FA-CONCERTA8

Podemos hacer una analogía
con base al decir que el motivo
central de uno y otro es
cambiar el orden de las cosas.
Si antes fue ganar libertad,
ahora es ganar igualdad.

Análisis de Pimpinela Morata

Eso en lo medular, porque la libertad era lo posible para la Concertación, quedando lo económico en la esfera del libre albedrío, sin tocar en la raíz el foco de la desigualdad en Chile. Su estrategia fue el paliativo de los bonos,  los programas asistenciales, la mera estadística, en cierto modo. La pobreza bajó a rangos más tolerables, pero el nivel de educación se fue al fondo, más allá de la escolaridad. La cobertura arrasó con la calidad y tenemos un país muy pobre culturalmente.

La fenecida Concertación recurrió el 2013 a un salvataje de última hora incorporando a los comunistas y repatriando a Michelle Bachelet. Repartió acciones y se trajo a una gerente general. De paso, se cambió de nombre, a Nueva Mayoría, pero no pensó en sus hijos, los jóvenes del Frente Amplio FA, sino que se contentó con la desaparición de su principal amenaza: ME-O.

Su cálculo electoral ha sido tan equivocado que las cúpulas proclaman candidatos, luego uno se baja a otros los bajan y su caballo de batalla, las primarias, son desechadas por esta agonizante coalición. A un espectáculo así nos tenía acostumbrados la derecha. Ahora ellos hacen primarias y juntan electores por esa vía. Otro tanto el FA.

El FA es la Concertación. Si entonces eran 17 partidos en formación, ahora son 12. Si los jóvenes de esa época eran los Elizalde, los Tohá, Quintana, Ljubetic, hoy lo son Jackson, Mirosevic, Boric y Depolo. Son lo mismo con distintas motivaciones. Tienen algunos comisionados en la NM, Camila y Carol, como eran Germán Riesco y Carmen Sáenz, en los albores de la Concertación llamada Alianza Democrática. Ciertamente era una coalición de centro-izquierda con misioneros en la derecha, pero hoy el FA es de izquierda con enviados en la NM. nada premeditado, pero así se forman alianzas.

¿Está próximo el fin de la NM?

Más allá de ese deseo de los grupos de derecha y de izquierda, lo que parece estar camino del fin es el presidencialismo. Está importando poco o nada quien se calce la banda tricolor, las acciones están en la composición del Parlamento.

Probablemente estemos ad portas del fin del presidencialismo, aprovechando que vamos por una nueva Constitución. Al menos en eso están de acuerdo la NM y el FA. La misma derecha corre el riesgo de perder posibilidades de vetar con sus quórums y hasta de siquiera influir, ya que su último bastión que les heredó Pinochet fue ese, con un alianza parlamentaria que acabe de una vez con los cotos de caza de la dictadura.

La NM podría perder la presidencia, pero no el Parlamento. Y ello porque con 2 candidatos el voto se diluye y el 35% que obtendrían con un candidato (a) habrá que repartirlo entre Goic y Guillier. Ese es un error de tal tamaño que si el más votado entre ellos no saca el 28%, la segunda vuelta será entre el FA y la derecha.

El electorado FA

Las dos últimas votaciones presidenciales dan una pista sobre dónde se ubica el FA. ¿Podrían ser más transversales que ME-O el 2009? Es difícil, el ex diputado obtuvo un 20,14% + Arrate un 6.21% (apoyado por el PC). Sumados dan un 26,38%. El FA dice que es más amplio que la izquierda, y puede ser cierto.

El 2013 así fue la votación total extra NM. ME-O 10,99%, Claude 2,81%,Sfeir 2,35%,Miranda 1,24%. esto da 17,39%. Si se le da toda la votación de Parisi (10,11%), Israel  (0,57%) y Jocelyn-Holt (0,19%) suma un 28,26%, es decir, la cifra alcanzada por ME-O + Arrate el 2009.

La tarea del FA es sacarle votos a la NM, al menos un 5% que son 350 mil votos del 2013 (los de Arrate-PC el 2009 fueron 433.000) y conseguir una cifra similar de los que hoy no votan, para no depender de los votos Parisi, que también competirá este año. Esto le aproximaría con fuerza a la segunda vuelta.

Entre los 3 tercios y los 4 quintos

La disputa del 19 de noviembre será voto a voto entre el FA y la NM. Si Goic consigue un 10%, Guillier no llegará al 30%.

En la elección 2013 Bachellet consiguió un 46,7% en primera vuelta. Frei sin el PC el 2009 un 29,6%. Sería lógico pensar que Goic y Guillier sumarán un 35%, como piso, con un techo del 46% que obtuvo MB. Por tanto, si Goic llega al 10%, la segunda vuelta no está asegurada para la NM.

Todavía también hay que ver si la DC pasa a ser el nuevo partido conservador de Chile y da la sorpresa con un 20%, consiguiendo apoyo de una derecha tradicional, menos aferrada a los negocios, dejando atrás a RN y la UDI. Hacia ese lado el panorama es tan complejo como en la izquierda, con la diferencia que esta vez, si la NM tuviese solo una candidatura, la segunda vuelta podría ser con el FA y no con la derecha, que tendrá a Ossandón, Kast o Piñera, junto a J. A. Kast y Parisi en la papeleta.

http://conejeros.com/