Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

REVIVIENDO-MUERTOS

Es un verdadero misterio.
O quizás no.

Por Patricio Martínez Torres*

Pero aquellos que manejan la pauta de los medios de comunicación, hoy oficialistas y siempre empresariales, están desempolvando a las ex “figuras” de la extinta “Concertación de Partidos por la Democracia”.

Viudos y viudas de que todo pasado fue mejor, Genaro Arriagada, Soledad Alvear, José Joaquín Brunner, Mariana Aylwin, entre otros y otras, desfilan cómodamente por diferentes medios de comunicación opinando sobre lo humano y lo divino. Y, también, como “voz autorizada” de lo que ocurre en un Chile que no entienden y se resisten que cambió.

La mayoría de ellos y ellas renunciaron a sus partidos porque no les gustó la extinta coalición de la Nueva Mayoría. Nunca pudieron superar que, en Bachelet 2, se incluyera al Partido Comunista. Para qué hablar de algunas transformaciones que intentó hacer la Presidenta Michelle Bachelet Jeria, que iban como avión, hasta que la derechista revista Qué Pasa hizo su pega: develó el caso que se autodenominó como “Caval”.

Hasta ese entonces, la derecha no sabía qué hacer. Estaba más que inmovilizada, pero como ha ocurrido más de una vez, sus medios de comunicación a su servicio: escritos, radiales, televisivos y digitales le pasaron un gran salvavidas.

Hoy esos mismos medios han terminado cooptando a figuras  de la oposición política, ya sean de centros de estudios, parlamentarios (as) y de directivas que ruegan con que se les permita publicar una columna. Solo es cosa de mirar los diarios, porque la lista es extensa, de aquí a Chiloé. Por lo mismo no se entiende su ingenuidad política, porque comunicacionalmente ni hablar.

Difícilmente, entenderán que, a diario, alimentan al monstruo y terminan siendo cómplices pasivos de la falta de pluralismo político y diversidad editorial.

Les importa  muy poco, o quizás viven dentro de la ignorancia misma, que Chile exhibe la mayor concentración mediática de América Latina. Con un intelectualismo ilegible, terminan solo hablándose entre ellos mismos, alimentando su ego y esperando que un  nuevo gobierno los eleve a ser ministro, embajador y hasta agregado de prensa, porque mal que mal, escribieron sus buenas columnas en los medios del duopolio informativo.

Pero cuando algunos pensaban que todo podía ser peor, el diario del empresario Álvaro Saieh,” La Tercera”, fichó en su equipo periodístico al diputado Giorgio Jackson, para hacer “entrevistas”, como si el parlamentario le quedara algo de tiempo en su importante rol de legislador o haya pasado alguna vez por una escuela de periodismo para hacer este oficio. Así, “La Tercera” termina cooptando al sector que le faltaba: el Frente Amplio. Llama la atención que el Colegio de Periodista no se pronuncie por el ejercicio ilegal de la profesión, en este y muchos otros casos.

Que la ex Concertación tenga columnas semanales en esos medios no es para nada gratuito. Es parte de una estrategia política y comunicacional para controlar un poder tibio y sin relato alguno. Una oposición que ha sido incapaz de armarse y mirarse a sí misma.

Como señala uno de los pocos jóvenes que, intrépidamente, decidió inscribirse en un partido político de centroizquierda “no entiendo porque no se jubilan, ya hicieron bien o mal lo que tenían que aportar, pero siguen intentando influir en la política nacional. Es tiempo que le den la posibilidad a las nuevas generaciones, y para la casa”.

Difícil. Aman el poder, sus influencias y su asistencia a cócteles de embajadas donde arreglan matrimonios o planean vacaciones conjuntas en el mar caribe. Y lo más probable es que ni siquiera militen en un núcleo o comunidad alguna, que no conozcan su sede partidaria ni siquiera por fuera, mucho menos pisar una población de un “barrio vulnerable”, pero con un “carepalismo” brutal, se ofrecen para ser candidato presidencial.

*Periodista y Director de Página 19.

ClariNet