VILLEGAS8

Toda la cobertura sobre
las denuncias contra
Fernando Villegas por su
comportamiento lascivo
y obsceno.

El reportaje que destapó el caso: La Lascivia de Fernando Villegas

Miradas impúdicas, comentarios obscenos y malos tratos. Mujeres y colegas que han compartido el recorrido laboral del comentarista y escritor relatan a The Clinic las conductas lascivas que han sido un lugar común en su comportamiento tras las cámaras.

El exdirector ejecutivo de Chilevisión, Jaime de Aguirre, admite que en una ocasión Villegas fue reprendido por su conducta y que se le pidió “respeto” hacia sus compañeras de trabajo, mientras productores y personas que trabajaron en “Las vueltas de la vida” afirman que el maltrato a productoras de ese programa fueron determinantes en que éste se terminara. Más de 30 personas fueron entrevistadas para este reportaje, y la mayoría prefirió responder a condición de anonimato. Fernando Villegas declinó replicar las afirmaciones.

Por eso odiaba al Movimiento Feminista: Más de 30 mujeres denunciaron a Fernando Villegas por acoso sexual y comportamiento obsceno

Un reportaje The Clinic, reveló una serie de acusaciones de compañeras de trabajo del comentarista de televisión y columnista de La Tercera, Fernando Villegas, por maltrato laboral, acoso sexual y comportamiento obsceno. Cabe mencionar, que como buen derechista Villegas siempre se declaró un enemigo acérrimo del Movimiento Feminista. Parte del artículo señala:

La doctora María Luisa Cordero recuerda a The Clinic que fue una de las invitadas a ese programa en marzo de 1995: “Esa noche yo era la única invitada. Cuando nos llamaron para entrar al set, yo me retrasé unos diez segundos, él se quedó conmigo sin que me diera cuenta. Cuando me doy vuelta, me encontré con este caballero que es muy alto y me dice textual: ¡Qué buenas tetas tienes, Cordero!”. Relata que cuando ella lo increpó, él minimizó su gesto, diciéndole: “¡Pero qué te pasa mujer!”. La siquiatra revela que tardó veinte años en relatar el episodio en un programa de televisión (Mentiras Verdaderas), porque, por aquellos años, “una persona que pasó por eso perdía mucho más de lo que ganaba al hacerlo público”.

Para la comentarista televisiva, lo más revelador vendría semanas después de haber narrado su experiencia en televisión, cuando parte del equipo de maquillaje de La Red se le acercó y agradeció haber “denunciado” a Villegas: “Me dijeron que le tenían asco y rabia, porque las manoseaba y les decía cosas. Recuerdo una señora de muy bajo perfil, que se me acercó después del capítulo en que lo conté y me dijo: ‘Gracias doctora por denunciar a ese degenerado. Supiera las cosas que nos hace a nosotras’”.

Piri Riveros, maquilladora, luego de maquillar a Paulsen preguntó si faltaba alguien más, ya que restaban pocos minutos para que empezara el programa. Faltaba uno. En eso, siento una mirada muy inquisidora. Como había un ventanal de cristal detrás de nosotros, podía ver quién entraba y salía al área de maquillaje, peluquería y vestuario. Miro por el reflejo y me doy cuenta de que viene un caballero muy alto, que ya me está mirando el trasero sin disimulo. Era Fernando Villegas. No me saludó, pero mirándome de pies a cabeza, me dijo: ‘¿Dónde está la otra del turno? ¿Esa, la tetona?’ Le respondí que el turno me tocaba a mí y que por favor se sentara para maquillarlo, porque me tenía muy incómoda por la forma en que me miraba el trasero. ‘Uy, me saliste chúcara’, respondió-.

Hasta ese momento, no conocía a Villegas ni había tratado con él. Esos primeros segundos, sin embargo, bastaron para que se sintiera “hastiada hasta por su forma de hablar, y por su mirada tan libidinosa que llegaba a incomodar, sin siquiera decir una palabra”. -Quería terminar muy rápido de maquillarlo. Me dijo que parecía geisha por mis ojos rasgados, y preguntó si acaso yo sabía a lo que se dedicaban las geishas. Al final terminé y al pararse me quedó mirando, y me dijo: ‘Mmm, tenís buen culo, ah’, y se fue. En la semana pensaba que venía el turno del domingo y era terrible, porque tenía que estar sola con Fernando Villegas. En los restantes programas siempre lo escuché referirse a mujeres por el poto o las tetas. Fue horrible. Era como un hombre obsesionado con eso-, apunta Piri.

Un caso emblemático de los problemas que provocó en los equipos de trabajo la conducta de Villegas, fue el programa “Las Vueltas de la Vida”, de Chilevisión. Un ex directivo del programa, a condición de anonimato, reveló que “fueron denuncias de maltrato laboral en su contra, por parte de dos productoras, las que determinaron que la estación dejara de hacer el programa”. El directivo no recordaba que las denuncias incluyeran acusaciones de acoso sexual, pero una de las productoras afectadas reveló, a condición de anonimato, que en ese programa Villegas tuvo todas las conductas que cualquier protocolo de abuso hoy prohibiría.

LEA TODA LE EXTENSA COBERTURA SOBRE EL CASO EN:

http://www.theclinic.cl/2018/07/31/toda-la-cobertura-sobre-las-denuncias-contra-fernando-villegas-por-su-comportamiento-lascivo-y-obsceno/