CHADWICK8

Chadwick fue informado el
mismo día de la muerte de
Catrillanca que los ocupantes
del tractor no portaban armas.

El medio Interferencia dio a conocer un nuevo antecedente del caso Catrillanca: el renunciado general Mauro Victtoriano, el primer oficial del alto mando que llegó al sitio del suceso, informó dos horas después de la muerte del comunero mapuche que éste iba desarmado. El titular de Interior reconoce haberse comunicado con Victtoriano, pero que "se cortaba y se escuchaba mucho ruido".

Un nuevo antecedente se suma a la investigación del procedimiento policial que terminó con la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

En una declaración voluntaria realizada el 6 de diciembre ante la Fiscalía, el renunciado general Mauro Victtoriano, jefe de la Zona Araucanía de Control de Orden Público (ZACOP) y el primer oficial del alto mando que llegó al lugar donde murió el joven, aportó un desconocido antecedente.

Victtoriano asegura que informó telefónicamente al ministro Andrés Chadwick que tanto Catrillanca como su acompañante iban desarmados, por lo que no hubo enfrentamiento armado al momento de su muerte.

Según informó el medio independiente Interferencia, el oficial relata que llamó al titular de Interior pasadas las 18:30 horas del 14 de noviembre, cuando todavía se encontraba en el lugar de los hechos, apenas dos horas del disparo que puso fin a la vida del comunero.

“Informé al Sr. Ministro la situación, él me preguntó si a los carabineros les habían disparado y si los ocupantes del tractor llevaban armas, y le informé que no, pero por lo que me había dicho [el autor del disparo fatal, sargento Raúl] Alarcón, le señalé que habían disparos”, dice la declaración.

“Yo supongo que esto significa que les habían disparado no directamente a ellos, pero que en el sector se estaban efectuando disparos. Quiero dejar en claro que se trata de una presunción”, agregó el ex jefe de ZACOP.

Lee también: Marcelo Catrillanca aseguró que no permitiría una exhumación al cuerpo de su hijo

La versión referida no fue desmentida por Chadwick en su declaración, la cual entregada seis días después ante la Fiscalía. El ministro reconoce haberse comunicado con el oficial ese día, pero su versión acerca de lo conversado es muy diferente.

“Luego de algunos intentos logré comunicarme con el general Victtoriano. La comunicación era muy difícil y logré entenderle que ya se estaba retirando del lugar, pero no obtuve mayores detalles pues las comunicaciones eran muy dificultosas, se cortaba y se escuchaba mucho ruido”, señaló el secretario de Estado.

Pese a ello, en los días posteriores a la muerte de Catillanca, tanto Chadwick como otras autoridades de gobierno procedieron sin la información entregada por Victtoriano.

El mismo 14 de noviembre, a las 20:30 horas, el entonces intendente de La Araucanía, Luis Mayol, aseguró que la muerte del comunero se dio en el contexto de un enfrentamiento con Carabineros.

En tanto, el entonces general director de Carabineros, Hermes Soto, advirtió que no se podía asegurar si la bala que provocó la muerte salió desde su institución.

Hasta ahora no hay antecedentes de que Chadwick se haya vuelto a comunicar con Victtoriano tras esa llamada. Sin embargo, el oficial en su declaración agrega que la misma información que entregó a Chadwick también la puso a disposición de su superior de ese entonces, el general jefe de Orden y Seguridad, Christian Franzani.

Chadwick sobre declaración de general Victtoriano:

“La llamada tuvo interferencias, el

mensaje no fue recibido adecuadamente”

El ex jefe de la Zona Araucanía de Control de Orden Público dijo ante Fiscalía que apenas murió Camilo Catrillanca le informó al ministro del Interior que ni el comunero ni el joven que lo acompañaba iban armados.

Tras una reunión que tuvo el presidente Piñera con la Comisión de Seguridad Ciudadana en el Palacio de La Moneda, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, dijo que trabajarán durante enero para avanzar en una reforma para modernizar a las policías.

En la instancia le consultaron por las declaraciones que ofreció ante Fiscalía el general de Carabineros, Mauro Victtoriano, ex jefe de la Zona Araucanía de Control de Orden Público (ZACOP), quien señaló que le dijo a Chadwick por teléfono, desde el primer momento luego del asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, que no hubo fuego cruzado y que el joven iba desarmado.

El ministro del Interior ha dicho que hubo interferencia en el momento de la llamada y que no logró escuchar bien el mensaje que le dio el general Victtoriano.

“Le señalé al fiscal sobre todas las conversaciones que tuve el día miércoles y una de ellas fue con el general Victtoriano que estaba en el sector, lamentablemente había interferencias, pudo haberme dicho pero eso no fue recibido adecuadamente“, sostuvo Chadwick.

En el punto de prensa en La Moneda dijo que “hay un tema más de fondo, el punto central es que si las personas que iban en el tractor estaban o no armadas. Nunca tuve ningún documento o información de Carabineros de que ellos hayan portado armas, el primer informe no señala que ellos estaban armados por lo tanto no hay incoherencia, ni falta de información porque no ha sido un punto de discusión el hecho de que Camilo Catrillanca y el joven que lo acompañaba tuvieran armas“.

“Ellos no iban armados, pero lo que sí afirmó Carabineros es que hubo fuego cruzado desde distintas partes del camino, luego con posterioridad pedimos a la Fiscalía especial, presentamos nuestra querella y ese fuego cruzado quedó demostrado que no existió“, explicó el ministro.

“Son situaciones distintas que no se deben confundir”.

Aseguró que “inmediatamente después pedí y recibí un informe por escrito del general director de Carabineros, que he reiterado en todas las instancias, que recibí ese informe el jueves a primera hora y ese fue el que dimos a conocer, señalando que era la versión de Carabineros y por eso pedimos un fiscal especial“.

“Nuestro único compromiso ha sido con la verdad, somos querellantes en la causa, hemos actuado en cumplimiento absoluto de la verdad en el momento oportuno“, sostuvo.

Oposición se une y exige la renuncia del ministro Chadwick

El hashtag #RenunciaChadwick se tomó este lunes Twitter. Las directivas de varios partidos tomaron la determinación de exigir su salida tras considerar insuficientes sus explicaciones al nuevo antecedente por el caso Catrillanca.

Los nuevos antecedentes que salieron a la luz sobre el caso Catrillanca y la reacción del ministro Andrés Chadwick, llevaron a la oposición a reagruparse para exigir la renuncia del titular de Interior.

Este lunes el medio Interferencia dio a conocer que el renunciado general Mauro Victtoriano informó telefónicamente al ministro Chadwick que tanto Camilo Catrillanca como su acompañante iban desarmados, por lo que no hubo enfrentamiento armado al momento de su muerte.

Pese a ello, en los días posteriores al asesinato de Catrillanca, el secretario de Estado y otras autoridades de Gobierno ignoraron esa información en sus declaraciones.

Este lunes, tras conocerse este nuevo antecedente y después que Chadwick argumentara que en la llamada había “interferencias” y que no pudo recibir el mensaje adecuadamente, la mesa del Partido Socialista (PS), el Partido Por la Democracia (PPD) y el Partido Radical (PR), decidieron pedir la renuncia del ministro.

Presidente Piñera respalda a Chadwick y

asegura que acusación constitucional sería injusta

Este miércoles el presidenteSebastián Piñera blindó al ministro del Interior, Andrés Chadwick, afirmando que “ha cumplido y ha hecho cumplir siempre la constitución y la ley, todos sus dichos y sus actuaciones han estado orientadas a promover la búsqueda de la verdad y la justicia en el lamentable homicidio de Camilo Catrillanca”.

Además, sostuvo que dicha acusación constitucional que está evaluando la oposición “no corresponde y es evidentemente injusta y significaría un mal uso de este instrumento institucional”.

Afirmó que junto con el secretario de Estado acordaron desde el primer día “no avalar ni validar ninguna de las versiones iniciales que surgieron de Carabineros y otorgar toda la información disponible de forma completa y urgente a la Fiscalía”.

Yendo más allá en su defensa, aseguró que “al día siguiente de ocurridos los hechos, el ministro solicitó la designación de un Fiscal especial de dedicación exclusiva, y se presentaron las querellas criminales contra todos los que resulten responsables”.

Ademaś, “apenas tuvo información de eventuales falsedades en los testimonios u obstrucciones a la justicia por parte de algunos Carabineros, el Ministro se ocupó de que se tomaran las medidas disciplinarias y administrativas que correspondían, que como el país conoce, afectaron no solamente a los 4 Carabineros directamente involucrados, sino también a Coroneles y Generales”.

La declaración del mandatario se da luego de que las bancadas de la oposición anunciaran una comisión jurídica de alto nivel para estudiar la posible acusación constitucional contra el titular de Interior.

Las últimas jornadas, en medio de las arremetidas en su contra, Chadwick descartó reiteradas veces renunciar, y afirmó que Piñera no tiene contemplado cambios en el gabinete.

Miércoles clave: las dudas de la DC frenan

el proceso de destitución contra Chadwick

El presidente Sebastián Piñera tenía previstas actividades toda la semana en la región de Magallanes. Pero la controversia política generada por los cuestionamientos de la oposición al ministro del Interior, Andrés Chadwick, forzaron los cambios a la agenda del mandatario.

Si bien en diciembre, tras la interpelación al secretario de Estado en el Congreso, rápidamente se diluyó la opción de una acusación constitucional en la oposición, dicha alternativa comenzó a tomar fuerza el lunes pasado.

Lo anterior, luego que se conociera la declaración ante la Fiscalía del exjefe de la Zona Araucanía del Control de Orden Público, el renunciado general de Carabineros Mauro Victtoriano, en la que aseguró que le informó al ministro desde el primer momento -vía telefónica, el 14 de noviembre- que no hubo intercambio de disparos en el incidente que provocó la muerte de Camilo Catrillanca, y que incluso el comunero mapuche iba desarmado.

Más allá de aquello, lo que volvió a encender la polémica fue su excusa: “Lamentablemente había una muy mala comunicación e interferencia”, explicó.

Ante ello, la totalidad del bloque opositor refrescó sus críticas y en masa comenzaron a solicitar formalmente al Ejecutivo la renuncia de Chadwick, incluida la Democracia Cristiana. Incluso, volvió a tomar fuerza la opción de una acusación constitucional.

Pese a la evidente y creciente tensión, el jefe del gabinete mantuvo la calma al ser consultado por las críticas en su visita al Congreso: “Tengo mi conciencia absolutamente tranquila. También es un ejercicio democrático ejercer una acusación constitucional, siempre y cuando se haga de acuerdo a las causales que establece la Constitución. Y las causales que establece es dejar de cumplir la Constitución o incumplir la ley. He cumplido la ley. He cumplido la Constitución (…) No. No he pensado en renunciar, porque mi compromiso con el Presidente es -hasta cuando él me indique- seguir colaborando”, afirmó el titular de Interior.

En concreto, para iniciar el proceso sólo se necesitan 10 firmas, de modo que se podría dar curso al trámite sin contratiempos. Pero ningún partido opositor quiere arriesgarse a protagonizar un revés en la Sala. Y para triunfar necesitan 78 votos. Si bien suman un total de 84 diputados, 14 de ellos son DC y 6 radicales, que en todo momento han mantenido en duda su apoyo.

Reunión decisiva

Con todo, a raíz de la evidente división, este miércoles a las 11:00 horas se reunirán todas las bancadas de la oposición de la Cámara de Diputados para resolver en conjunto el destino de una posible acusación constitucional.

El encuentro fue convocado por el PS, partidario de presentar la moción para intentar destituir a Chadwick. “Como diputada mapuche siento que ha sido un rol muy pasivo porque el temor está en la propia oposición de que no contaremos con las firmas”, cuestionó Emilia Nuyado, la parlamentaria socialista que encabezó la interpelación a Chadwick en diciembre pasado.

Pero hay un punto en el que Chadwick tiene razón: la acusación constitucional es una herramienta que hay que tomarse en serio y que debe ser bien argumentada desde el punto de vista jurídico, por lo que una excusa “de cuarto básico o de kinder” -tal como la calificó el diputado RN Andrés Celis- no bastaría para sustentar el libelo acusatorio.

Y ese es el punto que remarca la DC. Si bien el jefe de bancada, Matías Walker, remarcó que la permanencia de Chadwick le hace daño al Gobierno, dejó en claro que no están por impulsar una acusación constitucional. Eso sí, no descartan sumarse “cuando se presente. La vamos a juzgar en su mérito. En su día”, aseguró.

Así, añadieron presión a La Moneda y al propio Chadwick.

Blindaje oficialista

Chile Vamos y el Gobierno saben que el escenario cambió respecto a ocasiones anteriores, puesto que la DC podría inclinar la balanza en favor de la oposición, tal como ocurrió en el caso del exintendente de La Araucanía, Luis Mayol: cuando la falange amenazó con la acusación en su contra por el mismo caso Catrillanca, desencadenó rápidamente su renuncia al cargo.

Por lo mismo, desde los partidos oficialistas, a excepción de la postura del diputado Celis, se han mostrado en todo momento como un frente unido y con un respaldo irrestricto a Chadwick.

“Las facultades están, el tema es que no hay mérito para eso. Hay que ser responsable con el uso de estas herramientas. El ministro ha hecho bien su trabajo y me parece que no tiene ningún sentido seguir discutiendo esa posibilidad”, sostuvo el presidente de RN, Mario Desbordes.

En tanto, la misma línea mantuvo la timonel UDI, Jacqueline van Rysselberghe. “Empezar a tener esa actitud por parte de la oposición, de tratar de en cada situación pedir destitución, más bien parece una operación política para llevar a una desestabilización al Gobierno”, aseguró.

Al final del día también surge otra aprehensión respecto a aventurarse con un proceso de destitución, más allá de los simples argumentos que vaya a incorporar el texto: si se presentara durante enero, a partir de entonces comenzarían a correr los plazos constitucionales y dicha situación obligaría a interrumpir las vacaciones de los parlamentarios en febrero para cumplir con esos tiempos.

Por eso, algunas voces han comenzado a señalar la opción de elaborar el texto de la acusación constitucional durante febrero, para que comience su trámite legislativo durante marzo. Así las cosas, el receso legislativo obligaría a hablar sobre el tema durante enero, febrero y marzo.

ClariNet