NEPOTISMO

La larga lista de familiares
e hijos del entorno
presidencial.

Por Mario López M.

El caso de la renunciada agregada comercial en Nueva York, hija de un socio y amigo personal del Presidente Piñera, aparentemente sin más mérito que sus contactos, deja al descubierto una práctica habitual en esta administración: el desprecio por la meritocracia, reemplazo por el amiguismo y el apernar familiares.

Son decenas los casos de familiares en la administración del Estado, que ha sido capturada como botín de guerra por la derecha. Desde el propio Primer Mandatario, cinco de sus ministros y parlamentarios y otros cargos aparecen sumergidos en el oscuro mundo de los “privilegios y arbitrariedades”.

La tozudez del Presidente de la República quedó patente tras el nombramiento como agregada comercial en Nueva York de Fernanda Bachelet, hija del empresario Ricardo Bachelet Artigues, amigo hace más de tres décadas de Sebastián Piñera y su antiguo socio en CMB Inversiones y en algunos proyectos inmobiliarios. 

Piñera demostró en esta pasada ser dos veces obcecado, tanto por disponer de un cargo público para pagar un favor o hacer un gesto de amiguismo, cuanto porque una vez descubierto insistió en mantenerla en el cargo, aunque rebajándole simbólicamente los ingresos, a modo de paliativo. El hecho que la referida -ahora ex funcionaria- haya debido renunciar, demuestra que Piñera no quiso -o no pudo- dar su brazo a torcer.

El exfiscal Carlos Gajardo dijo al respecto: “Al parecer el gobierno no ha entendido el problema. No es que existan sueldos altos que deban rebajarse, esa es otra discusión. El problema es que en importantes cargos se nombre gente no calificada sólo por amistad o parentesco. Los tiempos mejores prometían acabar con los pitutos”.

Quizás lo que marca más lo patético de la situación, es la foto de Piñera, junto a su primo, en la firma del proyecto de ley que sanciona el nepotismo.

¿Los méritos o los contactos?

La hoy renunciada Fernanda Bachelet (27) “ejerce” profesionalmente desde hace menos de dos años que. Su currículo no es muy abultado ni destacan en él cursos de post grado o perfeccionamiento. Solo dan cuenta de haber trabajado en Falabella y, mientras estudiaba en propiedades, específicamente en la empresa de su padre en el área inmobiliaria, en la “habilitación de salas de venta y departamentos pilotos”.

¿Algo más que destacar? Sí, le ganó a las demás compañeras de curso pues obtuvo mejor promedio en la PSU. No parecen ser eso sí antecedentes de excelencia académica que hayan ameritado que, en octubre de 2018, viajara a Estados Unidos donde asumiría nuevas responsabilidades, esta vez nombrada por el gobierno del amigo de su padre como jefa de la oficina comercial de Chile en Nueva York. Nada hacía presagiar que 3 meses después, terminaría renunciando por el escándalo. 

Fernanda tampoco era funcionara de la Cancillería ni tenía experiencia anterior en materia de RREE o comercio internacional. Por eso en los pasillos de la Cancillería llamó la atención -y generó molestia-, que una profesional tan joven y con tan poca experiencia obtuviera una de las agregadurías comerciales más codiciadas entre los funcionarios y que contempla una remuneración mensual de US$ 15.000 ($ 10.350.000). Más todavía, que solo tres meses después de asumir fuera contratada de planta, con un importante aumento de sueldo, llegando a ganar más que el propio Piñera.

Arbitrario

Si bien la designación de los agregados comerciales de Chile en el exterior es resorte presidencial, la especialidad de estos y su fundamental rol en el comercio exterior ameritan algo más de prolijidad y -en este caso-, un poco más de pudor. Fíjese usted que para contratar a los “asistentes de los agregados” se exige llamar a concurso público, por lo delicado de la función, ganando unos $3.450.000 mensuales.

Y un detalle no menor, a estos funcionarios, que son elegidos a través de convocatorias abiertas, se les exige como requisitos para optar al cargo tener una antigüedad mínima de tres años en la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), que es una entidad pública, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuyo fin es ejecutar y coordinar la política de Gobierno en materia de Relaciones Económicas Internacionales. 

Además, se les exige haber obtenido las máximas calificaciones de desempeño; acreditar manejo de inglés avanzado; exponer una monografía sobre las características del mercado del país al cual postula; estudios de posgrado o especialización en comercio internacional como requisito deseable, y una entrevista con una comisión evaluadora. ¿Cuáles de estos requisitos cumplía al ser nombrada la hoy renunciada hija del amigo y socio del Presidente Piñera en el cargo? 

Moneda de cambio

Ante las críticas, el gobierno respondió que era prerrogativa de Piñera ver a quién nombraba, a pesar de que se le pagaba con el dinero de todos los chilenos y estaba en juego el mercado internacional para un país como Chile, que necesita experiencia y sapiencia en el manejo de sus negocios internacionales, en un mercado altamente competitivo. La respuesta frente a la ola de críticas que incluso se levantó en la propia derecha, fue rebajarle el sueldo a ella y a otros funcionarios de ese nivel, en un orden del 25%. Pero la mantuvo en el cargo. Fue ella la que renunció. 

“El Presidente sale rasguñado”, dijo al respecto el senador Manuel José Ossandón. Agregó, además, que, pese a la rebaja salarial, el “nombramiento está lleno de vicios, y bajarle el sueldo no soluciona el problema: un puesto sin concurso, a dedo, nombrado por alguien que no entiende que la experiencia y trasparencia en cualquier cargo público es norma básica”. 

Lo que no deja de llamar la atención, es que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, diga, sin inmutarse, que la hoy renunciada encargada de negocios, “su elección se debía a que ‘tenía antecedentes’ para ello”. ¿Cuáles antecedentes? Lo peor es que miente descaradamente, señalando que “entiendo que hubo un proceso, un concurso”, a sabiendas o debiendo saber que fue designada a dedo por el Presidente de la República. 

Lo único cierto que dijo Larraín es que su nombramiento “está dentro de lo que ocurre en estos casos”. Es verdad, porque los nombramientos de esta administración, rayan en lo desprolijo, si no, véase el número de renuncias de seremis y otros funcionarios por no contar con los requisitos para los cargos que fueron designados. 

Repartiéndose el “botín”

No es primera vez que el propio Presidente se ve mezclado en estos casos de nepotismo. Ha sido el sello de esta segunda administración de derecha que él ha encabezado, y desde el primer día.

Apenas llegado a La Moneda instaló nada menos que a su primo, el ministro del Interior Andrés Chadwick, a la cabeza política del Ejecutivo. Y este llegó con dos hijos y su nuera, situación que desató gran escándalo, no solo por el cuestionamiento legal y ético que envolvían los nombramientos, sino por la falta de expertise de los designados y sus millonarios ingresos.

¿Si no hubieran sido “hijos o familiares de” habrían accedido a esos cargos de primer nivel y con esos ingresos? La respuesta parecía ser obvia. No. De hecho, dos de ellos abandonaron sus puestos a los pocos días de destapado el affaire: Andrés Chadwick Costa, hijo de Andrés Chadwick y sobrino en segundo grado del Presidente Piñera, quien trabajaba como Productor de Presidencia, sin encontrarse titulado, y su esposa, Josefa Solar, que terminó renunciando. Ella se desempeñaba como asesora digital, también en Presidencia. 

La otra hija de Andrés Chadwick Piñera, Camila Chadwick Costa, aún permanece trabajando en el Gobierno: es jefa de gabinete de la ministra del Medio Ambiente. 

La “hermanocracia”  

No acababa de enfriarse el entuerto que marcó el inicio de la segunda administración Piñera y este mismo volvió a demostrar que el gobierno, para la derecha, es un botín a repartir. Nombró nada menos que a su hermano, Pablo, como futuro embajador en Argentina. Ahí hasta personeros de la propia derecha levantaron la voz denunciando el nepotismo desenfrenado.

Incluso desde la DC -partido al que había pertenecido Pablo Piñera-, rechazaron “categóricamente el nombramiento, pues considera que la política exterior del Estado de Chile no es política familiar, sino que política de Estado”, dijeron, al paso que le recordaron al Mandatario que en la campaña él había hecho del anti nepotismo una bandera de lucha en que prometía terminar con el “pituteo”.

Es más, la Democracia Cristiana le “pasó la factura” recordándole las críticas del otrora candidato a la abanderada DC, Carolina Goic, a quien acusó de tener dos hermanos en la administración pública, los que habían ingresado a ella desde antes incluso que ella llegara a la Cámara Alta y por concurso de Alta Administración Pública. 

En el caso de su hermano, Piñera había hecho uso de la dedocracia y, aseguran desde La Moneda fuentes que conocieron los hechos, no consultó a nadie antes del fallido nombramiento que, por supuesto, terminó dejándose sin efecto por impresentable.

“Todo queda en familia”

Solo en los grados superiores de la administración pública el listado supera la treintena de cargos de “parientes de”. No se cuentan los amigos ni cargos medios o menores. Algunos debieron renunciar ante las denuncias, otros hasta por acusaciones de acoso sexual. La mayoría se mantiene en los cargos. Vea usted.

1.- Sebastián Piñera Echenique, Presidente de la República, designó a su primo, Andrés Chadwick Piñera, como ministro del Interior e intentó nombrar a su hermano, Pablo, como embajador en Argentina. Además, designó a la hija de su socio y amigo, Fernanda Bachelet, como encargada de negocios de Chile en Nueva York.

2.- El mismo Andrés Chadwick Piñera, primo de quien lo designara, llevó al gobierno a Andrés Chadwick Costa, además de la mujer de este, Josefa Solar. También a su otra hija, Camila Chadwick Costa, que se mantiene como jefa de gabinete de la ministra del Medio Ambiente. 

3.- La ministra de Educación, Marcela Cubillos, es esposa del senador de Renovación Nacional Andrés Allamand.

4.- Magdalena Díaz, jefa de gabinete de Sebastián Piñera, es prima del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

5.- Nicolás Monckeberg, ministro del Trabajo, es sobrino en segundo grado de Cristián Monckeberg, ministro de Vivienda.

6.- Pauline Kantor, ministra de Deportes, es madre de Benjamín Salas Kantor, quien forma parte del equipo de asesores de Cristián Larroulet.

7.- Alejandra Kantor, directora de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, organización dependiente de la Primera Dama, es hermana de la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

8.- Sebastián Villarreal, subsecretario de Servicios Sociales, es yerno de Cristián Larroulet, jefe del equipo de asesores de La Moneda.

9.- Carlos Cruz-Coke, director de Gestión Ciudadana de la Presidencia, es hermano del diputado de Evópoli y ex ministro de Cultura del anterior Gobierno de Piñera Luciano Cruz-Coke.

10.- José Tomás Ruiz-Tagle Barros, asesor de Políticas Públicas de Presidencia, es hijo del ex ministro del Deporte Gabriel Ruiz-Tagle.

11.- Arturo Fontaine Ducci, asesor de Presidencia, es sobrino del Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine.

12.- María José Torrealba, jefa de programación de la Presidencia, es hija del alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba.

13.- Javiera Torrealba, jefa de Comunicaciones del Ministerio del Deporte, es también hija del alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba.

14.- Francisco Larraín, asesor de la Presidencia, es hijo del ex ministro director de La Oficina de Planificación Nacional, Luis Larraín Arroyo.

15.- Juan Pablo Longueira, jefe de gabinete del ministro de Desarrollo Social, es hijo del ex ministro y ex presidente de la UDI Pablo Longueira.

16.- Felipe Donoso, gobernador de Talca, es yerno del senador UDI Juan Antonio Coloma, quien es senador en la misma región. 

17.- Jaime Coloma Álamos, asesor de Ministerio del Interior, es hijo de Juan Antonio Coloma, senador UDI.

18.- Francisca Hoffmann, asesora de la Segegob, es nuera del senador UDI Juan Antonio Coloma y hermana de la diputada UDI María José Hoffmann. 

19.- Paulina Prohaska, periodista de Secretaría General de la Presidencia, es cuñada de la diputada UDI María José Hoffmann.

20.- Giancarlo Baltolu, seremi de Vivienda de Arica, es sobrino del diputado UDI Nino Baltolu.

21.- Carol Brown, subsecretaria de la Niñez, es cuñada de Pablo Terrazas, subsecretario de Minería y ex dirigente de RN.

22.- Álvaro Bellolio, director de Extranjería, es hermano del diputado UDI Jaime Bellolio.

23.- María Teresa Browne, gobernadora del Biobío, es hermana del ex diputado Pedro Browne (ex RN y Amplitud).

24.- Carmen Godoy Ibáñez, historiadora del Departamento de Patrimonio Cultural, es hija de la ex diputada RN Carmen Ibáñez.

25. Vicky Barahona (UDI), asesora del gabinete de la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Minsal, es madre de la Intendenta de Santiago, Karla Rubilar. 

26.- Carolina Lavín, seremi de justicia de la Región Metropolitana, es prima del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín.

27.- Macarena Zarhi, delegada de Deportes en la Región Metropolitana, es hija de Andrés Zahri, alcalde de Ñuñoa.

28.- Valentina Stagno Gray, seremi de la Mujer y Equidad de Género, es nieta de la alcaldesa UDI de Viña del Mar, Virginia Reginato. 

29.- René Borgna, jefe de gabinete de la Segegob, es esposo de la gobernadora de la provincia Cordillera, Mireya Chocair Lahsen.

30.- Leopoldo Pérez Lahsen, diputado por RN, es primo de la gobernadora de la provincia Cordillera, Mireya Chocair Lahsen.

31.- Ruth Olivera, seremi de Deporte de Valparaíso, es hermana de la diputada RN Erika Olivera.

32.- Amaia Arrastoa, seremi de Justicia de la región de Valparaíso, es hija de la alcaldesa UDI de La Cruz, Maite Larrondo.

33.- Andrea Selman Hasbún, jefa del departamento de Interior, es prima del ex diputado UDI Gustavo Hasbún.

34.- Leslie Briones Rojo, seremi de Gobierno, Región de Valparaíso, es hija de la alcaldesa RN de La Calera, Trinidad Rojo.

35.- Camilo Salas, seremi de Cultura del Maule, es hijo del secretario general del Partido Regionalista Independiente (PRI), Eduardo Salas. Terminó renunciando a su cargo para defenderse de denuncias de acoso y violencia sexual.

https://cambio21.cl/