JARDIN-ETICA

Se sumó una segunda
desaparecida a la campaña
electoral en marcha.

Por Juan del Garrote

Primero se hizo humo la escandalosa abstención registrada en las municipales, que pone en duda si algunos de los elegidos tienen un atisbo de respaldo para encabezar un gobierno local y además la ética mínima indispensable en la política.

No solo se trata de una serie e aventureros, que andan por allí proclamando como muñecos de ventrículos, que “la situación esta fluída” y, por lo tanto, “cualquiera gana”, sino que otros en su desesperación porque las preferencias ciudadanas se decantan hacia el centro y la izquierda – según lo indican las propias encuestas chafas que financian los momios --, no se miden y acuden a la necrofilia, lo que no es aterrador sino simplemente despreciable. En ambos casos, la prensa mercenaria no desmenuza en detalle lo sucedido, solo lo enuncia, lo que es un  truco barato para mentir y engañar.

El mentiroso del Piraña que jura que no es candidato pero anda en campaña proselitista, visitó la comuna de Cañete, olvidando que en cuatro años hizo poco o nada por la gente común y corriente de La Araucania, para prometer una nueva guerra contra la etnia mapuche, aunque disfrazando sus amenazas como si fueran ofertones de bienestar para todos. Desesperado porque sus sondeos lo dan de perdedor, por mucho que sus empleados intenten, inflar y maquillar las cifras a su favor, el empresario ladrón, perdió del todo la compostura.

Fue a Cañete a visitar a la familia de un guardia que murió durante el incendio provocado de una descuidada casa patronal. Fue con el alcalde, Jorge Radonich. Lo que ambos evitaron   reconocer es que este siniestro es extraño, algo "no tradicional", como calificó el intendente del Biobío, Rodrigo Díaz, a lo sucedido en el fundo Santa Clarisa. En todo caso el gobierno regional ya presentó una querella, a raíz de la muerte del cuidador José Retamal. Se quemaron la deshabitada casa patronal (el fundo esta a punto de pasar a nuevos propietarios) y una vivienda aledaña. "Estamos esperando conocer más antecedentes para determinar los contenidos del hecho, porque hay características distintas a las que hemos podido observar en otras situaciones sim ilares", dijo Díaz.

El funcionario regional indicó que "no hay reivindicaciones de algún tipo, ni nada parecido, aquí los hechos son distintos. Por lo tanto, estamos tratando de precisar las razones del atentado, que tiene características que no habíamos visto antes, que lo diferencian de los tradicionales. Particularmente, dejaron un  panfleto que estaba escrito a mano y no impreso" como ocurre siempre, añadió.

Díaz agregó que el panfleto es anónimo y solo alude vagamente a la compra de tierras, "pero estos terrenos están en proceso de venta muy avanzado. El escrito es incoherente con la realidad y llama la atención". El papel encontrado por Carabineros dice: "Si no fue a la buena será por las malas, entreguen nuestras tierras, nos pertenecen, nos cansamos de esperar luchando por lo nuestro".

Para algunos investigadores puede tratarse de una venganza, el problema es determinar en contra de quien, lo que facilitaría encontrar a los autores. Sin importarle un comino la realidad, el Piraña fue a encontrarse con los Retamal. Solo llevó condolencias y vagas promesas. La demagógica mini gira electoral del Piraña, recuerda la tragedia provocada por un grupo anarquista el 21 de mayo del año pasado en Valparaíso.

Allí perdió la vida Eduardo Lara, guardia municipal de 70 años, quien se encontraba en el segundo piso de un edificio edilicio incendiados por un grupo de extremistas demenciales y que fue asfixiado por el humo debido a que el inmueble fue blanco de una bomba molotov.

El entonces alcalde, el udiota  Jorge Castro (UDI), prometió a la familia el oro y al moro, pero no movió un dedo, indicando a las claras que es lo que hará el Piraña con la situación de Cañete. No hay que olvidar que es un avaro que usa trajes de segunda mano, que a simple vista le quedan grandes. Algo que también se oculta.

Vaya país en el que vivimos.

ClariNet