PACOS-LADRONES8

Monto de fraude fiscal de
Carabineros ascendería
a $15 mil millones.

La cifra está dada por fuentes extra oficiales ligadas a la indagatoria. Todo comenzó por un depósito sospechoso reportado por un banco a la Unidad de Análisis Financiero, lo que generó una investigación administrativa que culminó en la expulsión de diez oficiales. El dinero se gastó en vehículos, propiedades y depósitos.

El fraude fiscal de oficiales de carabineros, encabezado por el general jefe de finanzas Flavio Echeverría Cortez, llegaría a los 15 mil millones de pesos, millonario monto que habría sido gastado en vehículos, propiedades y depósitos de dinero.

Cuando anoche en conferencia de prensa reveló la desvinculación de los funcionarios, el general director Bruno Villalobos declinó dar una cifra del total del desfalco: "El monto exacto no lo podría calcular, pero lo que sí puedo decir es un monto importante, hay una pérdida de patrimonio importante, pero no quisiera dar cifras". Sin embargo fuentes extra oficiales hablan del elevado total de $15 mil millones.

La investigación que reveló el fraude habría comenzado por el reporte de un banco a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) por una transacción sospechosa de dinero bajo las nuevas leyes sobre lavado de activos.

Dicho organismo, sospechando que podía tratarse de un delito de narcotráfico, avisó al OS-7 (la sección antidrogas de la policía), que inició la indagación, comprobando que una suma cercana a $300 millones había sido depositada en la cuenta corriente de un teniente de la institución. Este oficial declaró y entregó detalles que involucraban a otros funcionarios de Santiago.

Existen dos investigaciones paralelas respecto al caso: Una que lleva la Fiscalía de Magallanes y que se mantiene en carácter reservado, y otra de tipo administrativo, que desembocó en la expulsión de los uniformados.

¿En qué falló Carabineros en el mayor fraude al fisco desde la institución uniformada?

 

Al menos 8 mil millones (ya se habla de 15 mil) de pesos fueron desviados por oficiales de la policía para sus arcas personales. La institución detectó el delito y expulsó a los involucrados. Un episodio más en la lista de irregularidades de los uniformados.

En una breve ceremonia, el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, reconoció un duro golpe a la institución: funcionarios cometieron un millonario fraude con dineros fiscales. Se trata del mayor delito en democracia en el que se haya visto involucrada la policía y ascendería a los 8 mil millones de pesos.

La institución expulsó a un general y a ocho oficiales y no descartaron que podrían haber más implicados. Los uniformados habrían desviados fondos desde cuentas institucionales a otras personales.

El fiscal de Magallanes, Eugenio Campos, espera pronto solicitar audiencias de formalizaciones por el presunto fraude con dineros fiscales en Carabineros, además de confirmar que la investigación sobre un posible fraude viene desde octubre de 2016. "Nos encontramos haciendo diversas diligencias y por tanto esto está en plena reserva (...) Estamos recopilando varios antecedentes", recalcó.

El caso viene a engrosar la breve lista de irregularidades que involucra a la institución, incluyendo redes de narcotráfico y otras de robo. Además, se suma a la serie de cuestionamientos sobre la preparación e idoneidad de los nuevos oficiales de la institución.

"Milicogate"

Mientras el gobierno llamó a seguir confiando en la institución, de hecho es el organismo con mejor evaluación ante la ciudadanía según las encuestas, desde el Congreso los diputados ya plantean la necesidad de una comisión investigadora por las "dudas que deben ser resueltas".

"Es lamentable que esta situación ocurra en una institución tan valorada por la ciudadanía. Por otro lado, la corrupción hay que eliminarla de raíz. No sólo es condenable, sino que es inaceptable que ocurran este tipo de hechos en instituciones de carácter público, donde están involucrados recursos de todos los chilenos para su servicio", reclamó el parlamentario que también encabezó la comisión investigadora del "Milicogate", dijo Jaime Pilowsky (DC)

Además, el diputado afirmó que "se trata de un hecho que obliga a revisar los mecanismos de control y auditorias integrales de la institución para poder resguardar con el máximo recelo los recursos que le pertenecen a todos los chilenos".

Una oportunidad al general

El presidente de la comisión de Seguridad, Daniel Farcas (PPD), adelantó que el general Villalobos fue citado para una sesión extraordinaria a celebrarse el viernes para responder interrogantes de los diputados. El parlamentario destacó que a diferencia del caso de fraude en el Ejército, la institución no ocultó el caso y tomó acciones rápidas para remediarlo.

"El general salió rápidamente a tomar medidas. Eso habla muy bien de su gestión. Cuando han pedido una comisión investigadora, pedí primero escuchar su versión, porque hay que darle una oportunidad para que lo haga", explicó.

Sobre si se puede seguir confiando en la policía, Farcas dijo que "Carabineros tiene 53 mil efectivos, ponerlos a todos en una misma situación política o económica es imposible. Creo que la mayoría de la gente entiende que la mayoría de los uniformados que nos defienden en las calles hacen una tarea encomiable y que no es un problema generalizado. No parece serlo".

Lo que falló

Para el capitán en retiro de Carabineros Jorge Valdés, el problema nace en la falta de control y la dificultad de fiscalizar este tipo de delitos sin alertar a los involucrados. Sin embargo, destacó que el cuerpo actuó con rapidez y expulsó a los "sinvergüenzas", lo que consideró, no puede decir el Congreso.

"Estoy orgulloso de la institución en que descubrimos ladrones, sinvergüenzas y los tiramos a la calle, lo que no he escuchado en el Congreso, en que hay delincuentes y siguen en sus funciones políticas. La ciudadanía debe seguir confiando en la institución", dijo Valdés.

"Lo que nos duele a nosotros es que este tipo de cofradía de oficiales de intendencia puedan actuar en una impunidad, porque este delito es muy difícil de detectar con controles sutiles, porque es una situación muy técnica", agregó.

  

El origen de la investigación que destapó el mayor fraude fiscal en Carabineros

La Fiscalía de Magallanes confirmó que desde octubre del 2016 está investigando el caso de fraude fiscal y malversación de caudales públicos perpetrados por funcionarios de Carabineros y que según una estimación preliminar, ascendería a los 8 mil millones de pesos.

Se trata de una investigación que lidera la Fiscalía de Magallanes desde hace 5 meses, por una posible red de corrupción que operaba al interior de la institución uniformada, y donde se indagan los delitos de fraude al fisco y malversación de caudales públicos.

Así lo dio a conocer el fiscal Eugenio Campos, indicando que esta indagatoria partió en octubre pasado luego que recibieran los antecedentes por parte de BancoEstado, entidad que dio cuenta de los inusuales movimientos bancarios de uno de los involucrados, luego que realizara en reiteradas ocasiones giros de hasta $40 millones.

Por lo pronto, Carabineros ya confirmó los 9 llamados a retiros de funcionarios, dos de ellos por la responsabilidad en el mando, al no haber detectado el fraude al interior de la institución, mientras que los otros 7 están siendo investigados al tener en sus registros bancarios los depósitos millonarios.

Uno de los casos, involucró una asignación de unos 40 millones de pesos que fue depositada desde la cuenta institucional bajo un decreto de asignación emitido por “error” a uno de los funcionarios, sin que luego ese dinero retornara a las arcas de Carabineros. Por el contrario, las millonarias sumas eran retiradas por ventanilla o a través del giro de cheques.

Respecto a la investigación, continúa de forma paralela a la indagatoria que realiza la fiscalía interna de Carabineros, quienes están cursando el sumario administrativo. En ese contexto, es que se esperan nuevas desvinculaciones. Incluso, no se descarta que en las próximas 48 horas sean dados de baja entre 7 a 8 funcionarios.

Destacar que debido al monto, este caso es catalogado como el peor escándalo financiero de la historia al interior de Carabineros. Sin embargo, el ministro del Interior, Mario Fernández, se enteró sólo hace algunas semanas de lo sucedido, cuando se le dio cuenta de los avances de la investigación interna, a raíz de la indagatoria en el Ministerio Público.

Y si bien el caso se destapó en Punta Arenas, lo cierto es que todo se originó al interior de la Dirección de Finanzas en Santiago. Preliminarmente, se sabe que los funcionarios eran contactados desde la capital para recibir los aportes en sus cuentas bancarias, aunque aún no se conoce a ciencia cierta el sistema de reparto del dinero, ni la fórmula para “reclutar” a los involucrados.

Asimismo, en una primera instancia la investigación quedó en manos del OS-7, pensando en que se trataba de dineros producto del tráfico de estupefacientes, sin sospechar que se trataba de dinero fiscal.

Destacar además que hasta ahora los generales involucrados son de Intendencia, es decir, profesionales universitarios -como ingenieros comerciales- que están dedicados exclusivamente al área administrativa.

Fiscal viaja a Santiago para iniciar ronda de interrogatorios a oficiales desvinculados

Durante su estadía, Eugenio Campos también se reunirá con el fiscal nacional Jorge Abbott, en el edificio de calle General Mackenna para abordar el delicado caso, en que se habrían defraudado unos $8 mil millones.

Al menos 24 horas serán las que estará en la Región Metropolitana el fiscal regional de Magallanes Eugenio Campos, quien llegó a la capital para realizar diligencias en el marco de la investigación por el millonario fraude en Carabineros.

Así lo informó este miércoles La Segunda, que agrega que el persecutor iniciará una ronda de interrogatorios y que empezaría con los oficiales que ya fueron llamados a retiro de la institución.

Asimismo, trascendió que en la institución se habría establecido la existencia de nuevos implicados, por lo que  eventualmente, podría haber nuevas bajas.

En este sentido ayer el general director, Bruno Villalobos, anunció que la investigación interna continúa y que no descarta que existan nuevos efectivos vinculados en el tema e incluso que hubiera suboficiales entre ellos.

Parlamentarios y expertos acusan falta de fiscalización

Para este viernes la comisión de Seguridad Ciudadana citó en sesión especial al general director de Carabineros, Bruno Villalobos, para conocer mayores antecedentes sobre el fraude detectado al interior de Carabineros. Desde el Observatorio del Gasto Fiscal afirmaron que se debe avanzar en un control permanente sobre estas instituciones por la magnitud del daño al Estado que, en este caso, ascendería a ocho mil millones de pesos.

Estos antecedentes serán aclarados este viernes por el general director, Bruno Villalobos, en la sesión especial citada por la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados.

Además, en la ocasión, se solicitará precisar el sistema de control que implementa la institución para diagnosticar sus fallas y el modus operandi utilizado por los presuntos funcionarios involucrados.

Estos hechos se conocieron luego que el banco alertara a la Unidad de Análisis Financiero sobre una trasferencia de 300 millones de pesos por parte de un teniente de Carabineros. Sin embargo, hasta el  momento no está claro desde que ítems del presupuesto asignado a la institución provendrían los recursos.

Este caso se suma al fraude en el Ejército, ocurrido entre 2009 y 2014, donde se evidenciaron los precarios sistemas de control implementados en las distintas reparticiones de los organismos de seguridad pública.

El denominado “Milicogate” donde se apropiaron dineros provenientes de la Ley Reservada del Cobre, ahora pública, ascendió a un total de cinco mil 500 millones de pesos. Por lo tanto, este nuevo caso de corrupción en Carabineros es superior términos financieros.

“Al tratarse de irregularidades que se desarrollaron de manera sistemática y no una acción puntual, llama profundamente la atención que nunca saltara una alarma”, cuestionó el diputado de la Democracia Cristiana, Jaime Pilowsky, apuntando al deficiente sistema de control administrativo de Carabineros.

El parlamentario enfatizó que “si bien es número limitado de funcionarios que incurren en hechos finalmente afecta a toda la institución y por ende al patrimonio del Estado”.

Pilowsky agregó que “lo que corresponde es que la justicia actúe rápidamente con sanciones a los involucrados. También hay que considerar las sanciones al interior de las instituciones donde se aplican una serie de desincentivos para que no se vuelvan a generar, pero más allá de las sanciones administrativas es necesario garantizar que habrá una sanción penal fuerte”.

Un deficiente sistema de control financiero

Por su parte, el diputado de Amplitud Pedro Browne apuntó a la falta de atribuciones de los entes fiscalizadores externos, como el Congreso y la Contraloría:

“El estamento del Estado que audita no tiene todas las herramientas para fiscalizar lo que ocurre en las Fuerzas Armadas y en Carabineros. En ese sentido, tenemos que avanzar para que hayan mayores herramientas para controlar y asegurar la transparencia y que los fondos del Estado se están utilizando de nueva manera”,.

En materia de transparencia, el director de Fundación Participa, Daniel Ibáñez, cuestionó que se mantengan sesiones reservadas en las comisiones del Congreso que tramitan materias sobre defensa y seguridad y que tendrán que revisar precisamente este nuevo fraude en Carabineros. “Hay instancias donde no se han pasado los filtros suficientes, por ejemplo, en el Congreso. En las sesiones secretas tienen acceso a una serie de documentos reservados, entonces parece que no están ejerciendo su función de fiscalización si vemos que estos casos se repiten”.

En tanto, desde el Observatorio del Gasto Fiscal afirmaron que se debe avanzar en un control permanente sobre estas instituciones por la magnitud del daño al Estado que representan. Su directora Jeannette van Wolfersdorff señaló que “se deben mejorar los controles externos y, para eso, se requiere levantar la reserva de muchos de los documentos administrativos de Carabineros que no pueden ser analizados por otros organismos independientes”.

“Tenemos que revisar cómo mejorar el control externo de estos fondos y establecer un sistema preventivo, es decir, que se anticipa a los riesgos. No se puede reaccionar cuando el fraude ya fue hecho”, recalcó.

Cabe señalar que al conocer estos antecedentes, el general director de Carabineros Bruno Villalobos dio de baja a ocho funcionarios que estarían involucrados en estas irregularidades, entre ellos un teniente.

Bajo este contexto, la Contraloría instruyó una investigación especial para determinar el alcance de las irregularidades, lo que tomó carácter de “prioridad nacional”. A través de un comunicado, el organismo señaló que “se efectuará una auditoría a la situación patrimonial de las jefaturas de las áreas de finanzas, remuneraciones y compras de todas las entidades públicas que tengan flujo financiero”.

Ministro Fernández asegura que las dimensiones del fraude en Carabineros “no han sido cuantificadas completamente”

El jefe de Gabinete sostuvo que “sus dimensiones no han sido cuantificadas completamente, se está en medio de una investigación interna de Carabineros que está siendo llevada a cabo prolijamente y por lo tanto no es posible determinar cuál es el daño causado”.

Fernández, en tanto, blindó el rol del general director y se manifestó confiado en el trabajo que está realizando Carabineros, para esclarecer el hecho que ha dejado a nueve funcionarios dados de baja.

“Lo que sí puedo señalar con mucha claridad es lo siguiente: Carabineros del momento en que tuvo conocimiento de esta situación fue agregando antecedentes a la investigación que tiene a cargo al fiscalía de Punta Arenas, ahí está centrada la investigación sin prejuicio que esté extendida. Y paralelamente está llevando a cabo una investigación exhaustiva interna y una investigación muy a fondo tanto de los procedimientos como la evolución que ha tenido la situación dentro de intendencia de carabineros”.

“Tengo la seguridad y así me lo ha señalado el general Villalobos en estos días, tengo la seguridad de que él está muy encima de la situación y se está llevando a cabo las investigaciones para llegar al fondo de este asunto, que desde luego tendrá consecuencias en términos de sanciones”, precisó

La alerta surgió luego de que una unidad de Carabineros, encargada de analizar el comportamiento financiero de las distintas cuentas de la institución, detectara que un capitán en Punta Arenas recibía constantes depósitos por altas sumas de dinero, lo que no concordaba con el monto de sus remuneraciones. Uno de estos depósitos era cercano a los $ 40 millones.

General Villalobos y fraude en Carabineros: Los que son culpables se van a ir a la cárcel

El general Bruno Villalobos llamó a actuar con seriedad y a esperar resultados, ya que afirmó que “Carabineros es una institución seria” y sostuvo que no se esconderá nada, a propósito del escándalo por el millonario fraude al interior de la institución.

Recordemos que esta red de corrupción se habría extendido por seis años, alcanzando una cifra sustraída de 15 mil millones de pesos. Tras ello, se dio de baja a 10 oficiales involucrados. Conforme a la indagación en curso, el fraude se habría cometido a través de la manipulación de la cuenta bancaria institucional, desde la cual se traspasaron fondos a funcionarios de manera irregular.

La indagatoria fue dada a conocer por el propio general Director de Carabineros, quien aclaró que se refirió a la investigación administrativa y no a la judicial.

En ese contexto, defendió la decisión de hacer pública la investigación y las drásticas sanciones, descartando “haber cometido un error”.

Medidas que fueron respaldadas por el Gobierno el pasado martes, cuando desde La Moneda se destacó que “Carabineros es una institución respetable y su mando, bajo la dirección del general Bruno Villalobos, ha actuado de manera rápida, abierta y ajustada plenamente a derecho”.

En relación a los 15 mil millones de pesos y a si existen más funcionarios involucrados, el general Villalobos insistió en que tanto la investigación interna y la judicial están en desarrollo, por lo que deberían aparecer más personas involucradas.

“Los que son culpables, presenten su renuncia o estén en retiro, se van a ir a la cárcel igual”, sentenció.

Agregó que desconoce la parte judicial, pero de acuerdo a la investigación administrativa, serían 10 los funcionarios con baja voluntaria. Además, la autoridad policial no descartó que hayan civiles involucrados.

Villalobos realizó estas declaraciones durante una visita a Francisco López, un funcionario de la institución que resultó herido durante un asalto a un camión en Lo Prado. Al respecto, afirmó que está en estado de gravedad, en la UTI, y destacó que él representa a la inmensa mayoría de los carabineros.

Oficial removido registraba una inmobiliaria y propiedades en Villarrica

En la investigación que impulsa el Ministerio Público respecto del millonario fraude detectado al interior de Carabineros -que alcanzaría los $ 15 mil millones- están las pesquisas que dicen relación con el patrimonio de los 10 oficiales de la institución que fueron removidos.

Según consta en el Directorio de Información Comercial (Dicom), dos de los oficiales registran información que los vincula a sociedades particulares.

Es el caso del teniente coronel (R) del Escalafón de Intendencia de Carabineros, Héctor Nail Bravo, y el teniente coronel (R) Pedro Valenzuela.

Según revela La Tercera, Nail está registrado en Dicom como socio de una inmobiliaria ubicada en Villarrica, en la IX Región, con fecha de escritura es del 16 de abril de 2014. Ahí aparecen como socios Nail y otra persona, quien figura como subteniente de la institución hasta 1994.

Además, Nail posee cinco vehículos: un automóvil Ford, una moto Suzuki, un Jeep Daihatsu, una moto Vespa y un auto Volkswagen. Como asimismo, posee dos sitios en Villarrica y uno en Colina, además de un estacionamiento en el centro de Santiago, un campo en San Javier y un departamento en el centro de la capital.

En total, su patrimonio fiscal está avaluado en $ 57.030.499.

Por su parte, Valenzuela, quien pertenecía a la plana de Dirección y Finanzas, aparece en Dicom con una sociedad. La firma, a la cual se retiró, se dedica al “aseo en oficinas, aseo industrial y guardias de seguridad”.

Este último servicio no puede prestarse por un carabinero, pues, según señala el reglamento disciplinario de la institución, en su artículo 22 letra k, se considera como calificación falta “mantener o dedicarse a negocios, empresas comerciales o cualquier otra actividad incompatible con la fiscalización que corresponda a Carabineros o que menoscabe la dignidad profesional”.

La Fiscalía entregará este viernes los antecedentes al Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Oficial reveló que se quedaba con el 10% de cada depósito que recibía

El teniente coronel Mauricio Saldaña Vidal, llamado a retiro, era uno de los que prestaba su cuenta corriente para el ilícito. Entre los años 2013 y 2015 recibió unos $300 millones.

El sumario administrativo en Carabineros por el millonario desfalco continúa y a medida que pasan los días, se van conociendo nuevos antecedentes de la investigación.

Este jueves, La Segunda publicó que uno de los involucrados, el teniente coronel (comandante), Mauricio Saldaña Vidal, quien reveló durante la indagatoria que por cada depósito que recibía, se quedaba con el 10%.

De acuerdo al vespertino, el ahora ex oficial dio su declaración el pasado jueves, donde describió la forma en que operaba el grupo. También entregó el nombre de quien lo contactó para formar parte de la red de oficiales y suboficiales que prestaban sus cuentas corrientes para defraudar a la institución.

Saldaña Vidal reveló que en 2010 su esposa se enfermó de cáncer y el mismo mal afectó a su hija. Por ello un oficial de Intendencia de Carabineros le ayudó realizando colectas.

Pero a cambio le solicitó la devolución del favor. Le pidió que le prestara su cuenta corriente para recibir entre 40 y 50 millones de pesos, montos por los que podría acceder al 10% por cada depósito que recibía.

Así, los primeros traspasos de dinero comenzaron en el año 2013, los que salieron de las glosas "bono" y "viáticos". En total, señala el diario, entre ese año y 2015, Saldaña recibió unos $300 millones.

El 90% de esas sumas las entregaba en efectivo en bolsos al oficial que lo ayudó y que se retiró de la institución el año pasado. En palabras del propio general director de Carabineros, Bruno Villalobos, el fraude podría llegar a los 15 mil millones. Tras prestar su declaración, el comandante Saldaña presentó su renuncia a Carabineros, pero no fue aceptada. Finalmente fue expulsado el 6 de marzo.
ClariNet