LISSETTE8

Ocho personas están siendo
formalizadas por apremios
ilegítimos contra la niña de 11
años. Dos cuidadoras son
sindicadas como responsables
directas del deceso.

En dependencias del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, en el Centro de Justicia, se está realizando la formalización de ocho personas presuntamente vinculadas con la muerte de Lissette Villa, la niña de 11 años cuyo deceso en el centro Cread Galvarino de Estación Central, en abril del año pasado, dio origen al denominado "caso Sename".

La audiencia se efectúa con un alto grado de reserva: debido al tenor de lo sucedido los medios de comunicación no pueden hacer registro de audio o video ni difundir los nombres de los imputados.

La presentación de cargos, por parte del Ministerio Público, es encabezada por el fiscal Marcos Emilfork, quien relató paso a paso los episodios de maltrato que sufrió la menor y que culminaron con su muerte.

El persecutor señaló que la primera vez que la niña padeció un hecho de violencia la envolvieron en una frazada por varios minutos para inmovilizarla. Tiempo después, el 12 de diciembre del año 2015, la empujaron, la sujetaron, le dieron golpes y le provocaron lesiones en la nariz que tardaron 10 días en sanar.

 

El día del deceso

El fatídico 11 de abril de 2016 dos cuidadoras, al margen de todo protocolo, la inmovilizaron, la sujetaron de las extremidades, se subieron a sus espaldas y la llevaron arrastrando a su pieza.

Ese día, a las 20:00 horas, se produjo su muerte, luego de que las dos cuidadoras, en castigo por una supuesta desobediencia, la redujeron, la pusieron boca abajo en el suelo, le sujetaron las piernas y una de las imputadas, pesando 90 kilos, se sentó encima, sujetándole los brazos por varios minutos.

Según el relato de Emilfork, Lissette primero intentó zafarse; luego, en desesperación, les prometió a sus cuidadoras que se iba a portar bien. Más tarde les pidió permiso para ir al baño, pero las cuidadoras no accedieron, más aun, se rieron de ella.

"Certeza criminalística"

El relato del fiscal coincide con el informe del Servicio Médico Legal que en diciembre publicó La Tercera, donde se señalaba la causa de muerte como "asfixia por sofocación producto de compresión mecánica externa".

Esta mañana en el Centro de Justicia el comisario Guillermo Ceballos, de la Fuerza de Tarea de la PDI, dijo ante los periodistas que existe "certeza criminalística de que, dentro de la muerte de Lissette, hubo participación directa de dos personas".

"Hemos realizado una cantidad importante de peritajes en todo nivel. La relevancia y la validez jurídica de cada una de ellas será ventilada en los tribunales. Existe un número importante de (piezas de) evidencia que permiten establecer la criminodinámica de los hechos y la responsabilidad que sobre la muerte de Lissette tienen las personas imputadas", afirmó el detective.

 

Exclusión del Sename y medidas cautelares

La Fiscalía ya solicitó, como medidas cautelares, la prisión preventiva de las dos cuidadoras, de una auxiliar de párvulos y de la ex directora del Cread Galvarino. Además, solicitó arraigo nacional y firma mensual para otros cuatro imputados.

La audiencia es encabezada por la jueza Marcia Figueroa, quien accedió a la petición de la familia de Lissette de excluir al Servicio Nacional de Menores como parte querellante en el proceso.

La decisión no dejó conforme al abogado del Sename, Carlos Alvear: "Somos respetuosos de las decisiones del tribunal, pero quiero dejar claro que el Servicio Nacional de Menores fue el primero en presentar una querella criminal, días después de ocurrido el deceso de Lissette".

"Las diligencias que se solicitaron en su oportunidad fueron importantes para ir avanzando en la investigación. Vamos a estudiar las acciones a seguir", acotó el jurista. 

La audiencia sigue adelante y se prevé que podría durar varios días debido a la cantidad de imputados y de antecedentes que constan en la carpeta investigativa.

ClariNet