Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

MONEDA-HUELE8

Foro por la Democracia:
El cónclave de la derecha
latinoamericana en Chile.

La derecha chilena busca instalarse como líder regional, justo cuando los gobiernos latinoamericanos han abandonado el progresismo y toman las banderas del neoliberalismo o de nacionalismos populistas. Ese escenario es el que quiere capitalizar Chile Vamos y, en particular, el Presidente Piñera. Pero su éxito depende de la convocatoria de figuras relevantes y de qué tan vinculantes sean los acuerdos que se alcancen.

Piñera pone nuevamente a prueba su liderazgo regional, luego de su traspié en Cúcuta, Colombia.

Mauricio Macri, desde Argentina; Iván Duque de Colombia; Jair Bolsonaro, de Brasil; Martín Vizcarra, de Perú; además de los ex mandatarios colombiano Andrés Pastrana y francés Nicolás Sarkozy, e incluso Mario Vargas Llosa. Todos ellos recibieron a finales de enero una invitación para asistir al Foro por la Democracia Santiago 2019, que este jueves 21 y viernes 22 de marzo se celebra en el ex Congreso de la capital.

Al final, de la colección de autoridades que se anunciaron en un principio, sólo Bolsonaro y Duque llegarán a nuestro país. Y más que por el foro, lo harán para asistir a la cumbre Prosur que el gobierno de Sebastián Piñera ha convocado en La Moneda para este sábado, para lanzar un nuevo bloque de integración regional que deje atrás Unasur y su legado.

El Foro por la Democracia, organizado por Chile Vamos, concentrará a figuras relevantes de la derecha regional para debatir sobre la situación del continente. Evidentemente, Venezuela va a ser uno de los temas estrella.

Los organizadores quieren que sea “un hito político para la región”, y que posicione a Chile Vamos, en particular, y al país, en general, “como líderes del debate actual acerca del destino institucional de Latinoamérica”. Así lo señala el primer objetivo recogido en la minuta sobre el evento. El segundo, abrir “una nueva fase de trabajo colaborativo entre los partidos y centros de estudio de centro y centro-derecha latinoamericanos, apuntando a fortalecer las ideas de libertad, desarrollo y democracia en nuestros países”.

La cita ha tomado revuelo en los últimos días, sobre todo a partir de la llegada a Chile de Fabiana Rosales, esposa del autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó. De hecho, desde Chile Vamos dedicaron varios esfuerzos a negociar con asesores y miembros del equipo del opositor para sumarlo a la cita. Sin duda, habría sido la gran jugada del oficialismo, en pleno debate internacional por la situación del pueblo venezolano. Pero Guaidó no llegó, aunque sí su persona más cercana.

Rosales expresó el 8 de marzo: “Me encantaría visitar Chile para reencontrarme con muchos venezolanos y para conocer una tierra que le ha dado tantas oportunidades a nuestros hermanos”. Sus deseos fueron cumplidos por la derecha chilena. Los organizadores del foro la invitaron oficialmente al encuentro y desde este martes se encuentra en el país con una agenda política y mediática repleta de actividades.

Las redes de la derecha

La iniciativa, que surgió hace tres años desde RN, imita la dinámica del Foro de Sao Paulo, un encuentro de partidos que puso en marcha el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil en 1990, y cuyo auge coincidió con el mejor momento del progresismo latinoamericano.

La idea es aprovechar el momento de debilidad de la centro-izquierda regional para crear un nuevo espacio distinto a la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), que solo considera a partidos políticos (de derecha o centroderecha) y apropiarse de nuevos temas. Así mismo lo expresó el diputado Issa Kort (UDI): “Debemos ser capaces de tomar banderas que la izquierda cree propias, como los derechos humanos y la democracia”.

Los organizadores esperan la participación de unas 500 personas integradas en más de 40 partidos y centros de estudio de derecha de toda la región. Entre los nombres destacados están, además de Fabiana Rosales, la opositora cubana Rosa María Payá; el presidente del Congreso de Guatemala, Álvaro Arzú; y el presidente de la UPLA y candidato presidencial en Bolivia, Óscar Ortiz. También intervendrán el diputado brasileño e hijo del presidente de Brasil, Eduardo Bolsonaro; y la senadora argentina y vicepresidenta del partido Propuesta Republicana, Laura Rodríguez Machado, una de las personas más cercanas a Mauricio Macri.

Entre los centros de pensamiento más destacados que enviarán sus representantes se encuentran la Fundación Libertad, think thank del pensamiento neoliberal en Rosario, y la Fundación Pensar, ambas de Argentina y cercanas al partido del presidente Mauricio Macri. De hecho, en contra de esta última se abrió una investigación para esclarecer si entregó datos de falsos donantes a la campaña de Cambiemos, la coalición del presidente, para las elecciones de legisladores nacionales por la provincia de Buenos Aires.

También asistirá el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE) de Venezuela, conocida en el país por recibir generoso apoyo financiero y asesoría estratégica por parte de las agencias de Estados Unidos; y la Red Liberal de América Latina (Relial), presidida –según su web– por el abogado brasileño Ricardo Gomes, miembro de la Sociedad Mont Pelerin que fue fundada en Suiza por Milton Friedman. Finalmente, también se harán parte del evento el Centro de Investigación y Estudios Legales (CITEL) y “Ecuador Libre”, entre otros.

El programa

La jornada de este jueves partirá con el “Acta Fundacional”, que será leída por los presidentes de los partidos de Chile Vamos. Ese texto, según la minuta del evento, “apunta a que el encuentro de Santiago 2019 sea sólo el primero de una serie de reuniones regionales y que inaugure un espacio de coordinación permanente para los partidos democráticos de América Latina”. Luego empezará el plenario “La democracia en Latinoamérica”, en el que expondrán los think thank.

Tras el almuerzo, tendrá lugar el trabajo en las comisiones. Los participantes se reunirán en distintos grupos para abordar cuatro áreas temáticas diferentes: el Estado al servicio de la población, el fortalecimiento de la democracia en América Latina, las políticas sociales de la derecha e ir hacia un desarrollo inclusivo.

Antes del cierre se leerá la llamada “Declaración de Santiago”, que proyectará “los desafíos de los concurrentes para los próximos años en materias de democracia, desarrollo inclusivo, políticas públicas y otros retos, como los que propone el cambio climático”.

Para la clausura de la jornada, alrededor de las 18:00 horas, llegará el momento álgido del encuentro. Se espera que acuda el presidente Sebastián Piñera acompañado de su homólogo colombiano Iván Duque. El mandatario chileno lanzará un mensaje a los asistentes en el que alardeará de que Chile haya sido el país que logró reunir a la derecha latinoamericana; y como en todo evento de gran calibre, antes de cerrar anunciará qué país será el encargado de alojar la próxima edición del Foro.

La operación comunicacional detrás de la visita de

Fabiana Rosales, la primera dama encargada de Venezuela

En su visita a Chile, Fabiana Rosales concedió entrevistas a tres medios de comunicación pertenecientes a grandes grupos económicos y participó de un foro en una universidad ligada a Renovación Nacional. Después de la reunión que sostuvo con la primera dama Cecilia Morel, la periodista agradeció la ayuda del gobierno de Sebastián Piñera. “Sé lo que se siente que un país te robe las oportunidades”, recalcó la periodista.

La periodista Fabiana Rosales (26), esposa del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, llegó a Santiago este martes con una intensa agenda comunicacional bajo el brazo. Se trata de entrevistas, conferencias de prensa y conversatorios en medios de comunicación ligados a grandes grupos empresariales chilenos.

El martes por la mañana fue a los estudios de Megavisión,donde participó del matinal “Mucho Gusto”, conducido por José Miguel Viñuela y Karla Constant. Una hora después, fue entrevistada para la edición de la tarde del noticiero “Ahora Noticias”, del mismo canal.

La nota de casi dos minutos y medio que emitió Mega la perfiló como una activista de derechos humanos, como ella se define, en la que también se refirió a su relación con Guaidó, a su carrera política y su familia. A la nota se le sumaron como fuentes la embajadora de Guaidó en Chile, Guarequena Gutiérrez, y la vicepresidenta de Renovación Nacional, Paulina Núñez, quien respaldó su participación en el Foro por la Democracia, organizado por Chile Vamos.

Una vez finalizadas ambas entrevistas, Rosales se trasladó hasta Las Condes donde respondió preguntas para La Tercera TV y, finalmente, su recorrido por los medios terminó en la T13 Radio, en Providencia.

Los medios escogidos por la coordinación de la visita de Rosales pertenecen a grandes grupos económicos: Megavisión, del holding Bethia, de propiedad de Liliana Solari, controladora de Falabella, y Carlos Heller; La Tercera, del grupo Copesa, ligado al empresario Álvaro Saieh; y T13 Radio, del grupo Luksic.

Este miércoles fue la segunda jornada de Rosales en el país y se inició con la visita a La Moneda, donde fue recibida por la primera dama, Cecilia Morel. Después de un desayuno juntas, del que también compartió Gutiérrez, salieron a dar algunas declaraciones a la prensa.

Rosales agradeció todo lo que había hecho el gobierno de Sebastián Piñera por la causa que promueve junto a su esposo “por las libertades y los derechos humanos que defiende para Venezuela”. Esto, teniendo como antecedente que en febrero pasado el mandatario viajó hasta Cúcuta, la ciudad fronteriza entre Colombia y Venezuela, con el objetivo de ingresar a este último país ayuda humanitaria y estuvo junto a Guaidó, el presidente de Colombia, Iván Duque, y el secretario de la OEA, Luis Almagro. Ahora en La Moneda, Cecilia Morel reiteró que “no estaban solos”.

“Chile es un país de libertad, de democracia y de oportunidades”, dijo Fabiana Rosales en su discurso que repitió una vez más en la charla que tenía fijada en la Universidad Autónoma.

Pasado las 11 de la mañana, Rosales ingresó hasta el auditorio de la casa de estudios en medio de unos diez guardias de seguridad. Fue aplaudida por los asistentes y se tomó fotos con algunos venezolanos que se le acercaron.

Media hora antes, el salón se había copado de estudiantes, algunos de ellos tenían la actividad agendada por sus profesores mientras que a otros se les avisó el mismo día por la mañana. La mayoría de los asistentes fueron estudiantes en los dos niveles de auditorio.

La periodista dio un saludo inicial en el que afirmó que el 2019 era un año de reencuentros y que esperaba que los venezolanos volvieran al país a ejercer sus profesiones. “Sé lo que se siente que un país te robe las oportunidades” y “estoy segura que Dios hará todo lo posible por los niños de Venezuela”, fueron algunas de sus frases aplaudidas por los presentes.

El rector de la casa de estudios, el ex ministro de justicia de Piñera y militante de Renovación Nacional, Teodoro Ribera, tomó la palabra para entrevistar a Rosales. El también ex diputado le preguntó sobre las condiciones necesarias para salir de la crisis que enfrentaba el país, a lo que ella respondió que Maduro tendría que dejar la oficina que mantenía usurpada en el Palacio de Miraflores, pero que “la maldad era poderosa”. “Cada vez el usurpador se queda más solo en la oficina”, sentenció.

En su discurso, Rosales destacó que en Venezuela existía una lucha entre el bien y el mal, entre la democracia y la dictadura, entre la bondad y la maldad. “El que grita no es el más fuerte”, manifestó en alusión a Maduro.

Antes de que se hiciera la última pregunta para cerrar el ciclo, uno de los asistentes se levantó manifestándose en contra de los dichos de Rosales: “Jóvenes, estudien para que no le crean a esta gente”, lanzó, pero inmediatamente se acercaron guardias de seguridad para sacarlo del edificio.

Lo mismo ocurrió con otros dos asistentes que se manifestaron en la misma línea y que, una vez afuera del recinto, fueron detenidos por carabineros.

El embajador de Venezuela en Chile, Arévalo Méndez, expresó a El Desconcierto que “esto se inscribe en el cuadro de apoyo de la derecha y la extrema derecha en Chile y que visibiliza los intereses de Guaidó en el exterior”.

Y agregó que “estos son grupos que están en coordinación con la derecha venezolana y que en Chile encontraron medios de comunicación y universidades. Lo que se busca es potenciar una imagen de Guaidó que se está desinflando en Venezuela”, señaló.

El segundo día finalizó con su encuentro con el ex presidente Ricardo Lagos, en la Fundación Democracia y Desarrollo, y luego con los venezolanos residentes en Chile, organizada por Guarequena Gutiérrez en el Parque Bustamante. La coordinación general de su visita habría estado a cargo de la misma embajadora encargada y la coalición Ayuda y Libertad de Venezuela, que se define como una red conformada “por países y organizaciones que atienen la emergencia humanitaria del país”.

ClariNet