría acceder a una salida alternativa con el Ministerio Público.

En los casos de financiamiento irregular de la política ello sí sucedió con el ex senador de la UDI Jovino Novoa en el caso Penta y el ex recaudador de las campaña de la Nueva Mayoría, Giorgio Martelli en el caso SQM, quienes se acogieron a un procedimiento abreviado tras reconocer los hechos por los que se les acusaba y aceptar una condena.

Además de los delitos asociados a su vinculación con Corpesca, la fiscalía también levantó cargos contra Orpis por fraude al Fisco, tras detectarse que el senador se apropiaba indebidamente de los fondos dispuestos para contratar asesores en el Congreso, muchas veces abultando artificialmente sus honorarios, los que luego eran triangulados a su propia cuenta corriente.

ClariNet