Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

JARDIN-PUBLICIDAD

El público adicto a la TV por cable,
esa que se paga mes a mes en
las cuentas de las telefónicas, se
habituó además al abuso de ver
películas y series, incluso las que
cuestan más caro, entre
decenas de anuncios.
Por Juan del Garrote

Sin que el Consejo Nacional de Televisión ni el desdentado Sernac, parezcan advertirlo, se trata de propaganda absolutamente engañosa, mentirosa sin rubor e incluso peligrosa, pues promueve  supuestas medicinas sin ningún respaldo sanitario serio.

Se podrá argumentar que se trata de reiterados y cansadores materiales publicitarios, contratados en otros países y que por lo tanto nuestras leyes no tienen nada que ver. ¡Un momento!, eso no corre porque muchos son avisos sobre servicios que se adquieren por internet entonces vale rábano donde se emita el ofertón y donde se le contrate, en esos casos las fronteras no aplican.

Otras veces son productos que se entregan en varios países y que expresamente incitan a que se los adquiera, facilitando números telefónicos para concretar el negocio y que finalicen con un clásico: No espere más, nuestras operadoras telefónicas lo están esperando.

Mucha veces hay donde comprar pero a nadie a quien reclamarle por una falla, es decir, se trata de una estafa descarnada.

Por estos días, cada diez o 15 minutos en canales pagos como TNT, Cine Canal, Paramount, HBO y tantos otros, aparece un flaco pelado al rape, sobrado y burlesco, que se cree supervivo. Por un lado ofrece una supuesta escuela de idiomas, Inglés Abierto, que en su versión es milagroso. Si uno ve el promocional, cuando el calvete no se está alabando a sí mismo, está prometiendo que en su colegio cibernético, se consiguen maridos, amigos, fortuna y felicidad.

Textualmente propone cambiarle la vida a la gente, previa entrega de una suma que jamás se da a conocer por anticipado, algo de por sí sospechoso.

Además, la reiteración de los mensajes lleva a la pregunta: ¿Por qué si es algo tan maravilloso, hay que machacar tanto sobre lo mismo? Huele desde lejos a perro muerto, gato encerrado o iguana necesitada de ir al baño, si se prefiere.

El pelado, que jamás ha mencionado su nombre, es vivo: Ahora sacó una universidad, tal como suena, aunque virtual. No hay sede, cuadro de materias, cuerpo docente, ni siquiera aparece el nombre de algún modesto portero en algún lugar del mundo. Todo está entre las nubes del ciberespacio. El sin pelo, es el único que da la cara aunque sin dato personal alguno, por esta supuesta casa de enseñanza superior, Lex1. Por supuesto, promete en un año unos títulos sobre temas informáticos, aparentemente ingenierías, pero evitando cuidadosamente entrar en detalles. Hasta se filman unos certificados super rascas, una simple hojita de papel copia con un listón azul.

Ni de lejos se insinúa alguna autoridad educativa que garantice nada ni una ciudad donde podría funcionar esta cosa que se contrata solo mediante un ordenador que acceda a internet.

¿No sería hora que alguien se preocupara por este evidente engaño?

Realmente es impresentable que nos hagamos los tontos por más tiempo.

ClariNet