Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

GOBIERNO-SIN-RUMBO8

Lapidarios análisis, incluso
de sus partidarios, en la
celebración del primer año
del segundo mandato del piraña.

“Cuando todo es prioridad, nada es prioridad”: Un análisis crítico del primer año de gobierno de Piñera

Héctor Soto y Arturo Fontaine conversaron con Cristian Bofill, quien desmenuzó los puntos bajos que truncarán el legado del segundo gobierno del presidente.

https://www.duna.cl/podcasts/cuando-todo-es-prioridad-nada-es-prioridad-un-analisis-critico-del-primer-ano-de-gobierno-de-pinera/

Aprueba al límite: expertos evalúan con

nota 4 primer año de Sebastián Piñera

En los primeros 10 meses de gobierno, no fueron pocas las polémicas y desafíos políticos a los que debió enfrentarse el Presidente Sebastián Piñera y, aunque intentó lidiar ellos, diversos expertos aseguraron que el Mandatario no logró realmente hacerse cargo de los desafíos y que su desempeño dejó bastante que desear.

Como “un buen año”, así calificó hace un par de semanas el Presidente Sebastián Piñera este 2018 para su Gobierno, asegurando que, por temas como la prioridad de la infancia, la reforma de salud, el Plan Araucanía o la seguridad ciudadana, su mandato puede ser calificado con nota arriba de 6.

Radio y Diario Universidad de Chile conversó con cuatro expertos en política sobre el rol que tuvo el Mandatario y aseguraron que, si bien intentó sobrellevar distintas crisis, su desempeño estuvo en un bajo nivel y lejos del prometedor 6 que él se autocalificó.

La crisis de Quintero y Puchuncaví, la situación de La Araucanía, no firmar el Acuerdo de Escazú, restarse del Pacto Migratorio y las relaciones internacionales fueron parte de los temas analizados, en los que las calificaciones incluso quedaron por debajo de la tan temida nota 4.

Enfrentar la crisis medioambiental

Uno de los desafíos más importantes de este año para Sebastián Piñera en materia medioambiental fue la crisis vivida en Quintero y Puchuncaví. Una intoxicación que comenzó con algunos alumnos de un colegio de la zona se volvió una crisis sanitaria que dio como resultado más de mil 500 personas atendidas en varias semanas de contaminación incontrolable.

Si bien se dispusieron ante la situación nuevos instrumentos de medición, se cursaron algunas multas y se trabajó un Plan de Descontaminación que estuvo listo la semana pasada, ninguna empresa dejó de funcionar y los habitantes de Quintero y Puchuncaví siguen en la misma situación.

Tomás Duval, cientista política vinculado a Renovación Nacional, señaló que Sebastián Piñera enfrentó de buena manera una situación que significaba un gran problema: “El Gobierno reaccionó frente a un problema medioambiental muy grave de la manera más adecuada y con rapidez, tomando de alguna manera la iniciativa y posteriormente al conflicto, porque el tema se arrastraba desde hace mucho tiempo y se hizo cargo y propuso un plan. Creo que actuó en medio de una crisis pero relativamente bien”.

Por otra parte, Claudia Heiss, académica y cientista política del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, señaló que la política medioambiental de Piñera “ha sido sumamente errática” y que no siguió la línea de varios avance que se habían logrado en años anteriores.

Además, Heiss dijo que no firmar el Acuerdo de Escazú también dejó en evidencia un mal desempeño del gobierno en esta materia, pues su actuar “no parece tener una política coherente da la impresión que está gobernando con las encuestas en la mano y viendo por donde puede sacar réditos”.

Claudio Fuentes, cientista político de la Universidad Diego Portales, señaló que el principal problema ha sido que el Mandatario “enfrenta un debate entre el aumento de la inversión que promete y, por otra parte, las regulaciones para proteger a las comunidades respecto de impactos medioambientales y en eso la no firma de Escazú es negativo y hay todavía una gran incertidumbre respecto de que tipo de política va a tener”.

En medio ambiente los expertos evaluaron el rol del mandatario con una nota 4,3 promedio.

Ordenar la casa

Una de las primeras políticas que Sebastián Piñera puso en marcha en este nuevo gobierno fue la que refiere a la migración. Con el inicio de un proceso de regularización el Jefe de Estado aseguró que iban a “ordenar la casa”, para lo que preparó un proyecto de ley que es revisado en el Congreso y modificó los requisitos de obtención de visas para Haití y Venezuela. Sin embargo, su buena voluntad con la migración se desestimó recientemente cuando decidió que Chile se abstendría de aprobar el Pacto Migratorio de la ONU, un acuerdo no vinculante que buscaba crear consenso sobre la migración segura, ordenada y regular.

Acusando el cuidado de la soberanía el mandatario defendió férreamente varias veces su decisión.

En esta materia, el cientista político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, señaló que Piñera ha tenido una política restrictiva, vinculada a la regularización que se ampara en una “consciencia en el gobierno que la migración podría salirse control en un minuto”.

El experto indicó que con la construcción de mayores barreras de entrada y facilitando las de salida, el gobierno ha leído a la opinión pública, entendiendo que la ciudadanía espera una mayor regularización del flujo migratorio.

“Si bien esta política de Piñera no le ha implicado un avance en términos de apoyo ciudadano si al menos ha sido capaz de distinguirse del gobierno anterior debido al principio de la regulación”, señaló.

Por su parte, Claudio Fuentes dijo que no adherir al Pacto Migratorio fue “un despropósito” y que se avanzó por el camino equivocado.

Claudia Heiss dijo que el Mandatario está abusando del populismo y el nacionalismo.

En este tema, los expertos evaluaron al mandatario con una nota de 3.8

Chile y el mundo

Respecto de la política internacional los cientistas políticos también tuvieron una mirada crítica, esto porque su actuar estuvo directamente relacionado con el distanciamiento de acuerdos, como la ya mencionada abstención del Pacto Migratorio y no firmar el Acuerdo de Escazú.

Frente al tema, Tomás Duval indicó que si bien el Jefe de Estado ha realizado algunas giras y se ha reunido con algunos presidentes, cree que “ha faltado mayor claridad conceptual y coordinación en los aspectos de la Cancillería. Yo ahí veo que la Cancillería ha tenido problemas importantes, por ejemplo lo que pasó con el caso de la extradición de Palma Salamanca, nos encontramos con que el gobierno no había nombrado embajador. Creo que ahí han habido descoordinaciones importantes en la Cancillería respecto de la política exterior”.

Mientras que Mauricio Morales, de la Universidad de Talca comentó que esta área ha funcionado bien, sobre todo porque destacó el fallo de La Haya en el que Chile no perdió.

Por su parte el cientista político Claudio Fuentes aseveró que el hecho de algunos temas, como el Pacto Migratorio, no estén siendo evaluados por Cancillería, es un daño a la política exterior y señaló que este tema el Mandatario reprueba pues “se transforma la política exterior chilena en el gobierno de Piñera, del multilateralismo se pasa a una política muy escéptica respecto de los organismos internacionales, cosa que es un cambio en orientación de política exterior”.

En materia internacional, los cuatro cientistas políticos calificaron al presidente Piñera con una nota 4,1 promedio.

La crisis de la seguridad

Una de las promesas de campaña más importantes del presidente Sebastián Piñera fue que su gobierno lucharía contra la delincuencia, sin embargo, la seria crisis que enfrenta Carabineros cambió el eje de las preocupaciones y ha dificultado poner en marcha iniciativas de prevención.

El cientista político de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, aseveró que en esta área “hay luces y sombras”, ya que si bien hay preocupación por mejorar el funcionamiento de las instituciones vinculadas a la seguridad, y “hay un interés de establecer una mesa de trabajo para realizar reformas más sustantivas al tema de seguridad pública, que se dio, también ha habido un mal manejo, particularmente, de la situación de Carabineros en La Araucanía, el establecimiento de este comando o del Gope a mediados de año, ahí han habido aciertos y desaciertos en el gobierno”.

Tomás Duval indicó que el Gobierno se hizo cargo de la crisis de Carabineros y que para poder cumplir con la promesa de disminuir la delincuencia es importante resolver los problemas en la policía uniformada.

Al evaluar este tema, Mauricio Morales indicó que este acápite es el que recibe la peor evaluación, pues la crisis de Carabineros, la pérdida de confianza en los Tribunales de Justicia, la situación de La Araucanía, y una poca disminución de la delincuencia no han podido ser del todo controlados por el mandatario.

“La opinión pública sigue pensando que la delincuencia es el problema más importante de los ciudadanos y si es que considera que es el problema más importante, entonces, significa que no se ha resuelto. Es un problema que no tiene una fácil solución más allá de las campañas que haya propuesto el gobierno, por lo tanto si uno mira los resultados y las cifras claramente el gobierno reprueba en este criterio”, comentó.

En materia de seguridad pública los expertos evaluaron al mandatario con calificación 3,9.

De esta forma, la evaluación de los expertos dista bastante de la que realizo el Mandatario y aunque él destacó otros aspectos, los mencionados en esta nota fueron los que se tomaron la agenda política del año, llenando de desafíos al gobierno con problemas que, en varios casos, siguen vigentes y sin soluciones concretas a corto plazo.

Sebastián Piñera le puso nota a su primer año en La Moneda

"Nos hicimos cargo de grandes urgencias que habían sido postergadas, a mi juicio de forma irresponsable por Gobiernos anteriores, (...) por lo tanto, yo le pongo definitivamente una nota azul (...) de seis para arriba", argumentó.

El Presidente Sebastián Piñera realizó un análisis de su primer año de Gobierno, tras volver a La Moneda, y paso calificó su administración, la cual tendría una nota “seis para arriba”.

Y es que Piñera fue entrevistado por revista Capital, donde se refirió a los desafíos que enfrentará en su vuelta a la Presidencia y lo que se viene para el 2019.

Consultado sobre las diferencias entre ambos Gobiernos, el Mandatario señaló que “la primera vez todo es novedad y desafío, y eso motiva mucho. La segunda vez uno ya sabe lo que viene y creo que uno logra enfocarse mejor en las grandes prioridades”.

En cuanto a qué nota le pondría a su primer año en La Moneda, Piñera expresó que “todavía no termina… Y no hay que poner nota hasta que eso ocurra. Pero sumando y restando, creo que ha sido un buen año”.

“Nos hicimos cargo de grandes urgencias que habían sido postergadas, a mi juicio de forma irresponsable por Gobiernos anteriores, (…) por lo tanto, yo le pongo definitivamente una nota azul (…) de seis para arriba”, argumentó.

Piñera recalcó que “gobernar nunca ha sido fácil. Y a nosotros nos ha tocado especialmente difícil…”.

Respecto a los momentos difíciles que enfrentó este 2018, el Presidente se refirió a “todo lo que sucedió con la muerte de Camilo Catrillanca”.

Frente al homicidio del comunero, Piñera indicó que “cuando conocí la noticia de la muerte de Camilo Catrillanca, me di cuenta de inmediato que eso iba a significar un obstáculo, una dificultad para poder avanzar con el Plan Araucanía. Pero también tomamos la decisión desde el primer día de hacer todo lo posible para que esto no descarrilara el plan. Por eso quisimos conocer la verdad”.

“Teníamos la experiencia de la Operación Huracán, en que las versiones originales fueron falsas y el Gobierno anterior actuó sobre la base de ellas, por meses. No quisimos cometer ese error”, agregó.

En la misma línea, argumentó que “evidentemente hay grupos de Carabineros que se apartan de la doctrina de decir la verdad, de respetar la ley, y creen que pueden actuar a sus propios métodos. Por esa razón, apoyo el enorme esfuerzo que está haciendo el general director de Carabineros, Hermes Soto, de modernizar y reestructurar la institución”.

El balance del año 1 de Piñera II: “Pirotecnia política”

Como pirotecnia política calificaron diversos parlamentarios y dirigentes sociales este primer año del segundo gobierno del empresario de derecha Sebastián Piñera, al considerar que sus propuestas no atacan de manera eficiente las necesidades imperiosas de la gran mayoría de los chilenos.

En primer término, la diputada comunista Camila Vallejo señaló que este gobierno ha basado su gestión sólo en hechos comunicacionales, pero ha carecido de un trabajo legislativo de fondo, pues los únicos avances logrados en este ámbito corresponden a mociones generadas desde la oposición, temiendo además a su juicio por los efectos de las contrarreformas anunciadas.

Así mismo, la vicepresidenta de la Mujer de la Democracia Cristiana Camila Avilés fustigó las cuentas alegres que saca Sebastián Piñera durante este primer año de gobierno al considerar que no ha logrado de manera alguna sintonizar con las demandas e inquietudes de la gente, tal como lo demuestran el hecho de que casi todos los proyectos que el Ejecutivo ha enviado al Congreso han debido ser cambiados casi en su totalidad por la oposición.

Desde el Frente Amplio, la vicepresidenta de Comunes, Valentina Saavedra, aseguró que es difícil tener una buena evaluación de un gobierno que asesinó a un comunero mapuche o hizo oídos sordos a la demanda por una educación no sexista de las estudiantes, insistiendo la dirigente en la obligación de las fuerzas de oposición a seguir impulsando las transformaciones sociales impidiendo que Piñera triunfe en su voluntad privatizadora para el país.

Para la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, hay un hecho cierto y objetivo cual es que un gobierno que se autoproclamó como el de los “grandes acuerdos” ha sido incapaz de dialogar con las organizaciones sociales en la ejecución de las reformas que pretenden instaurar y eso da cuenta de un divorcio grave entre las demandas ciudadanas y la agenda que insiste en imponer Sebastián Piñera.

En tanto para el diputado del partido Socialista, Juan Santana, las cifras de rechazo a la gestión de Piñera al mando del país revelan a un país defraudado ante las expectativas de crecimiento económico y laboral no cumplidas, presenciando como el gobierno replica con políticas de precarización del empleo, no haciéndose cargo además de los desafíos que le plantea la modernidad al mundo de los trabajadores.

Sobre el mismo asunto, el secretario general de Comunes, Jorge Ramírez, señaló que el gobierno no tiene nada que celebrar, puesto que se ha privilegiado de parte del oficialismo la farándula política, perjudicado a los chilenos por causa de promesas que no se han cumplido, las altas tasas de desempleo, el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca y el fallido actuar en la política internacional, en particular sobre Venezuela, aseveró.

Todos los personeros manifestaron que la gran mayoría del país no ha percibido este último año los denominados “Tiempos Mejores” anunciados por Piñera, sobre todo en materia económica pues las cifras de desempleo van en aumento, concluyeron.

CUT y primer año del gobierno de Piñera:

“Absolutamente al debe con sus promesas de campaña”

Ni los “tiempos mejores” ni “Chile en marcha”.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa hizo un balance de la gestión del Presidente Sebastián Piñera al cumplirse este lunes 11 de marzo un año de haber asumido la primera magistratura del país:

“A un año de la llegada de este Gobierno, vemos que las promesas están aún incumplidas. No hemos avanzado ni en un mayor desarrollo ni en mejores y mayores políticas públicas que profundicen la posibilidad de seguir avanzando en mayor equidad ni hemos tampoco, en materia laboral, avanzado en más y mejor empleo. Tenemos cifras de cesantía francamente preocupantes que no se resuelven solo cambiando la metodología del Instituto Nacional de Estadísticas (INE)”.

A la crisis de empleabilidad que enfrenta el país -evidenciada no solo en la pérdida sostenida de puestos de trabajo, cierres y reestructuraciones de empresas también en la precarización del empleo con salarios estancados- se suma la insistencia del Gobierno de enviar proyectos de ley que solo significan retrocesos de derechos y que benefician a unos pocos como la reforma Tributaria que busca reducir los impuestos a los más ricos de este país – eternizando la brecha de desigualdad- o la reforma de Pensiones que profundiza aún más el sistema, pese a que la mayoría de los ciudadanos (as) ha dicho fuerte y claro: ¡No + AFP!. A ello se agrega el alza de los precios de servicios básicos como Transporte público y  el Tag, nuevas alzas de los combustibles pese a que se había prometido que se mantendrían a la baja hasta fines de marzo;  abusos de las empresas en contra de los usuarios como la colusión de los supermercados en los precios  de los pollos y el impacto que supondrá al bolsillo el pago de la luz con la instalación de los llamados “medidores inteligentes”.

“No se ha cumplido lo comprometido con la ciudadanía y vemos que los tiempos se agotan, porque en un gobierno de cuatro años, no avanzar de manera decidida durante el primero, evidentemente que es ya es un tiempo precioso perdido (…). De lo que dijo que iba a hacer cuando llegara al Gobierno, estamos absolutamente al debe (…).

En un escenario que nos desafía en materia laboral a nuevas tareas, como por ejemplo, hacernos cargo del desafío de la automatización y robotización, lo que estamos viviendo en el mundo del trabajo es incertidumbre. Y en un escenario de incertidumbre, lo que uno requiere son mayores certezas y mejor y mayor Estado (…).Nosotros tenemos que estar hoy día con el miedo a perder el trabajo y  además con el  miedo a que no se puedan hacer mejores políticas de Protección Social que es lo que se requiere en un escenario de incertidumbre como  el que vivimos”.

Frente a este escenario, Figueroa fue enfática en señalar el camino: “Trabajar en más y mejor unidad, pero también en una Agenda alternativa que permita que tanto el mundo social como los actores del mundo político comprometidos en esta materias, pongamos un giro radical en la agenda que hasta ahora ha tratado de impulsar el Gobierno, que ha sido sin diálogo que ha sido de manera obtusa que ha sido simplemente buscando imponer una agenda que no se hace cargo de las necesidades de nuestro país”.

A juicio de la dirigente, la agenda que urge construir tiene que hacerse cargo de: “¿Cómo protegemos el empleo?, ¿cómo garantizamos los buenos salarios? y cómo avanzamos en trabajo decente y no contra los derechos los trabajadores y trabajadoras? (…). No podemos retroceder en los pisos mínimos civilizatorios que hoy día tenemos”.

En esa línea, resaltó que otro “punto negro” de este primer año de  Piñera, es la falta de diálogo con los actores incumbentes, colocando como ejemplo que el debate de la reforma laboral: “No ha sido llevado al espacio de dialogo triparito como es el Consejo Superior Laboral; un punto negro, porque este Gobierno ha sido el del no diálogo”.

Y en este escenario de incertidumbres y promesas rotas, Figueroa reiteró la convocatoria al segundo Paro Nacional Activo para el próximo jueves 11 de abril. Se trata de una jornada de movilización que tendrá múltiples expresiones. Están convocados todos “los trabajadores y trabajadoras que viven hoy con el temor a perder el empleo y sienten la presión de parte de su empleadores frente a un proceso de Negociación Colectiva,  que se sienten abandonados por el rol de la Dirección del Trabajo que está jugando en favor de los intereses  de los grandes empresarios y no respecto de defender al más débil en la relación laboral que son los sindicatos y los trabajadores”. Es un Paro Nacional, agregó la dirigente: “Donde se pueden expresar las demandas particulares de otros actores sociales, porque tal como se ha señalado: Si no tenemos empleo si no tenemos mejores condiciones de calidad de vida, necesitamos que las políticas públicas básicas como Salud, Educación y Vivienda, tengan un fuerte refuerzo del Estado, buenas y mejores políticas de protección social. Y ahí, tienen una voz importante los actores del mundo público tanto los trabajadores pero también los usuarios. Por lo tanto,  esperamos que el 11 de abril sea un momento donde, efectivamente podamos poner una cuota de aporte en este debate nacional por el cambio de giro en la agenda que el Gobierno ha tratado de imponernos y que no es representativa de los intereses de la inmensa mayoría de la población”.

Marcos Barraza: “Gobierno de Piñera no logra

sintonizar con las grandes demandas ciudadanas”

“El gobierno de Sebastián Piñera aun no logra sintonizar con las grandes inquietudes  de la ciudadanía”, así lo expresó el exministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza,  al entregar su análisis de lo que ha sido la gestión de la derecha al mando del país este último año.

Del mismo modo el exsecretario de Estado ejemplificó con las demandas del pasado viernes 8 de marzo el desprecio del gobierno hacia las mujeres ,al proyectar reformas previsionales y laborales que no consideran a las mujeres que ven vulnerados su ámbito de protección social al hacerse  cargo de niños, adultos mayores y personas con discapacidad .

Marcos Barraza enfatizó que este gobierno fracasó en su empeño por “Los Tiempos Mejores”, tal como lo revela el último informe de la OIT el cual indica que en Chile el empleo informal subió de un 30 a 40 % perjudicando principalmente a las mujeres, lo que habla de una agenda neoliberal que lejos de adelantar sólo retrotrae derechos sociales para el país.

Sobre su perspectiva de lo que será este segundo año de mandato de Sebastián Piñera el director de la corporación Cambio Social advirtió una agresiva campaña del oficialismo por radicalizar su esencia neoliberal, promoviendo iniciativas como el control de identidad a los menores de edad de 14 años, una reforma tributaria que benéfica a los más ricos de Chile, la persecución del pueblo mapuche y una contrarreforma laboral que precariza aun más el empleo.

Finalmente el exministro de Desarrollo Social y dirigente del partido Comunista realizó una fuerte autocritica al rol de la oposición durante este último años de gobierno de Piñera, pues a su juicio no ha estado a la altura de los desafíos que plantea el país, cual es frenar abusos  que sufren diariamente  millones de chilenos en el país, como lo que está ocurriendo por ejemplo con el caso de los medidores inteligentes, situaciones que indignan a la ciudadanía  concluyó Marcos Barraza.

Diputada Claudia Mix: “Gobierno no ha

cumplido sus promesas populistas de campaña”

Pese a las cuentas alegres que sacan desde el gobierno de Sebastián Piñera al cumplirse  un año desde que asumieron el mando del país, en la oposición tienen una versión contrastada de la que consideran una administración  que ha insistido  en imponer una agenda neoliberal que sólo busca retrotraer  derechos sociales para beneficiar  a los grandes grupos de poder.

Así lo comentó la diputada de Comunes,  Claudia Mix, quien adjudicó esta autopercepción positiva del oficialismo a su eficacia de gobernar  en el éxito que han tenido sus argucias administrativas y la colaboración que ha tenido de parte de algunos sectores de la oposición, DC, PR,  quienes  de manera irreflexiva se alinearon con proyectos  patrocinados  por la derecha.

Del mismo modo la diputada  del Frente Amplio sostuvo a modo de autocritica que resulta estéril denunciar que estamos ante un gobierno que afecta los derechos de las personas e influye ilegítimamente  ante órganos como el TC, si la oposición carece de la unidad suficiente en un parlamento donde cuentan con la mayoría.

Claudia Mix advirtió que estamos frente a un gobierno que no ha cumplido las promesas que de manera populista hizo durante la campaña, pues hoy a un año de gestión es la propia ciudadanía  quien percibe un amento de la cesantía, siguen las lista de espera en los consultorios, hay una ausencia de políticas públicas en diversas aéreas, mientras los ministros se niegan  concurrir al Congreso.

Finalmente la diputada Claudia Mix hizo un llamado a las fuerzas de oposición a sumarse a las demandas de los movimientos sociales para frenar lo que ha sido la tónica de la gestión de Sebastián Piñera durante su primer años de gobierno en donde ha logrado sus propósitos mediante el recurso de los reglamentos  y decretos, así como  el aprovechamiento  de su influencia política en el Tribunal Constitucional, situaciones que no se pueden seguir permitiendo, concluyó.

Los hitos que han marcado el segundo

gobierno de Piñera a un año de su triunfo electoral

La no adhesión al Pacto Global de Migraciones, el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca y las críticas por la fallida designación de Pablo Piñera en la embajada en Argentina, son algunas de las polémicas que ha debido enfrentar el gobierno.

A las 20 horas de este lunes 17 se espera que comience la cita convocada por Sebastián Piñera en la residencia de Cerro Castillo para conmemorar el primer aniversario del segundo triunfo electoral del mandatario en una elección presidencial; en este caso, su victoria frente a Alejandro Guillier en el balotaje de diciembre de 2017

El encuentro -al que está invitado su gabinete, parlamentarios y dirigentes de Chile Vamos- ocurre en medio de críticas al Ejecutivo por el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca en La Araucanía, la baja en las encuestas y de la tensión existente al interior de los partidos de la coalición oficialista.

Pero además, la partida del gobierno ha tenido protagonistas e hitos inesperados: ministros de corta duración, victorias en los tribunales internacionales y leyes que sorprendieron a su propia coalición.

Por este motivo, rescatamos algunos de los hitos que han marcado el segundo primer año de Sebastián Piñera a la cabeza de La Moneda.

Los cinco grandes acuerdos

Cuando recién había asumido en La Moneda, el 11 de marzo pasado, el Presidente convocó a la realización de cinco grandes acuerdos nacionales “para avanzar con un verdadero sentido de urgencia”, los cuales abordan temas de infancia; seguridad ciudadana; salud; paz en La Araucanía; desarrollo y derrocamiento de la pobreza.

La fallida designación de Pablo Piñera

Fue una de las primeras polémicas que debió enfrentar. Había pasado poco más de un mes cuando el jefe de Estado nombró a su hermano Pablo Piñera, como nuevo embajador de Chile en Argentina. La noticia se supo por medios argentinos antes de que el gobierno diera el anuncio, lo cual obligó a que el gobierno entregara su versión. Una semana después, sin embargo, Piñera oficializó la baja en medio de las acusaciones de nepotismo en su contra. Tres meses después, el Mandatario firmó la Ley de Integridad Pública que, entre otras cosas, regula el nepotismo y los conflictos de interés.

Los “bingos” que condenaron a Varela

Partió como un comentario en un evento privado, pero terminó detonando una de las primeras crisis en el gobierno. La frase dicha por el ministro de Educación, Gerardo Varela, sobre que los padres debían organizar bingos para mejorar las condiciones de los colegios de sus hijos, abrió un frente inesperado.

El abogado había tenido previamente otras intervenciones complejas en temas sensibles -como cuando mencionó que sus hijos eran unos “campeones” en medio de una entrevista donde le preguntaron por temas de educación sexual-, pero el video en el que hacía la mención al tradicional juego se viralizó, minó su figura y terminó provocando en agosto su salida de gabinete, donde fue reemplazado por la hasta entonces titular de Medio Ambiente, Marcela Cubillos.

Mauricio Rojas

En agosto pasado, el Presidente Piñera nombró al historiador Mauricio Rojas para asumir como ministro de la Cultura y las Artes en reemplazo de Alejandra Pérez. Sin embargo, 90 horas después presentó su renuncia al cargo luego de que salieran a la luz pública sus declaraciones sobre el Museo de la Memoria: “Más que un museo se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar”.

Donald Trump y un juego de banderas

A fines de septiembre pasado, poco antes de que comenzara un encuentro programado entre Piñera y el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el Mandatario sacó, para exhibir, un papel impreso que tenía las banderas de ambos países. En él, se aprecia una bandera estadounidense grande, y una chilena pequeña, formada con la última de las 50 estrellas en la parte de la derecha y abajo del emblema patrio norteamericano, y dos de sus 13 bandas: una blanca y una roja. Tras el inesperada intervención, el jefe de Estado fue criticado ampliamente en redes sociales y por la oposición.

El triunfo en La Haya

El 1 de octubre pasado la Corte Internacional de Justicia de La Haya falló a favor de Chile y rechazó la demanda marítima que el año 2013 interpuso Bolivia en contra de nuestro país, rechazando todos los puntos planteados. En esa oportunidad, el Mandatario manifestó que se trata de un triunfo “histórico para Chile, para el derecho internacional, para el respeto de los tratados y para la sana y pacífica convivencia de los países”. Una semana después, la aprobación de Piñera aumentó en tres puntos llegando al 51%, según Cadem.

Protagonismo del TC

Es una instancia a la que los parlamentarios de Chile Vamos han recurrido de forma frecuente. Y a la que se le ha acusado desde la oposición de actuar como una “tercera cámara”, teniendo como escena de fondo una composición en teoría más favorable al oficialismo.

En los nueve meses de gobierno, el Tribunal Constitucional ha marcado línea en temas tan críticos como el reglamento de objeción de conciencia en las tres causales permitidas para el aborto, aceptando la tesis más afín a la coalición gobernante de que no deben haber mayores trabas para que instituciones completas se puedan marginar de los procedimientos.

No es el único caso: sólo en el último mes, los parlamentarios oficialistas -que son minoría en ambas cámaras- han recurrido a la instancia para solicitar que elimine aspectos considerados inconstitucionales tanto en el proyecto que modifica la ley sobre libertad condicional para endurecer las condiciones en que presos condenados por violaciones a los derechos humanos pueden acceder al beneficio, y en el presupuesto recientemente aprobado, en concreto rebajas en gastos reservados de Carabineros y aspectos de la partida de Educación.

Camilo Catrillanca

El homicidio de Camilo Catrillanca en un operativo a cargo del Gope de Carabineros en Ercilla significó para el Ejecutivo una de las crisis más grandes de este año.

El gobierno de Sebastián Piñera fue flanco de críticas por el actuar de la policía uniformada en la zona, y por el respaldo que dieron algunas autoridades a las primeras declaraciones de Carabineros donde sostuvieron hechos que posteriormente fueron descartados.

Esto le costó la salida a Luis Mayol como intendente de la Araucanía y a algunos oficiales de la institución. Además, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, fue interpelado en la Cámara de Diputados. La propia Primera Dama, Cecilia Morel, dijo a Reportajes de La Tercera que la muerte del comunero ha sido lo más complejo de este año para el Ejecutivo.

Ley de Identidad de Género

Otro de los hitos que ha marcado la segunda gestión del Mandatario fue la promulgación de la Ley de Identidad de Género que permite el cambio de sexo registral para personas mayores de 18 años y para menores entre 14 y 18 años con la autorización de sus padres o tutor legal.

El tema se instaló rápidamente en la agenda del gobierno: apenas una semana antes del cambio de mando, el Óscar otorgado a la película “Una Mujer Fantástica” -cuya protagonista, la actriz Daniela Vega, señaló que no había podido jamás hacerse el cambio de nombre- generó presión para que Piñera y su gobierno sacara adelante el proyecto.

La iniciativa, que se tramitó durante cinco años en el Congreso, pasó su prueba en el TC tras los reparos de sectores de Chile Vamos, ya que previamente el proyecto había contado con votos favorables de parlamentarios de Evópoli y RN, que junto a la oposición permitieron lograr el quórum que se requería. La ley fue aplaudida por las organizaciones civiles.

Pacto migratorio

El 10 de diciembre pasado Chile debía participar de un encuentro de Naciones Unidas en Marraketch. ¿El motivo? La firma del Pacto Global para la Migración Segura, Ordenada y Regular.

Sin embargo, el gobierno declinó finalmente de suscribir al tratado argumentando que esto podría perjudicar la soberanía.

Tras esto, varios de los ex cancilleres rechazaron la decisión, aseguraron que dejan al país en un “mal club de países” (junto a EE.UU. Austria, Hungría y Polonia, entre otros).  Posteriormente, los exministros de RR.EE firmaron una declaración conjunta para “deplorar” la determinación del gobierno. En septiembre, Chile había suspendido la firma del Tratado Ambiental de Escazú.

La evaluación en las encuestas

La última parte del año ha sido difícil para el gobierno y su aparición en las encuestas. En el sondeo realizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP) el Mandatario alcanzó un 39% de desaprobación, y un 37% de aprobación. En la Cadem, en tanto, ha mantenido una tendencia a la baja de forma sostenida: en su última edición, Piñera tuvo un 38% de aprobación y un 47% de desaprobación.

ClariNet