Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

JARDIN-TVCABLE

Parece un entretenimiento más,
el Después de la Oficina, según
los genios de las grandes cadenas
de la televisión estadounidense,
que sus sucursales en el mundo
sometido, repiten después que
pasan de moda en la vacilante
potencia del norte.

Por Juan del Garrote

En estos momentos la llevan series como Game of Thrones (Juego de Tronos) y The Walking Dead (Los Muertos Andantes), supuestas “series dramáticas más exitosas de los últimos tiempos”. Cada “una de estas tiene una amplia legión de fanáticos y las incidencias que suceden en ambas producciones son motivo de gran discusión en internet, redes sociales y medios de comunicación”, repite satisfecha nuestra gran prensa mercenaria.

Incluso como un televidente más, el creador de la serie de cadáveres vivientes, Robert Kirkman, opinó sobre la forma como avanza la otra saga, sin que el autor original de la obra, George R.R. Martin, haya terminado Canción de Hielo y Fuego, que es el libro que continúa con estos terroríficos libriacos (Las Crónicas de Shannara).

El demonio, los exorcismos y los demás cuentos sobre diablitos, están en los canales por cable las 24 horas. El último en aparecer por estos lados, es Damian, nada menos que el Anticristo.

¿Se trata de un simple negocio? No, hay todo un andamiaje ideológico detrás de esto y el mensaje subliminal es claro: Los poderes del mal están desatados, no hagas caso de la ciencia ni la política, en la práctica, para salvarte, debes obedecer y quedarte en casa, encerrado.

Incluso se trata de popularizar la idea de que la historia humana no tiene nada que ver con los descubrimientos de los historiadores, antropólogos y otros investigadores serios de nuestro pasado. Todo se presenta como la permanente lucha entre el bien y el mal, magia negra de por medio, nada que ver con la realidad de esta contienda entre unos pocos que lo tienen todo y la mayoría propietaria de carencias surtidas. Para estos lavadores de mentes no existió el hombre de las cavernas, solo los buenos y los malos de corazón, ningún interés económico de por medio.

Según estos escamoteadores de la verdad, en el principio de los tiempos nuestro planeta estaba poblado por criaturas mágicas. Unos, los elfos, usaban sus poderes para el bien, mientras que los que canalizaban su poder con fines destructivos eran demonios. Cuando la legión infernal atacó a los elfos con el fin de aniquilarles, estos últimos erradicaron el mal encarcelando a los demonios en un árbol mágico conocido como Ellcrys. Mientras al Ellcrys no le ocurriera nada, no había qué temer. Miles de años después, la especie humana, la ciencia y la tecnología dominaban el planeta y los elfos, ya ocultos, eran solo simples recuerdos o cuentos de hadas. A mediados del siglo XXI, los conflictos bélicos que se multiplicaron por todo el planeta desembocaron en una guerra química y nuclear que acabó con nuestro mundo. Miles de años después de la destrucción de nuestra civilización, el planeta quedó dividido en las Cuatro Tierras, habitadas por seres de todo tipo: Elfos, enanos, trolls, gnomos, humanos.

El último descendiente de la familia Shannara es el heredero de un poder mágico que una vez los hizo poderosos. Las fuerzas oscuras que habían permanecido confinadas durante siglos empiezan a liberarse: cada vez que cae una hoja del Ellcrys, el árbol mágico que se muere lentamente, un demonio escapa. Nuestros héroes son la única esperanza de detener el avance del mal.

Antes de esta idiotez, la cadena CBS impuso las historias sobre el CSI, el departamento de la policía científica de las Vegas, dirigido por el veterano Gil Grisson (el actor William Petersen) que resolvía asesinatos, robos, suicidios y violentos crímenes que ocurren en la urbe del juego y el vicio. Según los expertos, este fue el punto de inflexión, para vender la idea, las pruebas hablan solas y estas contienen toda la verdad. Todos somos culpables a menos que entreguemos muestras de ADN. Nada puede ser implantado, o falseado y manipulado, además usted ya no es inocente, es culpable y lo es más aún si se niega a que le extraigan ADN, el cual por supuesto, pasará a formar parte de una base de datos y el espionaje masivo que se ve hoy.

The Closer, es la nueva moda, emitida por la cadena TNT. Brenda Leigh, es una detective entrenada por la CIA especializada en interrogatorios. Brenda domina a la perfección una técnica especial que consigue los mejores resultados interrogando a sospechosos, consistente en acercarse extremadamente al individuo para intimidarle y hacerle confesar. Las técnicas de Horatio Caine, otro CSI, pero en fémina. De paso, le venden la imagen de que la CIA es buena y jamás ha roto un plato ni mucho menos cometido asesinatos y atentados en cualquier país.

Ahora nos caen los cadáveres ambulantes, súcubos e íncubos, decididos partidarios del neoliberalismo, mientras se da vuelo a la necesidad de renovar la Guerra Fría contra Rusia y China y extirpar los regímenes realmente democratizadores de América Latina.

ClariNet