Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

TATAN-LABERINTO8

En el Gobierno y en la
derecha hay preocupación,
porque observan que se está
cayendo en los mismos errores
que el Presidente cometió en
su primera gestión y que tanto
daño causaron a su liderazgo
político, así como a su relación
con los partidos de Chile Vamos.

Dicen que durante el último tiempo ciertos rasgos de su "carácter" se han agudizado en extremo y todos coinciden en que habría retomado su estilo "patrón de fundo", que ha estado excesivamente controlador y que "Piñera está bajo el síndrome Piñera". El problema más grave de esto –se lamentó un histórico piñerista– es que “no le hace caso a nadie, no comunica, no escucha ni debate”. Los resultados han estado a la vista, según la última Cadem.

No deja de ser curioso que Sebastián Piñera, cada vez que lo acusan de corrupción, tanto él como sus defensores acusan que es “una campaña en su contra”, argumento que utilizan todos los delincuentes para victimizarse.

El punto es que, siendo abogados del diablo, podríamos decir que efectivamente existe una campaña en su contra si fuera un caso, tal vez dos, quizás hasta tres escándalos de corrupción. Pero en el caso de Piñera, estamos hablando de toda una vida cometiendo delitos. Más de 30 años de robos, desfalcos y estafas, que lejos de ser “campañas en su contra”, revelan que no sólo estamos frente a un tipo increíblemente corrupto, sino que de un delincuente con todas su letras. Enumeremos:

Dinero, poder y política: Los 8 casos de los

que ha salido airoso Sebastián Piñera

El mandatario ha tenido una prolífica carrera tanto política como empresarial, saliendo airoso de todas las polémicas de conflicto de interés en las que se ha visto involucrado. Aquí recordamos algunas.

Sebastián Piñera ha tenido una amplia y frondosa carrera, tanto política como empresarial. Nadie combina mejor los dos mundos que él.

La carrera política del presidente ha tenido alzas y bajas. Algunos dieron su futuro por muerto después del bullado incidente del “Piñeragate” en las primarias de la derecha en ’92. Más de una década después, movió con astucia sus piezas para que Renovación Nacional lo proclamara candidato presidencial para los comicios de 2005, en los que sorprendió a todos y superó a Joaquín Lavín (UDI), quien agrupaba los apoyos en su sector.

Cuatro años después lograría el triunfo esperado. Y pese a que su mandato estuvo marcado por una serie de polémicas, ahora Miguel Juan Sebastián Piñera Echeñique está de vuelta en el sillón presidencial.

Y porque nunca es bueno olvidar, es que es importante recordar algunos de los episodios que han y siguen complicando a Sebastián Piñera.

1. El desfalco al Banco de Talca

En el 28 de agosto de 1982 se ejecutó una orden de arresto en contra de Sebastián Piñera por fraude contra el Banco de Talca. La orden estipuló que Piñera había sido autor de infracciones a la Ley General de Bancos, a la vez que era cómplice por cargos de estafa contra accionistas minoritarios.

El banco tenía más de 200 millones de dólares prestados a empresas relacionadas, o sea, cinco veces su capital. Esto cuando la ley sólo permitía un límite máximo del 25% de sus reservas. En este sentido, según constató la pesquisa, el banco había otorgado créditos a sociedades fantasmas sin ningún tipo de garantía. Por ello, Piñera se fugó durante 24 días para darles tiempo a sus abogados de preparar su defensa.

2. El “Negocio del Siglo” (o “Caso Chispas”)

La compañía chilena Enersis, dirigida en ese entonces por José Yuraszeck junto a sus ex socios en Enersis, Marcos Zylberberg, Luis Fernando Mackenna, Marcelo Brito, Arsenio Molina y Eduardo Gardella, logró obtener un desmedido precio en desmedro de la gran cantidad de accionistas de la empresa, por la compra de acciones de Endesa, siendo acusados de fraude en 1997.

Según estableció la justicia en 2004, Yuraszeck y otros directores lograron vender sus acciones a los españoles a un precio que fue calificado como “el negocio del siglo”, dejando en el camino a otros accionistas, como Piñera -entonces senador-, que intentó negociar por su lado y obtener un precio mayor a los demás accionistas, generando un conflicto entre la UDI y RN y un escándalo bursátil, uno más de los muchos cuestionamientos públicos a la carrera empresarial del presidente de Chile.

3. Las acciones de LAN adquiridas con uso de información privilegiada y el nuevo flanco en EE.UU.

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) resolvió multar a Sebastián Piñera Echeñique, director de LAN Airlines S.A, por haber infringido la prohibición de comprar acciones que la Ley del Mercado de Valores impone a las personas que cuentan con información privilegiada en 2007.

La entidad sancionó al ex mandatario por haber adquirido, a través de la sociedad Santa Cecilia S.A., un total de 3 millones de acciones de LAN con información privilegiada en julio de 2006. En consecuencia, la SVS resolvió multar a Piñera por UF 19.470 ($363 millones) y dado que en su calidad de director, al momento en que realizó la compra, conocía en detalle los estados financieros de esa sociedad, los cuales no eran de público conocimiento.

Este caso había quedado atrás en la historia del ex presidente, hasta la publicación del libro “Piñera y los leones de Sanhattan” de Sergio Jara, que reveló la existencia de audios del presidente que probarían la comisión de un delito. “Toda la información que aparece no favorece el prestigio de la función presidencial”, dijo el ex gerente de la corredora Banchile, poseedor de los audios.

Como la compra se realizó a través de un fondo de inversión domiciliado en Texas, el caso podría ser reabierto en Estados Unidos, donde no está prescrito, a diferencia de Chile.

4. El escándalo financiero “Cascadas”

“Cascadas” es el escándalo financiero protagonizado por el ex marido de Lucía Pinochet, Julio Ponce Lerou y algunos accionistas de Blanco y Negro, la sociedad que controla Colo-Colo. Según la presentación de la SVS, algunas de las sociedades dueñas de SQM, Norte Grande, Pampa Calichera y Oro Blanco habrían participado conducidas por sus ejecutivos en operaciones de compra legalmente cuestionables entre 2008 y 2009 en dos remates de acciones que trajeron importantes ganancias al grupo de accionistas que participó.

La estrategia de defensa de Ponce, consistió en “solicitar que se investiguen si el Presidente de la República, Sebastian Piñera, aún figura como accionista de SQM por la vía del Fideicomiso Ciego que administra la corredora Moneda y que correspondería a un 2,6% de Norte Grande  y un 1,6% de  Oro Blanco”.

Lo que hizo Piñera fue simple: Ingresó a los negocios de las sociedades de Ponce Lerou en 2008 y se salió ese mismo año, logrando recaudar US$213 millones. Después volvió a entrar y salir y todo ese dinero pasó a formar parte de su fideicomiso ciego.

“Si su excelencia el Presidente de la República no hubiese participado en las Cascadas, no habría caso Cascadas”, fue la incendiaria declaración que realizó Ponce Lerou an los medios en marzo de 2014.

Consultado por la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, Piñera se defendió con el fideicomiso y desmintió toda relación con el caso Cascadas.

5. El negocio offshore con pesquera peruana en pleno juicio en La Haya

La inversión de Bancard en Exalmar en medio del juicio de La Haya  mantuvo al mandatario en el ojo del huracán durante la última campaña presidencial por el posible conflicto de interés presente en la operación. La sociedad Bancard ha estado en el foco de la polémica por su participación en la compra de acciones de la pesquera peruana Exalmar durante el juicio en La Haya, pero ahora se ha abierto un nuevo flanco tras conocerse el domicilio legal de la compañía de tarjetas de crédito.

Y es que Bancard tiene domicilio en las Islas Vírgenes Británicas, paraíso fiscal donde se alojan empresas que, generalmente, pretenden evadir impuestos o encubrir operaciones delictuales. Tal como informó Ciper, una parte de la fortuna que maneja Sebastián Piñera en el exterior fue invertida en 2012 en la pesquera peruana Exalmar y esa inversión, hoy es avaluada en US$9,3 millones. Como dato, en 2005 Claxson vendió Chilevisión a la mencionada Bancard.

Piñera, pese a que una vez dijo que los “paraísos fiscales se utilizan se utilizan para o actividades reñidas con la ley y con la moral, como la lavado de dinero u ocultamiento de dineros que provienen del narcotráfico o el crimen organizado”, tuvo una amplia gama de negocios en países con bajas tasas de tributación.

Además de la inversión en Exalmar, también registraba una sociedad domiciliada en Luxemburgo y en otra pesquera que opera en Perú, de capitales Noruegos, a través de sociedades offshore.

6. Penta, SQM y las empresas que financiaron de manera irregular su campaña

En los años de los casos de financiamiento irregular de la política, hay pocos casos concretos donde existe la certeza de la operación de boletas falsas. Uno de esas, es con Sebastián Piñera.

Su ex administrador electoral y ex brazo derecho de la campaña de 2009, Santiago Valdés, se encuentra formalizado y arriesga una pena de cuatro años por el caso Penta. Se le impugna facilitar facturas falsas por 360 millones, además de un contrato forward fraudulento por 49 millones.

Las facturas no fueron solo a Penta, sino también a empresas como  Task Andes, Aguas Andinas, Inversiones Pampa Calichera y Asesorías e Inversiones Illihue.

El financiamiento de su campaña también se vinculó a SQM, según reconoció el propio ex director del Servicio de Impuestos Internos, Michel Jorrat, al referirse a las presiones para no querellarse por delitos tributarios: Reconoció que había “una lista de los que habían recibido más plata de SQM y ME-O no estaba en el primer lugar (…) Por ejemplo algunas empresas del Presidente Piñera estaban en el primer lugar de la lista y otras más”.

7. Los intereses de la familia Piñera en la Minera Dominga

En agosto de 2010, cuando el entonces presidente Sebastián Piñera negociaba la bajada de la Central Termoeléctrica Barrancones, su familia era una de los principales accionistas de un negocio que pretendía instalarse en el mismo sector: Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga.

Todos formaban parte de un proyecto que se venía gestando desde hacía más de un año, que por esos días agarraba fuerza y que sólo unos meses después empezaría a tramitarse en el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA). Cuando el Presidente bajó Barrancones, su familia era uno de los principales accionistas de Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga.

El proyecto Dominga también ha estado bajo el ojo del Ministerio Público, ya que indagan actualmente un presunto soborno que habría recibido el ex subsecretario de minería de la administración Piñera, Pablo Wagner, de parte de empresas Penta y los montos investigados se alzan por los 42 millones de pesos, para presumiblemente favorecer a la minera.

8. El rey de la elusión zombie

Sebastián Piñera fue un pionero en la compra de empresas quebradas y usar las pérdidas para esconder utilidades y eludir impuestos. Las Inversiones Bancard, por ejemplo, el family office de los Piñera Morel, cargaba con una pérdida tributaria de $44 mil millones, monto que consumió los $39 mil millones en utilidades que Inversiones Bancard generó entre 1997 y 2004. Ese mero ejercicio contable le permitió eludir el pago de $2.862 millones.

El desastre de la Cadem: Piñera anota su peor evaluación,

se desploma Cecilia Pérez y se dispara el pesimismo económico

Los hitos de la agenda del Gobierno de la semana pasada –como la aprobación de la reforma tributaria en la Cámara de Diputados o la extradición del frentista Mauricio Hernández Norambuena- en nada ayudaron al Ejecutivo porque la aprobación del Presidente cayó 5 puntos y volvió al 29%, su peor evaluación.

Además, en una semana marcada por el conflicto con el Partido Socialista, la vocera Cecilia Pérez sufrió un fuerte retroceso de siete puntos. A la par, la percepción de buen camino (31%) como la de progreso económico (19%) alcanzan los registros más bajos en lo que va de este segundo Gobierno. 

https://www.elmostrador.cl/media/2019/08/Track-PP-293-Agosto-S4-VF.pdf

ClariNet