Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

JARDIN-SALMONERAS

En la guerra mediática de los
grandes monopolios contra la
mayoría de los chilenos (de cuya
explotación, en todos los sentidos,
viven y prosperan como glotones
vampiros del dinero ajeno),
se ha escalado peligrosamente.

Por Juan  del Garrote

Las mentiras y verdades a medias propaladas por los medios mercenarios ahora están siendo acompañadas por la exageración demencial de conflictos que son reales, pero a los que se dramatiza hasta el infinito, intentando ocultar las raíces concretas de los problemas.

Este es la base de la actual situación en Chiloé y la lucha de los pescadores artesanales con bloqueos de caminos, acción a la que se intentó dar la connotación de una guerra civil.

¿Cuál es la verdad? Esconder que la crisis de la marea roja tiene su origen  por un lado en el cambio climático (al que se usa de tapadera) y el otro, al irresponsable manejo sanitario de las salmoneras impuesto deliberadamente para bajar costos y en el caso de los obreros y obreras del océano, porque nuestras aguas tienen nueve dueños que acaparan el 90% del producto de las faenas y lo hacen en forma depredadora y sin ningún atisbo de manejo sustentable.

Fruto de la Ley de Pesca del coimero Pablo Longueira y pregonada por otro inmoral, el desaforado senador Jaime Orpis, hasta hace meses, referentes udiotas. Todo en base a la excusa del cambio climático, que existe y lo agrava todo.    

    

Curiosamente frente al conflicto concreto, se arma una alharaca total.

Manifestantes escasos y desconocidos pintarrajean de día el ministerio de Hacienda, frente a La Moneda y Carabineros ni se entera. En el Bío Bío surgen supuestas manifestaciones de apoyo, extrañamente en lugares donde hace un par de años hubo manifestaciones de protesta contra Michelle Bachelet por el maremoto del 2010, que luego se comprobó que las protagonizaron matones al servicio de la UDI. Una de sus diputadas se fue a meter a una olla común en Chamiza y casi la sacan a patadas, lo que indica que la gene ya no pica tan fácil el anzuelo.

Teniendo como altavoces a la cadena de emisoras Bio Bio y a El Mercucho, quienes están tras la catástrofe, se desgañitan hablando de imaginarias luchas fratricidas. Primero se revela que el gobierno enviará “un importante contingente de Fuerzas Especiales, de aproximadamente 200 funcionarios de Carabineros, ante las diversas manifestaciones y la toma de puntos estratégicos en la Isla Grande chilota.

Luego cuando el ministerio del Interior tira para la cola, se informa de soslayo que no pasa demasiado. Pero, antes se entrevistó a una señora que se mandó la siguiente parrafada:

“En Quemchi no bajan los brazos. Según indicó Julia Chiguay, integrante del sindicato de pescadores, ellos no se conformarán con lo propuesto por las autoridades (cien lucas mensuales por familia en ese momento), por lo que continuarán manifestándose en el sector. ‘Nos vamos a mantener acá hasta que haya una solución y si tenemos que morir, vamos a morir acá’, indicó”.

Al final solo murió en la rueda, porque hablando con el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes y sin necesidad de que apareciera ni un solo paco, se levantó provisoriamente el bloqueo de caminos, aunque luego se volvió al mismo. 

La señora Chiguay dijo otras cosas como que “nos sorprendió bastante (el envío de policía represiva), porque éramos una comuna que no esperábamos esto. Al menos nada pasó anoche, todo estuvo tranquilo”. Después en una sospechosa contradicción, agregó a sus entrevistadores que la protesta es “una huelga pacífica, exigiendo solo nuestros derechos”, nada de muertes.

Lo único cierto fue su lamento sobre esta marea roja: “Están muriendo hasta los pájaros y perros que comen mariscos”. Luego se entrevistó a Teresa Calfunao, dirigente del grupo Mujeres Orilleras de Ancud, esposa de un pescador y que se mantuvo repartiendo alimentos en las diferentes barricadas.

Veamos el siguiente y exagerado párrafo: “En conversación con Expreso Bío Bío, Teresa Calfunao indicó que desde que se formó este fenómeno, si no es por una persona que se intoxicó, podría haber muerto alguien. ‘Empezamos a pensar que esto no era marea roja porque los niveles de toxina que tenían los mariscos eran demasiados altos, ya no se podía comer nada de lo que venía del mar como el cochayuyo y el luche, que es lo que más recolectamos’, dijo. Añadió que no se había visto este fenómeno en la isla, menos en el Océano Pacífico. ‘La diferencia es tremenda porque ahora son todos los productos del mar, los animales del mar, los pájaros, todo lo que se alimenta del mar está muriéndose’, señaló. Y agregó que ha ayudado a las mujeres esposas de pescadores a hacer comida para sus cónyuges que están movilizados en puntos estratégicos para que el gobierno los escuche al igual que la presidenta. ‘No nos deje como el basurero de Chile, nosotros en Chiloé somos chilenos y ella como mujer más que nada, que vea la situación’, precisó”.

Siguiendo con su relato, resultó que ella al menos no era tan desvalida: “Por lo menos yo tengo papas y color para ponerle a mi olla, pero hay gente que ya no está teniendo ni siquiera para poder comer. Hay gente con casas sin luz, no tienen papas, no hay nada, esa es la realidad. Casi el 90% de quienes levantan este pueblo son los pescadores, si los pescadores no trabajan no hay plata para ninguno, esto es una cadena”, señaló.

Tener papas en Chiloé no solo es para comerlas cocidas o asadas y con mucho ají (la color), con estas se hace milcao, el pan de este tubérculo. Claro, falta el pescado pero ¿quién es  culpable de lo que ocurre? Ahí está la madre del cordero.

Lo dio a entender doña Teresa: Esto no parece marea roja. Todo apunta a que es culpa de las salmoneras que son propiedad de ricachones que se hacen los lesos, tienen bajo perfil y muchos negocios. Como buena mafia aplica la Ley del Silencio frente a sus actos. Están por ejemplo, las familias Fischer y Puchi, beneficiados con una pesca milagrosa que se le niega a los artesanos del sector.

Son gente de Aysén, que se han expandido a todo el país y al exterior. En sociedad, controlan Aquachile, una de las salmoneras más grandes del mundo. También son dueños de Aguas Claras, Salmosan, Robinson Crusoe (Salmones Maullín), Rain Forest Aquaculture, Sudmaris, Geomar, Alitec. Ambas familias, por separado, también tienen negocios ganaderos en las regiones de Los Lagos y Aysén. A través de Holding Inmobiliario, los Fischer operan casinos en sociedad con los Martínez, estacionamientos subterráneos, el Cementerio Parque Quillota, Sociedad El Chin en España, Hotel Colina y Hostería Coyhaique.

También está un grupo cuyos negocios partieron en 1973 cuando el patriarca, Eberhard Kossmann, fundó Astilleros Navales (Asenav), el que hasta el día de hoy se emplaza en el río Calle Calle de Valdivia. Poseen las Empresas Patagonia, cuyo gerente general es el hijo Hans Kossmann, que integran Patagonia Smolt (productora de crías de salmón  y prestación de servicios de asistencia técnica), con un acuerdo  con la empresa islandesa Stofnfi skur (controlada por HB Grande); Patagonia Weellboat (transporte de peces vivos) y Patagonia Salmon Farming (productora de filete de salmón). También participan en el negocio turístico hotelero, a cargo de su hija Christine, con las Termas de Puyuhuapi y con Patagonia Connection. Están en el negocio aéreo con Patagonia Airlines, que ofrece vuelos charter y los destinos –partiendo desde Puerto Montt– a Quellón, Melinka y Chaitén.

Como se ve, a gente como esta no le importa la marea roja o la rosada. Ellos tienen algo más que papas y color para echarse al buche, hasta monopolios periodísticos que les ayudan a quedarse en la sombra, guerra mediática de por medio.

ClariNet