TRIUNFO-ABORTO8

Este miércoles, la Contraloría
General de la República
dictaminó que el protocolo de
objeción de conciencia del
ministerio de Salud no
se ajusta a derecho.

Las razones entregadas por el órgano fiscalizador, en relación a la objeción institucional, son que los establecimientos públicos de salud no pueden invocar objeción de conciencia, debido a que es función del Estado garantizar el libre e igualitario acceso a la salud.

El organismo liderado por Jorge Bermúdez agregó que las instituciones privadas que tengan convenio con el Estado tampoco pueden acogerse a la objeción de conciencia, puesto que al recibir financiamiento público se entiende que sustituyen a los servicios de salud y que forman parte de la red pública de salud.

“…Aquella no puede acogerse a la objeción de conciencia institucional en tanto se encuentre vigente la respectiva convención, pues si bien se trata de una entidad de carácter privado, tiene el deber de dar cumplimiento a una función pública -a la que voluntariamente se ha comprometido- y para cuyos efectos le han sido entregados recursos públicos”, precisa el dictamen.

Por último, la resolución firmada por Bermúdez, asegura que el protocolo en cuestión “contiene algunos elementos que desatienden la condición de excepcionalidad de la objeción de conciencia”. Característica inherente al mecanismo, ya que “es establecido para justificar que determinadas personas puedan dejar de cumplir una obligación legal”.

Cabe recordar que este pronunciamiento de legalidad fue requerido por un grupo de parlamentarios que criticaban el protocolo evacuado bajo el liderazgo del ministro de Emilio Santelices, por considerar que la autoridad incurrió en una serie de irregularidades en su dictación, afectado el sentido de la Ley de Aborto en Tres Causales y anulando al reglamento previo, ambos aprobados bajo la administración anterior.

Ilegalidad en ambos protocolos

Ante esta decisión, parlamentarios han planteado la posibilidad de generar un nuevo protocolo o bien de retomar la vigencia del anterior. Sin embargo, el dictamen de Contraloría es claro en afirmar que ambos protocolos no se ajustaron a derecho debido a que excedieron la competencia meramente operativa que les entrega la ley que los origina, constituyéndose como verdaderos reglamentos que no cumplieron las formalidades constitucionales y que no fueron sometidos al control previo de legalidad que efectúa el organismo.

De generarse un nuevo protocolo, este deberá venir firmado por Sebastián Piñera, ya que Contraloría precisó que, en conformidad con lo dispuesto en la Constitución Política, “las normas de carácter general y abstracto que tienen por objeto complementar y desarrollar la regulación legal, han de ser dictadas por el Presidente de la República”.

FA apuesta por la destitución del

ministro de Salud si no sale del Gobierno

Si bien la oposición ligada a la exNueva Mayoría no se mostró abierta a empujar una acusación constitucional del ministro Santelices, desde el Frente Amplio (FA) pusieron por delante esa opción si es que el presidente Piñera se niega a pedirle la renuncia al titular del Ministerio de Salud.

Eso si, los partidos que respaldaron a Michelle Bachelet en el periodo anterior también abogan por su salida, pero sólo deslizando que la responsabilidad le compete a su jefe: el Presidente de la República.

Lo anterior, luego que Contraloría determinara que el protocolo de objeción de conciencia del aborto que él implementó no se ajusta a derecho.

A ello se sumó otra noticia desde el partido más grande del FA, Revolución Democrática, quienes a propósito de esta controversia decidieron restarse de la comisión de salud impulsada por Piñera con miembros de todos los sectores para discutir los términos de un acuerdo nacional por la salud.

“No vamos a participar”, señaló el diputado de RD Miguel Crispi, pese a que el martes recién habían confirmado su participación en la instancia, a la que iba el propio parlamentario iba a asistir.

Y así será, según dijeron desde el conglomerado. Al menos que efectivamente Santelices renuncie o sea sacado del gabinete por Piñera.

Bachelet celebra fallo de Contraloría y

llama a no retroceder en lo avanzado

La expresidenta Michelle Bachelet se refirió al dictamen de la Contraloría General de la República, que este miércoles declaró como ilegal al protocolo de objeción de conciencia dictado por el ministerio de Salud, en el marco de la Ley de Aborto en Tres Causales.

“Valoro el dictamen, que defiende el derecho de las mujeres de nuestro país a decidir en situaciones difíciles como es el aborto. ¡Torcer el espíritu de las leyes que la gran mayoría de la ciudadanía apoya es retroceder en lo avanzado!”, afirmó la exmandataria a través de su cuenta de Twitter.

Respecto la objeción constitucional, el organismo fiscalizador argumentó que las instituciones privadas que tienen convenio con el Estado no pueden acogerse a la objeción de conciencia, puesto que al recibir financiamiento público se entiende que sustituyen a los servicios de salud y que forman parte de la red pública de salud, la cual no puede invocar esta excepción.

Cabe recordar que la ley de aborto fue promulgada bajo administración de Bachelet, que tomó el tema como unas de sus principales banderas durante su gobierno.

Chile Vamos insistirá en reponer objeción

institucional descartada por Contraloría

Las reacciones no se hicieron esperar. Contraloría dictaminó que el protocolo de objeción de conciencia del aborto, implementado por el ministro de Salud Emilio Santelices, no se ajusta a derecho.

Ante ello, los parlamentarios opositores salieron a pedir que se reponga la normativa anterior al arribo del Gobierno de Piñera, que permitió que las instituciones de salud privadas pudieran optar por negarse a realizar abortos en cualquiera de las tres causales aprobadas por el Congreso. Lo anterior, independiente de si reciben recursos públicos o no para su funcionamiento.

En ese contexto, los senadores José Miguel Insulza (PS), Felipe Harboe (PPD) y Guido Girardi (PPD) arremetieron contra el Ejecutivo por su determinación ilegal y pidieron que se aplique lo antes posible la ley en los términos en que fue legislada.

Uno de los pocos opositores en referirse a la derrota del Gobierno ante Contraloría fue Francisco Chahuán (RN), quien defendió el derecho a que los privados puedan ejercer una objeción y hacer que el procedimiento de aborto se cumpla en otro recinto.

“Vamos a pedir una reposición a la Contraloría. Yo creo que vamos a entregar nuevos antecedentes. Vamos a insistir en el punto y estamos absolutamente convencidos que la objeción de conciencia” debe poder ser realizada por el todo el personal sanitario.

Eso sí, el parlamentario de Chile Vamos sólo apuntó a que presentarán nuevos argumentos, aunque sin precisar cuáles serán los puntos con los que esperan revertir la determinación.

En tanto, si bien el protocolo empujado por Emilio Santelices dio paso a una ilegalidad, los parlamentarios de la exNueva Mayoría no expresaron intenciones de concretar una acusación constitucional para destituir al titular de la cartera de salud.

Por ejemplo, el presidente de la Comisión de Salud del Senado, Guido Girardi, se limitó a decir que citará a Santelices a dicha instancia parlamentaria durante la próxima semana.

Mientras que, por su parte, la diputada Marcela Hernando (PR), quien estuvo a cargo de la interpelación del ministro de Salud la semana pasada, sólo recalcó que su intención era restituir la ley, lo que se logró con el dictamen de Contraloría, y no sacar a Santelices de su cargo, ya que -según dijo- esa es una decisión del presidente Piñera.

Eso sí, desde el Frente Amplio sí dieron señales para dar curso a una acusación constitucional.

Gobierno "no comparte pero acata fallo de Contraloría"

y anuncia nuevo reglamento que regule objeción de conciencia

La vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, aseguró que "no compartimos la decisión, pero comprometidos con el Estado de derecho y con el rol que corresponde a las instituciones del país, acatamos el dictamen".

Reunidos por casi una hora estuvieron en una pequeña sala del tercer piso del Senado, los ministros de la Segpres y Segegob, Gonzalo Blumel y Cecilia Pérez, respectivamente analizando la vocería que realizarían luego de que la Contraloría determinara como ilegal el protocolo redactado por el titular del Minsal, Emilio Santelices, sobre objeción de conciencia en el marco de la ley de aborto en tres causales. En la reunión de emergencia también participó el Presidente de Evopóli, Francisco Undurraga y su par de Renovación Nacional, Mario Desbordes, y realizaron contactos telefónicos con el Presidente de la República y el propio Santelices que se encuentra en Isla de Pascua.

Tras ello, la vocera de Gobierno leyó una declaración pública del Ejecutivo en la que señalaron que "no compartimos la decisión, pero comprometidos con el Estado de derecho y con el rol que corresponde a las instituciones del país, acatamos el dictamen".

Asimismo, anunciaron que a la brevedad prepararán un "reglamento que regule la objeción de conciencia y que acoja los cuestionamientos que ha hecho la Crontaloría General de la República a este protocolo".

En ese sentido, agregaron que tanto el protocolo dictado por el gobierno actual, como el de la administración anterior "se fundaron en la norma legal que expresamente señala que estas materias deben ser reglamentadas por protocolo".

Sin embargo, "Contraloría con todo, ha señalado que esta materia debe ser regulada no por protocolo, si no que por la vía de reglamento". En tanto, respecto al fondo de la posición del Ejecutivo, la ministra vocera indicó que "se fundó en la sentencia del tribunal constitucional que reconoció tanto la objeción de conciencia personal como la institucional".

"Nuestro protocolo buscaba compatibilizar el ejercicio del derecho de objeción de conciencia con la protección de los derechos de las mujeres que requieren el acceso a prestaciones del sistema de salud", agregó.

Una vez leída la declaración de la ministra, quien no aceptó preguntas, el ministro Gonzalo Blumel fue alcanzado por la prensa en los estacionamientos del Congreso, en donde anunció que lo expresado por Pérez "es la posición oficial del Gobierno y mañana vamos a revisar los antecedentes y el dictamen para poder estudiarlo en profundidad". Consultado si el ministro Santelices continúa contando con el respaldo de La Moneda aseguró que "de momento es lo que la vocera ha expresado".

ClariNet