RENUNCIA-FISCALES8

Investigadores presentaron
su dimisión indeclinable a su
fiscal regional Manuel Guerra
y al fiscal nacional Jorge Abbott.

La etapa de reflexión en que entraron los fiscales de Alta Complejidad Oriente Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, tras manifestarse en desacuerdo con la salida alternativa que se le ofreció al desaforado senador UDI Iván Moreira en el caso Penta, terminó esta mañana.

Los investigadores presentaron al fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, su renuncia indeclinable al Ministerio Público.

A través de una carta manifiestan que es insostenible mantenerse al interior de la institución tras un acuerdo arribado a sus espaldas en que se beneficia al parlamentario quien tras ser desaforado no enfrentará juicio porque se le permitió el pago de $35 millones para se le sobresea en el plazo de un año.

Gajardo y Norambuena llevan más de una década al interior del Ministerio Público y fueron quienes en julio de 2014 descubrieron la arista de pagos a políticos que luego se llamó caso Penta y que abrió una amplia investigación a políticos por financiamiento irregular.

También fueron parte del equipo que investigó el caso SQM, derivado del caso Penta, en que se estableció una relación de dependencia económica de políticos no sólo de oposición, sino también de personeros de la Nueva Mayoría.

Fuentes conocedoras de la situación aseguran que se hizo insostenible para ambos fiscales su permanencia en el Ministerio Público pues la decisión con Moreira terminaría por beneficiar a una serie de políticos indagados evitando sanciones, y dejando un manto de impunidad en uno de los casos que remeció la política.

La renuncia se presentó ante el fiscal regional Manuel Guerra superior de Gajardo y Norambuena y quien además está hoy de fiscal nacional (s). En estricto rigor la renuncia es ante Jorge Abbott, quien hoy asistió a la cuenta pública de la Fiscalía Regional de Aysén.

"Hemos sido bastante claros en las cosas que hemos hechos y en las cosas que hemos tratado de hacer y de lo que no hemos podido hacer, y a partir de las cosas que han sucedido nos parece que la decisión que deberíamos tomar es esta", dijo escuetamente Gajardo, agregando que sus renuncian son una "señal bastante clara" y que se deben "a raíz de las decisiones que se han tomado de las causas que comenzaron a investigar el equipo de la fiscalía de Alta Complejidad, me refiero a las causas Penta, SQM Y Corpesca a partir del 2014".

Por su parte, Norambuena declaró que sus renuncias son en respuesta ante "un cúmulo de decisiones que se han adoptado que nosotros no compartimos".

"Tenemos un criterio común que es necesario perseguir este tipo de conductas buscando un reproche, una sanción penal y en eso siempre hemos tenido el respaldo a las tesis que hemos formulado ante los tribunales de justicia, quienes siempre han acogido las tesis del Ministerio Público sobre la existencia de delitos, sobre presunciones fundadas de participación; sin embargo, hoy día observamos un cambio en la Fiscalía que no concordamos ni estamos de acuerdo", recalcó.

La carta de renuncia de Gajardo y Norambuena:

“Nos transformamos en fiscales incómodos

y se nos marginó de las causas”

En una sentida misiva, a la que accedió La Tercera en exclusiva, los fiscales del caso Penta hacen ver al fiscal nacional Jorge Abbott que se quedaron sin poder de decisión en las causas que ellos mismos descubrieron.

Tras enumerar una serie de obstáculos que como fiscales a cargo de las causas Penta y SQM tuvieron durante los años de tramitación de los casos de financiamiento ilegal de la política ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) y otras entidades, los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena sostienen -en un la carta de renuncia a la que accedió La Tercera– que “lamentablemente, a pesar de estos logros, las mayores derrotas las tuvimos al interior de la propia Fiscalía de Chile ante sus más altas autoridades, quienes no acogieron nuestra tesis”.

Esta es parte de la carta renuncia presentada hoy por los persecutores ante el fiscal nacional Jorge Abbott quien debe acoger la dimisión de los emblemáticos investigadores. “Se ha impuesto pírricamente la postura de no intentar obtener una sanción penal proporcional a la gravedad de los hechos para personas respecto de las cuales existe fundamento serio para presentar acusación en su contra”.

Gajardo y Norambuena apuntan que, “así, nos transformamos en fiscales incómodos a quienes se les marginó progresivamente de las causas que llevábamos. Carecemos de poder decisorio en el devenir de las causas” y que “hemos manifestado en reuniones por escrito cada uno de nuestros desacuerdos y no hemos sido escuchados”.

Hacen referencia a la suspensión condicional de la persona jurídica de SQM que se concretará el próximo viernes y a la misma salida ofrecida en su causa al senador Iván Moreira esta semana. “En los últimos días se han acordado suspensiones condicionales del procedimiento en los casos SQM y Penta por hechos de los más graves que ha conocido nuestra institución, acuerdos que no compartimos y que significan la inexistencia de reproche penal para dichas conductas”.

Gajardo y Norambuena le dicen al fiscal nacional, “erróneamente la Fiscalía ha renunciado a ejecutar los actos procesales para intentar obtener una condena penal que eviten impunidad para hechos que causan un daño a la democracia.

Creemos que con ello se dañará seriamente la confianza de los ciudadanos en el Ministerio Público, perjudicando a los miles de funcionarios y fiscales adjuntos de la Fiscalía de Chile que cada día realizan, no siempre en óptimas condiciones; sus mejores esfuerzos para cumplir el rol institucional en la persecución de los delitos y la protección de las víctimas”.

Finalizan la carta dirigida a Abbott expresando que “la Fiscalía ha tomado un camino que marca un divorcio con nuestras más profundas convicciones profesionales y éticas. Ante dicho divorcio no tenemos otra opción que reconocer esta derrota interna y presentar, con dolor, nuestra renuncia a la institución”.

Asociación de Fiscales lamenta salidas

de Carlos Gajardo y Pablo Norambuena

Trinidad Steinert, presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales, aseguró que la salida alternativa de Moreira se ajusta a la norma. Por ello, llamó a los parlamentarios a legislar para "darle el peso a estos delitos" tributarios,

Trinidad Steinert, presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales, se refirió a las renuncias de los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena por desaveniencias respecto a la suspensión condicional del senador Iván Moreira en el denominado Caso Penta.

“Como gremio lo lamentamos mucho. Son dos grandes profesionales. Lo lamentamos profundamente porque son fiscales apreciados”, dijo al canal CNN.

Eso sí, aclaró que la suspensión condicional es una decisión legal y ajustada a las normas. “Como fiscales del Ministerio Público, en los casos graves donde participan personeros ligados a la política nos gustaría que se llegue a un juicio oral. (Pero) la suspensión es una salida legal, nos guste o no”.

“Acá se dan los requisitos para la salida alternativa por un delito tributario que tiene una pena baja”, agregó. Y en este sentido, hizo un llamado a los parlamentarios para subir las penas asociadas a delitos tributarios, como es el caso de Moreira.

“En términos generales, decimos que (la suspensión) procede. Los legisladores tienen que darle el peso a estos delitos”, cerró.

Abbott tras renuncia de Gajardo y Norambuena:

“El Ministerio Público es más que dos fiscales”

El fiscal nacional dijo que no tiene ningún antecedente que le permitiera prever otras renuncias y que aceptará la salida de los persecutores.

El fiscal nacional Jorge Abbott se refirió a la renuncia de los persecutores Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, quienes rechazaron la salida alternativa que se le ofreció al desaforado senador UDI Iván Moreira en el marco del caso Penta.

La dimisión fue presentada este viernes ante el fiscal regional Manuel Guerra.

“Ellos manifiestaron no encontrarse cómodos dentro de la institución con la resoluciones que están tomando las autoridades que tienen a su cargo el ejercicio de la acción penal. Si no se encuentran cómodos, dentro de una institución jerarquizada, me parece legítimo que presenten su renuncia”, dijo Abbott al ser consultado por este tema.

El fiscal nacional, quien se encontraba participando en la cuenta pública de la Fiscalía Regional de Aysén, enfatizó que “el Ministerio Público es más que dos fiscales, por más importantes que sean (…) En consecuencia creemos que esto no debería alterar el funcionamiento de la institución”.

Abbott explicó que la decisión que del fiscal Guerra frente al caso de Moreira fue “tomar un juicio de realidad frente a lo que puede significar en el futuro el resultado de esa causa”.

En este sentido, agregó que el desafuero se ganó por el “mínimo” de votos. “De haber seguido adelante habríamos tenido una absolución o una aplicaron de pena mínima”, sostuvo el persecutor.

Abbott dijo que no tiene ningún antecedente que le permitiera prever otra renuncia y explicó que aceptará la salida de los fiscales. “Si están incómodos dentro del Ministerio Público y no comparten el principio fundamental que es que ésta es una institución jerarquizada, y que el responsable y quien tiene la titularidad de la acción penal es el fiscal regional”.

ClariNet