PEPEE-TELEFONICAS

El insecto habla y alega solo:
Esto de las empresas telefónicas
se ha convertido en un circo, en
donde lo único que importa
es el abuso.

El grillo se refiere a las acciones de la compañía de telecomunicaciones WOM, que presentó una denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE), contra Entel, Claro y Movistar, por prácticas anticompetitivas.

"Los incumbentes están afectando a los consumidores, dejándolos sin la posibilidad de acceder a nuevas ofertas y beneficios. Es una estrategia poco ética, que atenta en contra de los principios de la Ley de Portabilidad Numérica en Chile", declaró Chris Bannister, el gerente de WOM, un vejete que anda vestido de cabro veinteañero a ver si pasa por moderno.

Según la firma, su arribo a Chile, hace poco más de un año, "se ha visto mermado por conductas anticompetitivas por parte de los querellados que han intentado retrasar la entrada de este nuevo competidor, afectando a la libre competencia y a los consumidores que quieren ejercer su derecho a optar por nuevas ofertas".

Vaya justificación para su fracaso comercial, dice Pepe.

WOM, cuya propaganda sostiene que ellos son los únicos puros y sinceros, los demás puros ladrones, dice que las otras tres compañías "han bloqueado los equipos que comercializan, para prevenir que los clientes puedan elegir libremente la empresa que mejor cumpla con sus necesidades".

Junto con lo anterior, sostiene el indignado bichito, WOM acusa que estos tres rivales, "han realizado diversas acciones que han afectado tanto a la compañía como a los consumidores, en relación al acceso a la oferta de 00 Mhz, entre otros temas que ya se encuentran en manos de la Fiscalía, y que representan barreras de entrada para un nuevo competidor".

Luego viene una confesión: "Creemos que son alrededor de tres millones los usuarios que han sido engañados, y que las compensaciones deberían alcanzar los 250 millones de dólares. Esperamos que esta investigación termine con estas prácticas abusivas inmediatamente", afirmó el cirquero ejecutivo.

Pepe señala que es el Estado el llamado a terminar con ese circo de los abusos, los ofertones que son engaño y todas las malas prácticas que se ven a diario.

ClariNet