MUJER-ENCADENADA

“En julio van a bajar la pensión a
los jubilados porque la gente vive
más años, pero se olvidan de que
hay mucha gente que se está
muriendo antes de recibir pensiones
por las condiciones de salud y la
desprotección que existe en el país”.

“El otro día murieron dos viejitos en la calle, murieron de frío. ¿Quién salió a marchar por ellos? Nadie”, fue parte de lo que profirió ayer el cura obrero Mariano Puga cuando dirigió una misa en la Iglesia de la Gratitud Nacional.

Las palabras del sacerdote, además de ser una explícita crítica social al individualismo, dan cuenta de la desmejorada situación que viven los ancianos en Chile, cuando no en situación de calle, con jubilaciones miserables.

En ese sentido es que durante la jornada una mujer de 82 años llegó a protestar hasta el frontis de una AFP, encadenándose, cita El Desconcierto.

Según se lee en la publicación el motivo de la queja de la mujer, identificada como Imilsa Contreras, es la baja del 2% que se aplicarás a las jubilaciones a partir del 1 de julio.

Imilsa tiene una pensión de 150 lucas y en un mes comenzará a recibir 147 mil pesos.

“En julio van a bajar la pensión a los jubilados porque la gente vive más años, pero se olvidan de que hay mucha gente que se está muriendo antes de recibir pensiones por las condiciones de salud y la desprotección que existe en el país” dijo Contreras a El Desconcierto en las puertas de Habitat.

Imilsa Contreras es además vicepresidenta de la Asociación de Pensionados de Concepción, razón por la que opinó que la única solución es “volver a como fue siempre, que la gente pueda recibir mejores jubilaciones, porque actualmente las pensiones son un negocio para los que están arriba; porque si este sistema no se echa abajo, todos van a ser afectados, toda la gente joven que va a jubilar en el futuro también va a ser afectada”.

Tras su acto de manifestación, Contreras se retiró pacíficamente del lugar, así como quienes la acompañaban.

ClariNet