PACOS-LADRONES8

Corrupción mayor
al interior de
Carabineros.

El contralor Jorge Bermúdez dio a conocer este martes que Contraloría inició una nueva investigación al interior de Carabineros luego de que detectara la destrucción de documentos, la ausencia de contabilidad y que no se lograra aclarar el paradero de un monto superior a los 20 mil millones de pesos al interior de la Dirección de Bienestar de la institución.

“No existía ni siquiera contabilidad. O sea, cuando usted no tiene contabilizado qué es lo que tiene, qué es lo que debe, qué es lo que a usted le adeudan, obviamente que eso da cuenta de un desorden mayor. El desorden es indiciario de una situación de corrupción mayor“, afirmó Bermudez.

Junto a eso, aseguró que “cuando, por ejemplo, los registros se destruyeron por aplicación de una normativa interna, obviamente que estamos frente a un problema grave. De hecho, el trabajo que tuvo que hacer el equipo auditor allí fue un verdadero trabajo de reconstrucción de la información, porque la mayor parte estaba destruida”.

Bermúdez confirmó que los antecedentes ya se enviaron al Consejo de Defensa del Estado (CDE), que analizará posibles acciones legales, consignó

Contraloría denunció la pérdida

de $23 mil millones desde la

dirección de Bienestar de Carabineros

Carabineros nuevamente vuelve a estar en el ojo del huracán. Esta mañana llegó hasta la comisión investigadora de mutualidades en las Fuerzas Armadas el contralor Jorge Bermúdez con detalles de lo que ha ocurrido en el último tiempo en la dirección de Bienestar de la policía uniformada.

Un desorden total es lo que se encontró el órgano fiscalizador, que realizó un informe que da cuenta que, en esa repartición, no existía contabilidad y que, incluso, se destruyeron documentos por una instrucción interna, actos que serían indiciarios de corrupción según el ente.

Pero el punto no quedó solo allí, sino que además, al interior de la comisión investigadora, se dio a conocer el monto de lo extraviado: 23 mil millones de pesos en dineros que iban a la dirección de Bienestar y que, sencillamente, nadie sabe dónde están y que se acumularon en una década de malas prácticas, según comentó el presidente de la instancia parlamentaria, el socialista Leonardo Soto.

Estos antecedentes marcan un eventual nuevo desfalco en Carabineros que vuelve a poner en tela de juicio el manejo de los recursos al interior de la institución, que requiere un cambio profundo e inmediato, a gusto del RN Gonzalo Fuenzalida, integrante de la comisión investigadora.

Los parlamentarios por unanimidad pidieron que estos datos sean entregados al Consejo de Defensa del Estado, para que se analicen eventuales acciones por este ya llamado segundo Pacogate, donde hay involucrados 23 mil millones de pesos sin destino conocido en Carabineros.

ClariNet