PEPE-COLIJUNTOS

El insecto casi deja escapar
una sonrisa pero la reprime.
Parece cómico, dice, pero
es trágico, agrega. Jóvenes
colijuntos en política, son
generalmente pura hipocresía.

Luego el grillo agita sus antenitas y exclama: "La hipocresía es la razón de ser de la UDI, la base del arte del engaño y la colusión en contra de los que menos tienen, lo que finalmente desemboca en el arreglín con los partidos contrarios.

Es el Frente Amplio coqueteando con la derecha, el Frente Ancho ofreciéndole votos al Piraña si es buenito y el Frente Gordo sirviendo de parachoques a los peores grandes patronos".

Es lo que pasa con el caso de Javiera Parada, alguien que arrastra un drama familiar que merece respeto y explica algunas pifias, aunque no las ampara.

Pepe está convencido que ella cometió un delito, que comenzó como una estupidez (manejar un auto con demasiado alcohol en el cuerpo) que afortunadamente solo terminó en un cuartel policial tras un choque y no en una tragedia en un hospital.

En eso, dice, ella tiene que comprender que hizo muy mal y buscar modo de reparar el error haciendo algo por la comunidad. Es un mujer inteligente, señala, y perfectamente puede asignarse una tarea incluso cultural para darle una manito a niños y jóvenes que lo necesitan, sin ir más lejos. Pero el espectáculo montado por Revolución Democrática (RD) en torno a su torpe y riesgoso tropezón, es otra cosa.

Se trata de un ejercicio de colijuntez de la peor especie. Primero le quitan una candidatura a diputado, que dista mucho de ser una sandía calada, en castigo por pasarse de copas, afirma el insecto y luego, una vez que comprueban que metieron la pata, la declaran benemérita de su grupo. Todo, se indigna el grillo, huele a cálculo barato, como los ataques contra el fallecido Fidel Castro, su anticomunismo reaccionario y el desaliño personal de algunos de los suyos, que parecen necesitados de un baño urgente, que vestir en forma sencilla no es sinónimo de alergia al jabón.

RD destaca por simple conveniencia, la "gran trayectoria política" de Javiera Parada, tanto como actriz y como ex agregada cultural en Estados Unidos.

Claro, constata Pepe, ni se acordaron de la eventual candidatura a la Cámara de Diputados, debe haber otros interesados a una hipotética aventura electoral en el distrito que comprende a las comunas de Colina, Lampa, Pudahuel, Quilicura, Til Til, Cerrillos, Estación Central y Maipú.

La intérprete dramática, en todo caso, acepta que seguirá con estos niños porque cree, no sin razón, que es necesario crear una alternativa a la Nueva Mayoría. El problema reside en el lado para el que se va a chutear, a la derecha o para la izquierda y ojalá sus buenas intenciones no tengan un desenlace no deseado, opina Pepe.

Asimismo, el bichito condena el derroche de colijuntez de RD, que alega oficialmente: "Quisiéramos señalar que Javiera ha sido y es una militante de gran trayectoria política y es hoy un importante referente de RD" y después, con zalamería barata, "reconoce el rol que ha cumplido en Revolución Democrática y en el Frente Amplio". Para luego rematar con un oportunismo y unas ganas de emborrachar la perdiz de la peor clase: "Nuestro partido está trabajando en el ordenamiento de los procedimientos pertinentes y esperamos que esta decisión no merme su convicción respecto a las luchas futuras del partido y del Frente Amplio".

Hediondo, dice Pepe con repugnancia y se echa a volar.

ClariNet