CAMILA-CAE

“Todos estamos
endeudados o
conocemos gente
que paga hasta tres
veces lo que estudió”.

Por Vanessa Vargas Rojas

En sus primeras semanas en el Congreso, la diputada del Frente Amplio se transformó en la protagonista de una instancia que investigará el abuso contra miles de estudiantes endeudados. "El endeudamiento, como ha llegado a tantas personas, termina siendo para nosotros y mi generación un tema muy latente", reconoce.

A sus 27 años, Camila Rojas Valderrama llegó al Congreso como una de las diputadas más jóvenes de la Cámara. La ex presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, feminista y administradora pública fue apuntada por los medios como la “líder sin cuna” de la bancada que irrumpió en marzo el edificio porteño, debido a su origen sencillo y apellido común.

Rojas, oriunda de los cerros de San Antonio, lleva un mes y medio como diputada de la República y ya evidenció uno de sus objetivos. Hace unas semanas, lideró la creación de la comisión investigadora del Crédito con Aval del Estado (CAE), una instancia que surge por petición de los profesionales endeudados que agrupa el movimiento Deuda Educativa.

La delicada situación que afecta a más de un millón de personas  -quienes utilizaron el mecanismo de financiamiento creado por Ricardo Lagos para potenciar el acceso a la Educación Superior, además de quienes tienen mantienen deudas con otros créditos- es una de las preocupaciones centrales de la diputada de Izquierda Autónoma. 

“Hemos estado trabajado respecto a los antecedentes que es necesario reunir y nos interesa lo que tiene que ver con las cláusulas abusivas, como firmas de pagarés en blanco, donde el banco es el que termina llenando estos espacios y el estudiante queda en una situación de vulnerabilidad respecto de cualquier crédito de consumo“, explica.

La parlamentaria agrega que la comisión también examinará los mandatos revocables y delegables contemplados por el CAE, así como las repactaciones que suelen terminar enviando a Dicom a la mayoría de los estudiantes. La situación de la retención de impuestos, que por estos meses afecta a numerosos trabajadores a honorarios, será otra de las situaciones para analizar por las y los diputados.

Rojas recuerda que “la excusa” para crear el Crédito con Aval del Estado fue “hacer crecer la matrícula de Educación Superior y que eso no se podía hacer con el fortalecimiento de la educación pública porque no había plata. Sin embargo, a más de diez años desde la creación del CAE, la plata que ha desembolsado el Fisco es súper grande”.

En este escenario, la legisladora anticipa que les interesa que la deuda de las personas ya afectadas por los créditos sean considerados en la próxima propuesta del gobierno de Sebastián Piñera al respecto: “Beyer tuvo una propuesta y Delpiano también al final, pero algo que no se ha considerado nunca ha sido la situación de los endeudados. La idea es que no solo se piense en los futuros endeudados, sino también que nos hagamos cargo de aquellos que se han visto perjudicados por políticas que han beneficiado principalmente a los bancos”, apunta.

-¿Qué significa poder representar la demanda de los endeudados en esta comisión? ¿La conclusiones podrían ayudar a levantar la condonación de la deuda, algo negado por gobiernos anteriores?

A mí me tocó trabajarlo estando en la Federación, con Deuda Educativa y fue un tema que abordamos también desde la Confech. El endeudamiento, como ha llegado a tantas personas, termina siendo para nosotros y mi generación un tema muy latente. Todos estamos endeudados o conocemos gente endeudada que paga hasta tres veces lo que estudió. Es una situación que no nos es ajena, por eso la importancia que le damos.

La posibilidad de poner eso sobre la mesa y que no sea un tema que quede oculto es un desafío que quisimos tomar. Si se quiere avanzar en que la educación sea entendida como un derecho, esta situación de endeudamiento no puede seguir así. Es lo que significa individualmente para cada endeudado, pero también lo que significa que el Estado haya avalado esas prácticas abusivas. Si corroboramos esta situación, si estos antecedentes son reunidos y se ponen sobre la mesa, corroborando ilegalidades y abusos, es una forma de decir que el crédito es injusto y que la condonación sea una posibilidad.

-¿Podría plantearse como una forma de reparación del Estado?

Claro, un Estado que fue garante y aval de un crédito que perjudicó a muchas personas.

-El apoyo de la derecha a la comisión ha despertado desconfianza en cuanto a sus objetivos políticos. ¿Cuál es la responsabilidad que les compete a ellos también?

Esa política lleva más de una década, entonces hay responsabilidad en quienes la gestan, pero también en los gobiernos de la Concertación y de la derecha que la mantienen. Ante la devastadora realidad que dejó este crédito, yo me quedo con la idea de que si se genera esta transversalidad es porque acá hay una situación que es grave. Los antecedentes de los endeudados y el estado en el que se encuentran da luces de la gravedad.

Es importante que existan soluciones. Quiero ser majadera, porque acá vamos a reunir los antecedentes, va a servir para poner sobre la mesa estas situaciones ilegales y abusivas y nos parece importante saber cuáles son las soluciones que ofrece el Congreso ante esta realidad. Ya estamos pensando en una agenda corta que nos permita enfrentar estos abusos e incidir en lo que el gobierno proponga. Por lo mismo el plazo es de 60 días, para que consideren lo que aquí emane en su política de Educación Superior. No solo se trata de la comisión y de pasar la cuenta por una política que a todas luces es nefasta, hay un consenso más o menos general de que el CAE se debe acabar, pero nosotros queremos ir mas allá y que existan soluciones para los endeudados. Estamos dispuestos a trabajar tanto una agenda corta anti abuso, como propuestas de largo aliento.

“Ha sido una instalación intensa en el Congreso”

Camila Rojas es la única diputada en integrar la Comisión de Pesca en el Congreso, algo que lo “hace ser medio raro”, según confiesa. En sus primeras semanas en el Congreso, la diputada ha tenido que capacitarse sobre los temas en discusión, ya que el debate es muy técnico y exige conocimientos específicos sobre el tema.

“Tenemos una visión respecto a que las ultimas modificaciones que se introdujeron en el gobierno de Piñera con Longueira de ministro, además de toda la corrupción que estuvo involucrada, terminó en una ley que ha sido muy nefasta para la pesca artesanal”, adelanta, recalcando que están comprometidos con el sector no solo por los pescadores, sino también por la defensa de la soberanía alimentaria y de los recursos marinos.

A la vez, la diputada detalla que están en plena discusión sobre cómo se pesca la jibia y que lo que pase con dicho proyecto “va a ser bien determinante para saber si existe disposición de cambiar la forma en cómo se ha legislado en pesca. Lo que ahí ocurra va a demostrar si la derecha tiene disposición a hacer cambios y si la Nueva Mayoría quiere jugar un rol en eso. Yo creo que si ese proyecto no sale es muy evidente que durante 4 años se va a seguir favoreciendo a la pesca industrial y a estas familias que concentran los recursos”.

La administradora pública enfatiza que están comprometidos con la defensa de la pesca artesanal porque “durante muchos años lo único que se defendió en el Congreso fueron los intereses de los empresarios de la pesca industrial”.

-¿Cómo ha sido el proceso de instalación en el Congreso, a partir del camino recorrido como dirigenta social?

Ha sido una instalación intensa, llevamos un mes y medio recién. Ha sido muy movido comenzar a entender el trabajo de las comisiones y su funcionamiento. Tenemos una preocupación porque estos cuatro años en el Congreso estén bien conectados con la pega distrital, con lo que podemos hacer por fuera de los márgenes del edificio en Valparaíso. Ha sido intenso en materia legislativa, pero también en lo que tiene que ver con representación y fiscalización, que son roles que no solo se juegan adentro.

-¿Qué opinas del despliegue del Frente Amplio y cómo comienza a definirse como bloque de oposición en el Congreso?

Pienso que todavía tenemos muy pendiente en el Frente Amplio el desafío de construir una oposición e incorporar intereses que han estado excluidos de la política durante muchos años. Yo creo que todavía es un objetivo que no logramos por completo y eso puede tener que ver con que somos una coalición nueva pero también porque no hemos logrado cuajar las diferentes posturas y posiciones que existen al interior. Creo que hay ciertas cuestiones que nos definen como Frente Amplio, que tienen que ver sobre todo con el programa que logramos gestar a través de la candidatura de Beatriz Sánchez, pero aún nos queda camino por recorrer para constituirnos como una oposición que efectivamente plantee una alternativa, que esté por las transformaciones y que incluso en un gobierno de derecha logre empujar cuestiones que importan.

“La objeción de conciencia es una incorporación con la que hay que terminar”

La diputada, al igual que otras parlamentarias feministas que hoy integran el Congreso, está comprometida con la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Sin embargo, el escenario parece cada vez más adverso desde el cambio al protocolo de objeción de conciencia realizado por el Ministerio de Salud, que ya ha evidenciado casos de obstáculo al procedimiento en Quilpué y Curicó.

“El aborto en tres causales es una ley de difícil discusión en el Congreso. Tuvo varios frenos respecto de lo que se planteó en primera instancia, pero además en lo posterior, en cómo se ha intentado seguir cercenando esta política es bien impresionante”, reconoce Camila Rojas. A su juicio, la polémica de años tiene que ver “con el decirle a las mujeres que no tienen derecho a decidir, porque finalmente el espacio que se abre con un aborto en tres causales ya era bastante pequeño”.

Además, adelantó que tienen serios reparos respecto a la existencia de la objeción de conciencia institucional: “Nosotros creemos que no refleja el espíritu de la ley y que es una incorporación con la que hay que terminar. No fue un mandato democrático sino que fue impuesto por el Tribunal Constitucional. Vamos a estar presentando iniciativas en este sentido”.

-Las últimas semanas han estado marcadas por las denuncias de acoso sexual y violencia hacia las mujeres. El primer remezón lo dieron las acusaciones de abuso de poder y acoso planteadas por un grupo de actrices contra Herval Abreu.

 

Creo que estamos enfrentando un contexto de alta hostilidad hacia las mujeres que se corrobora con estas situaciones. En el casos de Canal 13 es súper importante el apoyo que se pueda brindar en términos de creer en esos relatos. Creo que es muy fácil cuestionar a las mujeres cuando denuncian y algo positivo que se puede sacar de esto es precisamente aprender a creer en los relatos y apoyar a las mujeres que enfrentan esta situación.

-Durante el sábado conocimos el caso de Ámbar, la niña de un año siete y meses que fue violada y al otro día supimos de la violación colectiva de una mujer en las cercanías del Estadio Nacional.

La situación de Ambar, además tan cerca del caso de Sophie, hace repensar el contexto que estamos viviendo como sociedad y lo peligroso que es ser mujer desde que naces, básicamente. Es súper fuerte esa situación porque además llega la señal de que tienes que tener demasiado cuidado, cuando naces, cuando pasas por el colegio, cuando trabajas, en la calle, en todos los espacios te puede pasar algo y eso es muy fuerte para las mujeres y niñas en general. Todas estas violencias, que se expresan en acoso, violaciones, femicidios, ameritan muchos cambios. Entre ellos, muchos que son cotidianos. Uno lo puede vincular a otras dificultades, pero es difícil separar lo estructural de estas situaciones. Es parte de un contexto de opresión, vulneración y violencia completamente dirigido.

-Es claro que no se trata de un problema con una solución única, pero ¿existe la posibilidad de abordar propuestas en relación a la violencia contra las mujeres en el Congreso?

Siempre esta el riesgo de que se entienda que una propuesta va a solucionar todo el problema, pero claro que hay iniciativas que se pueden proponer para ayudar a erradicar la violencia hacia las mujeres. Un punto es importante y que ha estado en el tapete, tiene que ver con la educación no sexista, que es algo que podría contribuir. No creo que sea la solución máxima, pero creo que podría ser una parte importante del problema terminar con los estereotipos, la obligatoriedades y exigencias con las que cargan los cuerpos de las mujeres. Es un sector en el que nos interesa trabajar y aportar propuestas.

ClariNet