Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

APURANDO-EL-TRANCO8

Dos días después de anunciar
que “En Chile el sistema de
reparto no regresará más”, la
Presidenta Bachelet anunció el
retorno…del sistema de reparto.

Por Manuel Riesco

Lamentablemente, lo quiere de vuelta en una forma que debe ser y será rechazada tajantemente por la ciudadanía. Su diseño demora diez años en mejorar significativamente las actuales pensiones y muchos no van a vivir para verlo. Adicionalmente, en lugar de financiarlo poniendo coto a la escandalosa expropiación de las cotizaciones que mes a mes realizan las AFP, las que dejan intactas, carga el costo de la mejoría de pensiones a las PYME. Estas empresas son responsables de casi todo el empleo y no están invitadas al Reino de Jauja donde los grandes se refocilan con el dinero de las cotizaciones expropiadas.

Con todo, el gobierno ha dado un giro favorable, que el Ministro de Hacienda Rodrigo Valdés ha resumido diciendo “la situación política ha cambiado, hay que apurar el tranco”.

Hay que perseverar en esa senda, que es la que permite encauzar constructivamente la inmensa energía que está fluyendo de la gigantesca erupción popular en curso. Para mejorar las pensiones ahora hay que terminar ahora con las AFP, que son las causantes del problema.

La Presidenta ha propuesto destinar un cinco por ciento de los salarios a un fondo solidario destinado principalmente a mejorar las pensiones actuales. Eso permite efectivamente duplicar las pensiones actuales, puesto que cada uno por ciento de los salarios representa una recaudación de 40 mil millones de pesos al mes, lo que representa un quinto del gasto mensual en pensiones, que hoy alcanza a 200 mil millones por mes, puesto que las reciben un millón de personas con un promedio de 200 mil pesos mensuales.

Lamentablemente, la Presidenta ha dicho que va a demorar una década en lograr ese aumento, el que se requiere imperiosamente hoy día. Resulta indignante además que se pretenda financiar dicho beneficio con incremento de las cotizaciones, el que no es necesario y recaería principalmente sobre las PYMEs, afectaría el empleo y las remuneraciones.

Se sigue ese camino solo porque no se atreven a poner coto a la expropiación de las cotizaciones que mes a mes hacen las AFP, las que junto a las compañías de seguros relacionadas se embolsan cerca de la mitad de las mismas y canalizan el grueso del saldo a los grandes grupos económicos en forma de préstamos y capital accionario.

A las PYME no les llega un peso, mientras la mitad del fondo invertido en Chile se encuentra en manos de los mayores doce grupos económicos que operan en el país. Este flujo neto que solo crece, mes tras mes y así será siempre si no se pone fin a este saqueo.

Ese dinero no lo van a devolver jamás, puesto que cada mes financian las pensiones con el dinero recaudado ese mismo mes por cotizaciones y subsidios del Estado y se apropian del saldo. Las cifras de mayo pasado hay que recordarlas una y otra vez, recaudaron 500 mil millones de pesos en cotizaciones obligatorias y pagaron pensiones por 200 mil millones, pero recibieron además subsidios monetarios directos por otros ciento cincuenta mil millones de pesos, quedando un excedente de 450 mil millones, casi igual a las cotizaciones. Éste engrosa el que ya se han apropiado y cuyo acumulado desde 1982 equivale a más de dos tercios del fondo de pensiones. Así ha venido ocurriendo desde la creación del sistema y pretenden que siga hasta el fin de los tiempos. Esa es la causa de las bajas pensiones y la solución es terminar con ese abuso.

La ciudadanía sabe que es así y su indignación ya se ha desbordado, modificando la situación política y forzando al gobierno a apurar el tranco en sus reformas, como ha dicho el Sr. Ministro de Hacienda. Ahora va a rechazar la dilación de una solución que está en la mano y más aún que lo pretendan financiar con un sacrificio adicional de las PYME, los trabajadores y el Estado, mientras se sigue tolerando la expropiación de las cotizaciones por parte de los grandes grupos financieros.

ClariNet