PEPE-CORMA

El insecto ha vuelto a tocar el
violín. Ensaya algunos arpegios
y luego dice: “Realmente la
tragedia forestal ha dejado al
descubierto la frescura
de los empresarios.

Y hasta el Joaco Lavín fue a la zona afectada para anunciar que su Gestapo municipal de Las Condes atrapará “a los pirómanos del mundo entero”.

Los sinvergüenzas de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), cuya frescura debería ser usada para enfrentar el cambio climático, señala el grillo, se declararon “consternados” frente a los siniestros en los bosques y dijeron que ellos no tienen nada que ver con sus plantaciones de especies foráneas que han destruido al bosque nativo y abierto así la puerta grande a las llamas.

Los patudos cormientos, piden al país "actuar unidos para enfrentar esta crisis, dejando de lado discusiones estériles sobre procedimientos, equipos para combatir incendios, tipo de bosque y otros, y enfocarnos todos juntos, sector público y privado y ciudadanía en poner todos nuestros empeños, recursos y energías en acabar con estos incendios". En otras palabras, a no llegar al fondo de la tragedia, donde su culpabilidad es evidente.

Luego, dice el bicho, se agarran de las dudas y alegan que durante los últimos días, "Corma ha recibido numerosas denuncias de sus asociados y especialmente de pequeños propietarios forestales y pymes madereras, muchos de los cuales no son socios de nuestro gremio, sobre intencionalidad y acción delictiva en el origen de estos incendios".

Por ello, solicitó con "urgencia" que "las autoridades policiales y judiciales responsables de investigar estas denuncias, agoten todas las instancias y en la forma más rápida posible, aclaren las circunstancias que han originado estos siniestros".

Pepe indica que agregan: "Si se llega a comprobar que estas denuncias son efectivas, no es posible entender el propósito tras estos fines, porque no existe justificación alguna para una acción tan desquiciada", como si no supieran que entre los incendiarios hay bomberos locos que creen que así ayudan a la causa mapuche y otros neonazis, que andan tratando de echarle pelos a la leche en un año electoral.

Frente a esta última posibilidad se lavan las tiznadas manos, “le pedimos a la ciudadanía no dejarse confundir por rumores infundados e incluso malintencionados que buscan desviar la atención de lo primordial y clave que es determinar las causas de estos incendios" e insistieron en evitar aquella información que tiene como propósito "desprestigiar y satanizar a una legítima actividad productiva del país, que aporta crecimiento, empleo y numerosos beneficios ambientales, debidamente validados y que está presente desde hace un siglo en Chile y que además, es una de las principales perjudicadas por esta ola de incendios". 

       

Por suerte que hay otras empresas que intentan ponerse en la buena con los chilenos, opina Pepe y se refiere a la empresa CMPC, que anunció un plan que permitirá reforestar con vegetación nativa algunas de las zonas devastadas y otras en que no existían plantaciones. Informa el grillo que se trata de contactarse con organizaciones ciudadanas para detectar en conjunto los lugares donde sea más urgente la recuperación del suelo. El objetivo es comenzar a plantar las especies al inicio de la temporada de lluvias, en los meses de mayo y junio.

Para esto, ya se inició la preparación de medio millón de especies autóctonas en los viveros de la compañía. Actualmente, cuentan con 250.000 especies en condiciones de ser plantadas y se iniciaron los trabajos para preparar otras tantas, que podrían plantarse a partir del segundo trimestre del año.

Curiosamente, apunta el insecto, son nativas y no los dañinos pinos y eucaliptus.

¿Por qué será?

ClariNet