CHAPLIN8

Se picó: Ministerio de
Interior anuncia querella
contra abogado Rodrigo
Román tras intervención
en caso Luchsinger.

"Creo que es una pachotada del abogado antes de tomar el avión y volver a Santiago", respondió el abogado de la Defensoría Popular ante el anuncio realizado por el jefe de la división jurídica del Ministerio del Interior, Luis Correa.

Se enojó. Ayer, en plena jornada del juicio oral por el caso Luchsinger Mackay, Luis Correa, jefe de la Divisón Jurídica del Ministerio del Interior, pidió que Rodrigo Román, defensor del imputado Sabino Catrilaf, controlara sus palabras pues los estaba ofendiendo.

¿Qué fue lo que ofendió a Correa? El conocido abogado de la Defensoría Popular apuntó a que el caso Luchsinger Mackay era un “juicio político”. “Casi me caigo de espaldas cuando escucho en la primera audiencia al fiscal Leiva decir con todo orgullo que existen cinco líneas investigativas abiertas. Significa que muy probablemente sean otros los autores del hecho. La verdad que resulta increíble. Esto es un mar de contradicciones y de dichos y desdichos”, aseguró Román en el juicio.

Por ejemplo, el abogado apuntó contra el actuar de Carabineros la misma noche del ataque a la Granja Lumahue, que terminó con la vida de Wener Luchsinger y Vivian Mackay.

Esa noche, tres unidades de la policía uniformada estaba resguardando fundos cercanos y ninguna vio las supuestas tres camionetas en las que habría llegado la caravana de 30 personas que, según la Fiscalía, atacó el predio y de la que los 11 imputados eran parte.

Otra irregularidad es la llamada que realizó Vivian Mackay a Carabineros. “No sabía ni para dónde estaba el norte ni para dónde estaba el sur, y mandó a los policías a cualquier parte. ¿Pudieron haberse evitado las circunstancias de muerte? Por supuesto que sí”, apuntó Román.

El abogado también criticó duramente al gobierno de Chile, lo que terminó de colmar la paciencia del equipo jurídico del Ministerio del Interior. El defensor recordó que ni en el caso de Matías Catrileo, comunero mapuche asesinado por la espalda por un carabinero, ni en el de Brandon Hernández Huentecol, que recibió más de 100 perdigones de acero de un carabinero mientras estaba en el suelo boca abajo, el gobierno se ha querellado. Tampoco lo han hecho en la causa Huracán -donde se investiga la manipulación de evidencias de parte de Carabineros para inculpar a comuneros mapuche-. En cambio, ante quemas de camiones, presentan querella por Ley Antiterrorista.

Esto último colmó la paciencia de Correa, quien pidió en el juicio que Román hable solo del juicio actual. Por eso, a la salida de la audiencia, el jefe de la División Jurídica del Ministerio del Interior anunció una querella contra Rodrigo Román. “Son afirmaciones completamente inaceptables y tienen que ver con ajustarse al derecho penal de lo que se está debatiendo”.

Román, en cambio, respondió tranquilo: “Me da mucha risa el anuncio de una querella, creo que es una pachotada del abogado antes de tomar el avión y volver a Santiago”.

Vale recordar que ante el cambio de gobierno, quien asumirá la representación del Ministerio del Interior en el caso Luchsinger Mackay es el abogado Luis Hermosilla, histórico socio del nuevo ministro Andrés Chadwick Piñera.

Abogado de Francisca Linconao:

“Carabineros cometió una ilegalidad en

el allanamiento de la casa de la machi”

Renato González, cabeza de la Defensoría Penal Mapuche y abogado de la machi, desmenuza el rol que tuvieron funcionarios de Inteligencia de Carabineros en el caso Luchsinger Mackay. "No me cabe ninguna duda que la única sentencia posible es la absolución", asegura.

Este lunes se reinició el juicio oral por el caso Luchsinger Mackay, en el que se acusa a 11 comuneros mapuche de incendio de carácter terrorista que terminó con la vida del matrimonio alemán en enero de 2013.

El juicio pasado absolvió a los comuneros y el fallo de los jueces fue particularmente crítico con la calidad de las pruebas presentadas. Ahora, las mismas evidencias estarán bajo el ojo de los magistrados Rocío Pinilla, Ximena Saldivia y Germán Varas, que deberán analizar uno a uno los testigos y las pericias que presentaron los querellantes, la Fiscalía, el Ministerio del Interior y la familia Luchsinger.

En medio de los cuestionamientos de la Operación Huracán, que hoy tiene enfrentados a funcionarios de Inteligencia con la propia Fiscalía de La Araucanía, El Desconcierto identificó que una de las pruebas en el caso Luchsinger tiene directa relación con el Departamento de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar). Se trata del allanamiento en la casa de la machi Francisca Linconao, evidencia que fue duramente cuestionada en el juicio anterior.

Te puede interesar: Las esquirlas de la Operación Huracán: El cuestionado rol que tuvo la Dipolcar en el caso Luchsinger Mackay

Para el defensor regional de La Araucanía y abogado de la machi, Renato González, el actuar de Carabineros en dicha diligencia es derechamente ilegal.

– ¿Qué valor le dan al allanamiento en la casa de la machi -donde estuvo involucrada la Dipolcar- y al testimonio del oficial de Inteligencia que deberá presentar las pruebas?


– Este oficial declaró en el juicio anterior, pero no sabemos si lo volverá a hacer. No es seguro. Pero sí es cierto lo que usted dice, que funcionarios de dicha unidad de Inteligencia participaron en el allanamiento de la casa de la machi. Esa es una realidad. En ese contexto, lo que nosotros cuestionamos es que, por lo menos, Carabineros cometió una ilegalidad en el allanamiento. En las construcciones que existen en el domicilio de la machi, que son cuatro, en la única donde no dejaron entrar a las ocupantes es en donde la policía llama la bodega, que en realidad es la ruca. En ese lugar aparecen las cosas que se incautaron. En el fondo uno dice, ¿por qué razón no dejaron entrar a Juana Linconao a ese lugar? Nosotros presentamos un video que demuestra eso y hacemos el cuestionamiento.

– ¿Qué es lo que se ve en el video?


– El video muestra a un carabinero de civil con una mochila ingresando, se ve que cierra la puerta y que otro carabinero también vestido de civil, que se pone en la puerta y no deja entrar a la señora Juana. Y se escucha, con otra voz de hombre, que no la dejen entrar. Y no la dejan.

– ¿Qué es lo que se escucha exactamente? ¿Es la orden de un superior?


– No podemos determinar de quién es la voz. La frase es “que no entre, que no entre, que no entre”. Esa situación, absolutamente ilegal, el tribunal la recogió. En el primer juicio, el tribunal señaló que no puede decir que es un montaje porque sería irresponsable, ya que no se puede determinar, pero los jueces sí avalaron la infracción al artículo 212 del Código Procesal Penal. Esa situación, de por sí, es muy delicada. ¿Por qué funcionarios de carabineros no cumplen la ley? Y también está acreditado que a la casa de la machi solo fueron Carabineros, entonces el Ministerio Público no puede decir que las pruebas las realizó la PDI, porque en esto, no tiene nada que ver.

– ¿Saben qué funcionarios de civil ingresan a la casa?


– Los nombres no los tenemos, esperamos que cuando los Carabineros se sienten a declarar en el juicio nos digan los nombres. La vez anterior fue uno y no recordaba nada, esperamos que ahora recuerden algo y nos digan por qué razón funcionarios de civil entran a la ruca con mochila cerrando la puerta e impidiendo, como dice la ley, que las personas vean el allanamiento. Son demasiadas las interrogantes que esperamos conocer. Pero no me cabe ninguna duda que la única sentencia posible es la absolución.

Te puede interesar: “El carabinero llegó y me apuntó con la metralleta”: El relato de Juana Linconao del cuestionado allanamiento en casa de la machi

– ¿Cómo afecta todo lo que se ha conocido con la Operación Huracán al desarrollo de este juicio?


– Más que a este juicio, lo que se afectó fue la credibilidad de todo el sistema. Pero aquí no podemos perder de vista, y en general se olvida de decirlo, que a la machi le piden toda la vida privada de libertad. Eso es lo que está en juego acá. De una persona, que ha alegado su inocencia desde el primer día y que las pruebas son realmente inexistentes. Se dice que se reunieron en su casa, pero no hay nada que lo pruebe.

– Este juicio, tal como el anterior, volverá a ponerse el foco sobre la declaración del delator compensado, José Peralino Huinca…


– Algo que no logro entender hasta el día de hoy es que nadie reconozca que don José Peralino se retractó de todo el 30 de marzo de 2016 en el Juzgado de Garantía, cuando fue detenido. De esa declaración sí hay audio, de las otras dos ante la PDI no existe registro alguno. Y todo el mundo hace como si no existiera esa declaración, algo que de verdad no logro entender, porque se trata de una realidad del porte de un buque. Todo lo que ocurrió es horrible, todo estamos de acuerdo en eso. Pero esas personas, y en particular la machi Francisca, no tienen nada que ver. Todas las pruebas y evidencias son contradicciones con la primera y segunda declaración de Peralino. Esas dos, sin abogado defensor y sin registro, no dicen lo mismo. Y menos con la tercera, cuando se retracta de las dos anteriores. Las otras pruebas no se condicen con lo que dijo Peralino que pasó y no vinculan a la machi, entonces lo único que se habla en todas partes son generalidades. Obviamente todos tienen derecho a opinar, pero revisando la carpeta investigativa, no hay manera de que se pueda llegar a condenar a una persona como a la machi. Las pruebas llevan a su inocencia.

El Desconcierto