ALEUY-SOLO

La última derrota de Mahmud
Aleuy por el decreto espía.

La Contraloría rechazó dar curso a la medida que permitía aumentar el tiempo y calidad del almacenamiento de datos comunicacionales de las personas, lo que marcó un nuevo traspié en los complicados últimos meses que ha vivido el subsecretario del Interior en el cargo.

Los últimos meses no han sido cómodos para el que fuera uno de los hombres mejor posicionados dentro de La Moneda. El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, vivió un nuevo traspié al ver rechazada una de sus iniciativas icónicas en materia de seguridad pública.

El pasado viernes la Contraloría General de la República se abstuvo de dar curso al decreto 866, conocido popularmente como el ‘decreto espía’, por considerar que sus disposiciones, tales como la conservación de datos comunicacionales y las atribuciones de los jueces y el Ministerio Público, son materia de ley, por lo tanto deberían ser debatidas en el Congreso.

Es un nuevo traspié para Aleuy. Cuando fue presentado el decreto este fue rechazado en el discurso transversalmente por los parlamentarios, algo que fue replicado por los congresistas nuevamente esta semana a partir de la decisión de Contraloría.

Por ejemplo, el senador de la UDI, Hernán Larraín, señaló que ninguna autoridad del Ejecutivo, por muy honorable que sea, da las garantías a la ciudadanía sobre si las libertades personales están siendo resguardadas con el decreto.

“No puede una autoridad administrativa a través de un decreto, definir cómo se almacena, cómo se preservan informaciones reservadas y privadas de las personas, sólo la ley puede establecer el destino y el uso de esa información”, dijo.

Izquierda y derecha se alinearon totalmente frente a la medida del subsecretario del Interior. Por lo mismo, el senador del PPD, Felipe Harboe, también destacó la decisión de Contraloría, calificando el hecho como un triunfo de la ciudadanía.

“En materia de seguridad es importante que haya facultades, pero acá hay un principio de legalidad, porque no puede ser que un gobierno se arrogue la facultad por decreto de hacer algo que tiene que ser aprobado por ley, para resguardar la seguridad de las chilenas y chilenos”, manifestó.

Pero más allá del tema puntual con el polémico decreto, este hecho marca la débil posición actual de la autoridad encargada de la seguridad pública.

Recordemos que en septiembre se generó un distanciamiento entre Aleuy y  Michelle Bachelet, luego que el gobierno cediera ante la huelga de hambre de los comuneros mapuche imputados en el Caso Iglesias, retirando la Ley Antiterrorista de la querella. Tras esto, el subsecretario estuvo a punto de renunciar a su cargo, lo que fue evitado por la presidenta, desembocando el conflicto en unas vacaciones de la molesta autoridad.

Pero el fallo de la Corte Suprema en la Operación Huracán, que determinó la libertad de los acusados por la falta de argumentos en la medida cautelar de prisión preventiva decretada por el Juzgado de Garantía de Temuco, obligó a Aleuy a regresar antes de tiempo de sus días de descanso.

Desde entonces que la autoridad ha mantenido un perfil más bajo a lo que acostumbraba en materia de seguridad pública. En declaraciones a distintos medios de comunicación se ha visto enfrentado a los cuestionamientos sobre lo ocurrido en la Operación Huracán, en donde los imputados lo acusaron de preparar un montaje. El aludido sólo se ha dedicado a desmentir.

Últimamente sus intervenciones han estado marcadas por temas como la visita del papa, y si bien ha mantenido su participación en los encuentros de la Macrozona Sur que vigila los hechos de violencia en el Bío Bío, La Araucanía y Los Ríos, se ha evidenciado una distancia del protagonismo que alguna vez lo caracterizó, tal como quedó expuesto en palabras del senador Alberto Espina a T13.cl: “Desde la vuelta del subsecretario no he tenido la posibilidad de tener contacto con él en temas de seguridad ciudadana o violencia extrema y terrorismo en el sur. Tengo la idea de que será difícil para él retomar esos temas”.

Aunque por ahora Interior no da por pedido el decreto espía. Según consignó El Mercurio, Aleuy solicitará a Contraloría antecedentes para revisar los fundamentos por los cuales la medida intrusiva fue rechazada.

ClariNet