ALCALDES-UDI

Los hechos han demostrado
sobradamente que la UDI es
el partido más corrupto de Chile,
sin que, aparentemente, el
electorado duro de la derecha
entienda lo que eso significa.

Dos nuevos casos vienen a confirmar que en dicho partido, la corrupción, además de estructural, ha devenido en cultura.

Así, mientras que el Tribunal Calificador de Elecciones, Tricel Metropolitano, suspendió por un mes al alcalde Rodolfo Carter, el Tricel de Valparaíso acogió a trámite un recurso de destitución de la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato.

En el primer caso, el Tricel Metropolitano determinó la suspensión en el cargo del alcalde de La Florida por treinta días, del alcalde de La Florida, Rodolfo Cárter, independiente pro UDI.

Ver imagen en Twitter

La decisión se tomó acogiendo el requerimiento presentado por los concejales Claudio Arredondo (Ind-PPD), Nicolás Hurtado (PC), Nicanor Herrera (Ind-PS) y Marcela Abedrapo (PC), que acusan al jefe comunal de notable abandono de deberes.

La acusación contra el edil se funda en el no pago de cotizaciones previsionales a funcionarios de salud y educación de la municipalidad, lo que habría provocado problemas a los trabajadores con sus compromisos previsionales.

Carter también fue cuestionado por un informe de Contraloría que dio cuenta de un déficit de $20 mil millones, que también investiga el Consejo de Defensa del Estado.

El notable abandono de deberes es una de las causales de destitución de un alcalde en ejercicio cuando se falte inexcusablemente a las obligaciones que le estipulan la Constitución y las leyes y también en el caso de causar graves pérdidas al patrimonio municipal o no pague íntegra y oportunamente las cotizaciones previsionales correspondientes a sus funcionarios o a trabajadores de los servicios traspasados.

“El análisis en conjunto de cuestiones planteadas en el requerimiento convencen a este Tribunal de la existencia de una situación irregular de manejo administrativo, con una serie de acciones u omisiones que deben ser consideradas infracciones”, asegura el fallo.

Tras esto puntualizó que se lograron acreditar “tres de los doce cargos formulados” por los denunciantes, agregando que las imputaciones “no tienen claramente el carácter de notable y grave para aplicar la remoción pedida”.

Por lo anterior, el tribunal decidió aplicar una medida menor a la solicitada por los ediles, quienes pedían la remoción definitiva del jefe comunal.

Descargue el fallo


La concejala Marcela Abedrapo comentó:

“Esta información corrobora lo que siempre dijimos y fuimos vilipendiados por ello. Justo en estos días, cuando Cárter se malgasta los recursos municipales en el centro vacacional Rosa Agustina, se confirmaría que es el responsable de que esta Municipalidad se esté hundiendo económicamente”.

La suspensión comenzará a regir desde el momento en que el jefe comunal sea notificado.

En un comunicado la municipalidad sostuvo que si bien no comparte el fallo lo acatara, y destacó que en la resolución quedó acreditado que “no ha existido notable abandono de deberes, ni falta de probidad, ni extravío de dinero o la comisión del algún delito” y que lo que se ha constatado son “errores administrativos”.

Precisó que estas sanciones exceden al municipio, recalcando que tienen su origen en “la falta de financiamiento oportuno por parte del Estado Central de los Servicios Delegados de Salud y Educación”.

“Este sistema perverso, que amenaza a La Florida y casi todos los municipios, genera atraso en el pago de cotizaciones previsionales y ha puesto a nuestra institución a su alcalde en esta situación”, concluyó.

Durante los próximos 30 días en los que Carter estará suspendido y según lo que dicta la ley, la administradora municipal ejercerá funciones como alcaldesa subrogante.

 

Admiten a trámite solicitud de destitución

de la alcaldesa Virginia Reginato

 

El Tribunal Electoral regional de Valparaíso admitió a trámite la solicitud presentada recientemente por los concejales Laura Gianicci (DC), Víctor Andaur (PC), Sandro Puebla (Ind. PS) y Marcela Varas (PPD) de Viña del Mar, para destituir de su cargo a la alcaldesa de la comuna, Virginia Reginato.

Los requirentes acusan abandono de deberes y faltas a la probidad, luego que la Contraloría detectara un millonario déficit en el municipio producto de pagos indebidos a empresas y desembosos de horas extras no realizadas, entre otras cosas.

El requerimiento apunta al déficit de $17.585.250.174 dado a conocer por la Contraloría General de la República, revelando pagos indebidos a empresas y el desembolso de grandes sumas por horas extras que no fueron realizadas, en la ejecución presupuestaria del año 2017.

Los concejales entregaron seis carpetas con informes que acusan a Reginato de abandono de deberes y falta a la probidad administrativa.

Dada esta situación, Reginato ahora será notificada de la resolución y tendrá un plazo de diez días para contestar.

Luego de la notificación la jefa comunal tendrá diez días para responder los cargos que se le acusan, sin embargo, el proceso legal podría durar ocho meses. De perder el cargo Reginato quedaría inhabilitada para ocupar puestos públicos por cinco años.

Tras la noticia el abogado patrocinante dijo:

“Esta es una muy buena señal que nos está entregando el Tribunal Electoral Regional de que las cosas van a ir más rápido de lo que todo el mundo cree y como nosotros también pretendemos”.

Agregó:

Esperamos que pueda responder lo antes posible sin ocupar maniobras dilatorias ni ningún otro resquicio que se pueda utilizar, sino que entre al fondo del asunto y discutamos si es tan grave los hechos que hemos descrito y si constituyen o no una causal para que la alcaldesa sea destituida”.

La concejala Laura Gianicci manifestó que se sienten “engañados, nosotros no teníamos idea que había facturas no ingresadas y fondeadas en caja”.

A su vez, el concejal Sandro Puebla afirmó que “tuvimos que recurrir al Tribunal Electoral porque fue lo único que nos dejó el municipio. Como concejales lo nuestro es fiscalizar”.

Tras presentar la solicitud, los denunciantes afirmaron que esperan la resolución entre los próximos 6 y 8 meses.

La alcaldesa Reginato atribuyó la ofensiva a “fines políticos electorales, y enfatizó que tras las medidas desplegadas por sus equipos, “logramos rebajar el déficit presupuestario que el año 2017 era de $17.000 millones, a sólo $4.000 millones a fines de 2018, contemplando en el presupuesto de 2019 la totalidad de la deuda flotante”.

¿Habrá contratado a Mandrake el Mago para parir de la nada el equivalente a casi el 20% del presupuesto municipal anual?

Total, hablar es gratis.

ClariNet