PEPE-CARCELES

El insecto está preocupado y
mucho. Las cárceles chilenas
van camino de convertirse en
universidades del crimen, lo
que es un tema de la
mayor relevancia.

Uno de los países latinoamericanos con una mayor y más cruel delincuencia, El Salvador, donde sus bandas salvajes –llamadas maras—se apoderaron primero de los penales, dice el grillo, y en estos tuvieron la base para salir a las calles y poder acorralar a la policía y poner de rodillas a la sociedad civil, en un fenómeno que se ha extendido incluso a otros países.

Pepe dice que en nuestro sistema correccional hay una serie de elementos que apuntan hacia la posibilidad de atravesar por algo similar, lo que debe ser detenido a tiempo. En nuestras mazmorras hay entre 45.000 y 50.000 internos, la mitad simples ladrones.

Para el bichito hay dos elementos claves que nos arrastran hacia el precipicio: La corrupción en Gendarmería y el abuso y hacinamiento en los recintos carcelarios.

Pepe está muy molesto por la serie de intereses pequeños que impiden encontrar soluciones a este drama, pues, insiste, sin exagerar, que se puede decir que día tras día vemos sucesos que no pueden tolerarse.

Se refiere al sorprendente hallazgo que hicieron las autoridades de la ex Penitenciaría, que encontraron una fábrica artesanal de armas en una de las más viejas y principales galerías del recinto.  

Una lamentable riña que dejó dos reos muertos y veinte heridos fue lo que resaltó la crisis penitenciaria por la que atraviesa el país y que llevó sorprendentemente al emprendimiento en la galería nueve del antiguo inmueble de la Avenida Pedro Montt. En un primer momento se encontraron 70 puñales, dagas (tienen doble filo), incluso espadines y lanzas y aún continúa la búsqueda ante el temor de que aparezcan armas de fuego de un tiro, de esas que se hacen con simples tubos metálicos, una tecnología más o menos extendida en las poblaciones marginales de la ciudad.

Durante días han continuado las diligencias para determinar a los participantes de la multitudinaria gresca de una tarde de lunes y en la cual participan detectives de la Brigada de Homicidios de la policía civil, según informó la subcomisario Karin Figueroa, dice el grillo. Las armas fueron requisadas por personal de la propia guardia armada del penal,  una vez que se pudo controlar esta verdadera batalla.

Karin Figueroa señaló que seis de las armas, una suerte de lanzas, tienen rastros de sangre, por lo que se presume que sirvieron para cometer los homicidios.

La subcomisario precisó que se ha determinado que se trató de una disputa por el control de las celdas y que son 22 las personas que participaron en la gresca, indicó Pepe.

Uno de los internos, Diego Parada Marín, de 23 años, procesado ya por homicidio, fue captado en una cámara de seguridad cargando contra sus rivales con un arma cortopuzante larga.

Los fallecidos son Emerson Ortega Huenuman y Cristián Arriagada Caulle, ambos delincuentes habituales. Familiares de los presos están reclamando por el hacinamiento en las celdas y en la propia cárcel como tal, el maltrato que reciben quienes son encerrados y la aguda crisis por la cual atraviesa Gendarmería, sacudida por un escándalo de jubilaciones millonarias (de hasta ocho millones de pesos mensuales) de algunos oficiales uniformados y de otros tantos jefes administrativos, acusa el insecto.

En este último aspecto, el contralor general de la República, Jorge Bermúdez, puso en duda la buena fe de Myriam Olate, exesposa del diputado Osvaldo Andrade, al momento de tramitar su pensión de 5,2 millones de pesos al mes. El máximo de una jubilación en el sistema público, que se encuentra en vías de desaparecer paulatinamente, es de 1.200.000.

Bermúdez declaró ante la comisión investigadora parlamentaria en que se indagan las cuantiosas jubilaciones obtenidas por algunos cotizantes en la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca, que incluye a Gendarmería) y en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), se escandalizó Pepe.

Bermúdez explicó que la Contraloría conoció de la jubilación de la señora Olate solo cinco días después de que él asumió el cargo y con un fin de semana de por medio. "El aporte para una pensión por ese monto no es imponible en Dipreca sino en la previsión privada, en una AFP, por lo tanto y como se le ha notificado a la interesada, nosotros no podemos seguir presumiendo su buena fe", sostuvo.

El contralor añadió que la jubilación de la exesposa del ahora presidente de la Cámara baja, Osvaldo Andrade, “se cursó a fines del 2015, el día 22 de diciembre. Yo asumí en la Contraloría el día 17 de diciembre a las 14:00 horas y es por eso que ordenamos que se hiciera la invalidación de esa jubilación y ordenamos también este sumario".

En ese sentido, manifestó que “sería imprudente” que él dijera si la situación de Miriam Olate implica responsabilidad penal “pero sí pusimos los antecedentes a cargo de quien le corresponde determinar eso y hacer la investigación, que es el Ministerio Público".

Si no se toma el peso a lo que está ocurriendo, advierte Pepe, después vamos a sacar muy poco con llorar…

ClariNet