Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

CRISIS-CUT8

El candidato Edward Gallardo aseguró
que el proceso de los comicios fue
"una derrota para los miles de
trabajadores afiliados a la central".
Dirigentes acusan que el padrón
electoral está "secuestrado" y
anunciaron que impugnarán las
votaciones que dieron como ganador
al socialista Arturo Martínez.

En medio de la crisis que afecta a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), dirigentes llamaron a refundar la multisindical tras el "bochorno" de las cuestionadas elecciones que erigieron como ganador al socialista Arturo Martínez, por sobre la lista de la actual presidenta, la comunista Bárbara Figueroa.

El candidato a la presidencia de la lista D, Edward Gallardo, aseguró que "más que un bochorno y un fraude, que lo es, es una derrota para los miles de trabajadores afiliados a la central", por lo que -emplazó- "vamos a impugnar las elecciones, pero nuestra postura es que se convoque a un congreso refundacional de la CUT, a partir de este fraude, bajo la modalidad del voto universal".

"Si no es así, entendemos que cualquier llamado a nuevas elecciones como la que hace hoy desesperadamente el Partido Comunista porque acaba de perder es un canto de sirena, es un maquillaje más, como la reforma laboral", agregó.

Esto pues Bárbara Figueroa propuso realizar nuevas elecciones en 30 días tras conocer los resultados de los polémicos comicios -que tardaron ocho días en ser entregados- que dieron cuenta de la derrota de su lista.

Andrés Giordano, de la lista A, manifestó que "la candidatura de Arturo Martínez, Bárbara Figueroa, son las que más irregularidades han protagonizado, entonces solicitamos la suspensión de las elecciones. Esto no fue escuchado en su momento".

"Dos días atrás, la propia lista de Bárbara Figueroa emitió un comunicado señalando que quienes queríamos impugnar este proceso estábamos atentando contra la unidad del movimiento sindical. Que hoy en día derrotada esté señalando nos parece una media muy oportunista", cuestionó. 

En la misma línea, el candidato por la lista C, el militante DC Nolberto Díaz, acusó que "tenemos colegio y un padrón electoral secuestrado. Estas elecciones carecen de toda legitimidad, se tienen que repetir y hacerlas con padrones electorales que sean vistos por organismos externos y no por los mismos que son candidatos ni que compiten (...) Esta elección ha sido una chacra, un desorden".

"No puede ser que el padrón lo termine haciendo el propio Arturo Martínez a gusto y paciencia del colegio electoral. Además creemos que los tribunales electorales deben auditar esta elección, porque no puede ser que haya una organización que esté capturada", manifestó el también vicepresidente de la multisindical.

La lista de Díaz anunció que acudirá la próxima semana a los tribunales electorales para impugnar la elección, organismos que decidirán si acogen el reclamo o validan los resultados de la votación.

¿Qué diría don Clotario?

Creo que no es necesario decir que el modelo social en Chile está en crisis, que está haciendo aguas, que la participación es baja por la desconfianza en las instituciones, y que no debemos permitir que la gangrena del engaño y el fraude se apodere y destruya el movimiento sindical.

Por Luis Mundaca, Secretario General Federación Sindicatos Heiniken CCU.

Es un deber ético denunciar este atentado a la democracia sindical, que pretende ganar cargos de consejeros a la CUT, para tener su control, a través de algunas organizaciones “fantasmas”, es decir, en estado jurídico en receso, que votan y llevan candidatos siendo inexistentes, y algunos “electores” que votan por cientos de trabajadores que no están. Estos dirigentes creen que todo se compra o se vende, pues pagan por más cuotas y así inflan los padrones de sus organizaciones, probablemente ellos también estén a la venta.

Algunas Listas de candidatos recibieron un padrón electoral tarde, desordenado y sin lógica de correlación, a pesar de esto, previamente se habían conseguido el estatus de muchas organizaciones que aparecían afiliadas y al hacer la comparación salió a la luz lo que muchos ya han denunciado.

Creo que fue una ofensa a la democracia sindical la elección del 25 de agosto, el jueves negro del sindicalismo chileno, que aún no termina. A casi una semana desde el comienzo de la votación, hemos visto retrasos, caos, suspensiones, mala entrega de la información, esto no da para más, en casi siete ciudades no se pudieron llevar a cabo la elección ese jueves, y prácticamente en ninguna región se llevo un proceso claro, incluso hubo dirigentes de base real sin poder votar.

Al ver todo esto, lo justo y lógico es que  el Colegio Electoral Nacional de la CUT renuncie,  por su gran incapacidad a llevar la elección y no dar garantías democráticas de ninguna especie.

Habrá que hacer un fuerte llamado a la cordura política sindical, a todos los actores sindicales a declarar nulas las elecciones y/o constituir una directiva de transición, comprometiendo el realizar las modificaciones estatutarias para una elección transparente y trabajar para que en breve refundemos la Central y podamos transitar a elecciones universales para fortalecer la democracia sindical en un futuro no muy lejano, los trabajadores y trabajadoras de Chile se merecen una CUT de verdad.

Ante todo esto: ¿qué diría don Clotario? ¿Qué haría Luis Emilio?

Guerra civil en la CUT: Colegio Electoral da por vencedor a Martínez y Figueroa pide repetir votaciones en 30 días

La actual presidenta de la multisindical explica que luego de evaluar el proceso de votación en curso, “con las mencionadas dificultades y errores, no permite que el resultado que finalmente arroje posibilite la constitución legítima del Consejo Directivo Nacional, e impediría la elección de sus autoridades, en un marco de transparencia y unidad que valide de forma clara a la nueva conducción de la CUT”.

Una verdadera guerra civil se vive al interior de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), luego que el Colegio Electoral Nacional (CEN) proclamara al actual secretario general de la entidad, Arturo Martínez (PS) como ganador de las elecciones, imponiéndose a la actual timonel de la multisindical Bárbara Figueroa (PC), quien anunció que pedirá repetir las votaciones en 30 días.

El CEN entregó el balance de los comicios, arrojando que Martínez consiguió 19 de los 45 consejeros nacionales, con más de 286 mil votos, mientras que la actual presidenta de la CUT obtuvo 16 electos y casi 253 mil preferencias.

Además, la lista y sublista encabezada por Nolberto Díaz logró 8 consejeros y unos 66 mil votos, siguiéndole las listas A y B que eligieron a un dirigente cada una.

Martínez, quien presidió la multisindical entre 2000 y 2012, tras conocer los resultados se declaró como vencedor, lo cual fue rebatido por Figueroa, quien acusó problemas en el padrón electoral.

En ese sentido, el histórico dirigente sindical expresó que “aquí hay que saber perder y ganar. Cuando yo perdí el 2012, fui antes de que se dieran los cómputos a saludar a la presidenta electa y a proclamarla. Ahora pasaron cuatro días y nadie se ha acercado, están buscando subterfugios para decir que la elección no ha sido correcta”.

Al respecto agregó que "si hay alguna irregularidad no es culpa del colegio (electoral). ¿Saben de quién es? Es de aquellos que vinieron a pagar a sindicatos inflamados (sic), que creían que con plata se podía ganar la CUT. A pesar de la intervención directa de todos los partidos políticos de la Nueva Mayoría en la elección de la CUT, esta lista ganó. Cuando los partidos han intervenido en la CUT, en la historia del movimiento sindical, han dividido al movimiento sindical".

Además de poner en duda la tarea del CEN, la lista de Figueroa señaló que luego de evaluar el proceso de votación en curso, “con las mencionadas dificultades y errores, no permite que el resultado que finalmente arroje posibilite la constitución legítima del Consejo Directivo Nacional, e impediría la elección de sus autoridades, en un marco de transparencia y unidad que valide de forma clara a la nueva conducción de la CUT”.

De esta forma, la actual timonel de la CUT abordó la serie de denuncias que marcaron los comicios, los cuales partieron el 25 de agosto, y que se retrasaron por irregularidades denunciadas de forma cruzada por varias listas en competencia.

“Por ello proponemos realizar un nuevo proceso de votación, en un plazo de 30 días, que superando las problemáticas vigentes, y que concluya con un resultado incuestionable del proceso de elección”, explicó Figueroa.

Ante la idea, Martínez le respondió a la actual presidenta que tal propuesta “no tiene sentido”, puesto que las votaciones “fueron legítimas”.

"Se nota que Bárbara no conoce el estatuto de la CUT ni el reglamento, porque la única autoridad es el colegio electoral y ese colegio podría hacerlo, pero tendría que pedirle a un congreso el acuerdo. Por tanto, es imposible repetir una elección. No le veo sentido, aquí hay votos emitidos, si bien hubo demora en los cómputos. Nadie quedó sin votar, es una elección legítima", expresó.

En tanto, el postulante de la lista C y actual vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz (DC), planteó la idea de impugnar los resultados de las elecciones.

Listas disidentes solicitarán ante tribunales de justicia anular elecciones

Este miércoles se terminó el proceso para escoger a los dirigentes nacionales de la central, y las listas disidentes: “A recuperar la CUT” y “Alternativa Obrera”, denunciaron ocultamiento del padrón, abultamiento de cantidad de socios y exclusión de organizaciones disidentes.

Ambas listas ya habían presentado la petición de suspender el proceso de elección antes de que se ejecutara, pero hoy con las votaciones ya consumadas, denuncian que el padrón electoral se manipuló, y que es un “fraude que beneficia principalmente a las listas de Bárbara Figueroa y Arturo Martínez”, señalaron en el comunicado que realizaron en conjunto.

En la declaración pública señalan haber contrastado los datos del padrón electoral entregados por el Colegio Electoral Nacional con información oficial emanada de la Dirección del Trabajo.  Además, agregaron que han hecho reclamaciones contra la elección por los conductos regulares, pero que no han sido escuchados y que por ello recurren a hacer pública su denuncia.

“Ocultamiento del padrón y entrega fuera de plazo”, es el primer punto que se lee en el documento. Se explica ahí que con estos hechos se vulneró la “imparcialidad del proceso y la obligación estatutaria de ‘dar garantías de información a las listas interesadas’”.

Se denuncia además, que organizaciones, dirigentes y candidatos de las listas de la disidencia se excluyeron u omitieron del proceso. “Diversas organizaciones no fueron consignadas en el padrón electoral, pese a haberse inscrito en tiempo y forma [indicados]”.

Pero lo más grave que aparece en el comunicado es sobre el abultamiento de cantidad de socios y del voto ponderado:

“En línea con lo prescrito [en el Reglamento de Elecciones], en los últimos días cruzamos la información del padrón electoral y el registro de organizaciones sindicales de la Dirección del Trabajo (SIRELA) y, si bien estos últimos son ‘referenciales’, son tan grandes las discrepancias que se observan entre ambos archivos –casi 150.000 socios de diferencia en centenares de organizaciones del sector privado- que es evidente la existencia de un fraude”.

Las listas tomaron la decisión de recurrir a los tribunales de justicia para “solicitar la anulación total de la elección, que el Directorio Nacional que será nombrado por el CEN carece de toda legitimidad para representar a los trabajadores del país”, según se lee en la declaración.

La CUT quebrada o cuando el fin justifica los medios

Exlíder sindical habla del "cartel del fraude" por elecciones truchas

La institución que debería representar a los sindicatos y a los trabajadores, se aprecia sumida en una crisis de falta de representatividad.

Sin duda alguna que se trata una de las elecciones más controvertidas en la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en los últimos años. Con acusaciones cruzadas, y en donde se está impugnando que los resultados no son verdaderos.


Se debe decir que las elecciones comenzaron el 25 de agosto pasado y, producto de las irregularidades que se vieron durante el proceso, una semana después se supo recién los resultados.


El ganador es...


Según el Colegio Electoral Nacional del gremio, Arturo Martínez logró 19 de los 45 consejeros nacionales con 253 votos. En tanto, la lista de Nolberto Díaz obtuvo 8 representantes.


Hasta este momento todo bien, pero la situación se complejizó después de comenzar los comentarios de irregularidades.


Martinez indicó que "aquí hay que saber perder y ganar. Han pasado cuatro días de que gané y nadie se ha acercado a saludar, además, están buscando subterfugios para decir que la elección no ha sido correcta", aseguró.


Bárbara Figueroa cuestionó la labor del Colegio afirmando que "el proceso de votación en curso, con las mencionadas dificultades y errores, no permite que el resultado que finalmente arroje posibilite la constitución legítima del Consejo Directivo Nacional", dijo.


Sindicatos y trabajadores


Las disputas al interior de la CUT pone de manifiesto que el deseo de control y de poder ya ha permeado la gran mayoría de los sectores, y que la política es central a las determinaciones, incluso pasando por alto al mundo sindical y de los trabajadores.


Es paradigmático el hecho de la baja participación y del cada vez menor número de sindicalizados en directa relación con la CUT. Se podría considerar que el descontento ciudadano para con sus autoridades ha sido compartido por los trabajadores.


¿Cómo se pudo haber llegado a esta instancia? La insatisfacción llego al mundo sindical.


Miradas de un problema mayor


Cristian Cuevas fue presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre y exmilitante del los partidos Socialista y Comunista, además de secretario de negociación colectiva, conflictos y solidaridad de la Central Unitaria de Trabajadores.


En conversación con Cambio21 entregó su mirada de la situación que se vive en la CUT y de la relación con trabajadores y sindicatos.


"Desde la última década he podido apreciar este malestar social que cruza nuestra sociedad, donde también he podido ver cómo esta crisis en la representación de las élites políticas ha permeado a uno de los sectores que debería verse directamente involucrado en problemas de índole mayor, como son los sindicatos, y en un amplio espectro, lo que es la CUT", comenta Cuevas.


"Debería ser la Central la que avance liderando a los amplios movimientos sociales en el marco de este descontento ciudadano, lo que vemos a nivel estudiantil y de otras movilizaciones. Es en este lugar donde la CUT debería desenvolverse para contar con la legitimidad de los trabajadores", expresa.


"Fue una realidad que pude apreciar desde cerca cuando en 2008 ingresé como dirigente sindical a la CUT, y cuando en 2012 los representé en una batalla sindical. Me quedó clara la existencia de un cartel del fraude, que se aprecia corrompida a raíz de una alianza que tiene Guillermo Salinas con el propio Arturo Martínez. Se trata de una relación directa de este cartel que lleva cerca de 20 años funcionando y de su andamiaje con los poderes fácticos y con los gobiernos de turno. Finalmente queda un rapto del movimiento sindical por parte de sistema neoliberal", concluye Cuevas.


Una persona entendida en la materia es María Ester Feres. Exdirectora del Trabajo, conocedora del mundo sindical y de la CUT, actualmente académica de la Universidad Central, conversó con Cambio21 sobre el problema de la elección y de los trabajadores.


"La situación en la CUT es bastante lamentable, porque se presenta un espectáculo dramático a los sindicatos y a los trabajadores, por parte de esta histórica institución. Estoy segura que don Clotario Blest (emblemático dirigente sindical ya fallecido) debe estar revolviéndose en su tumba", asegura.


"Estas prácticas no son nada nuevo en una elección. Fui asesora de la CUT durante años, y he podido ver cómo esta institución colaboró con una Ley del Trabajo que no tiene nada que ver con los deseos de los trabajadores. Uno esperaría que dado el momento de descomposición política, empresarial y de los negocios, la CUT se esforzara por remediar errores del pasado y para ser un ejemplo de transparencia y de prácticas democráticas. Han dado un ejemplo lamentable", asegura.


"Se da muchos que los trabajadores no se sindicalizan por no creer en sus dirigentes, y por tener una desconfianza enorme del sistema. La CUT tiene un doble desafío, deben construir una sociedad más justa e igualitaria, y vemos que tienen un discurso y una realidad en lo cotidiano. Se pudo ver un quiebre al interior de la institución cuando se discutía la Ley Laboral. Es lamentable ver cómo se inflan candidatos y otro tipo de prácticas", indica.


"Da la impresión de que el fin justifica los medios, y da la casualidad que en los últimos años Arturo Martínez es uno de los líderes que ha dominado por más años la institución, se impide la renovación dirigencial taponeando el ingreso de otras generaciones con otras visiones y con otros compromisos", concluye Feres.

ClariNet