FRESCIRA-GENERALES8

Nadie sabe hacia dónde
viajan los ex comandantes
en jefe en autos fiscales.

Algunos hombres que fueron altos mandos en las Fuerzas Armadas y de Orden cuentan con movilización gratuita y mantenida con recursos públicos. Radio y Diario Universidad de Chile intentó acceder a la bitácora de estos viajes entre los meses de junio y diciembre de 2017, lo que fue denegado en el caso del Ejército y la Fuerza Aérea. En la Armada y Carabineros, el registro no existe.

Auto, chofer y bencina gratis. Ese es el beneficio con el que cuentan ciertos ex comandantes en jefe de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas. En Carabineros se da una situación similar: algunos ex generales directores disponen de esta movilización para dirigirse al destino que quieran.

Este tema, dado a conocer –en parte– por este medio a partir de documentos obtenidos vía Ley de Transparencia, generó una crítica transversal en la opinión pública. Además, provocó cuestionamientos respecto de la utilización de una cantidad importante de vehículos fiscales.

Lo que quedaba por buscar era el historial de aquellos autos. Pero fue imposible obtenerlo.

La explicación es un oficio de la Contraloría General de la República, promulgado el 8 de noviembre de 1995. En el texto, se establece que “por cada vehículo debe llevarse una bitácora en que se señale por lo menos kilometraje y el recorrido que cumple, la que deberá ser visada periódicamente por el Jefe respectivo”.

Sin embargo, en su artículo 8°, ese mismo documento deja claro que las normas no se aplicarán a los autos “asignados a las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones, cuya regulación quedará sometida a las disposiciones especiales o que se dicten al efecto”.

De todas formas, y a la hora de negar la entrega de aquella información, ninguna de las instituciones hizo referencia a ese oficio de Contraloría. Por si fuera poco, dos de estas ni siquiera registran este tipo de traslado.

¿Algo que ocultar?

Quizás la transparencia es una de las principales razones por las que se debería contar con los datos de la movilización de los ex altos mandos de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Aunque podría haber otros argumentos. Sería importante saber, por ejemplo, en caso de que alguna de estas personas hiciera uso de un vehículo fiscal para ir de vacaciones familiares; o para usarlo en las noches luego de una fiesta; o para ir a visitar a algún reo en Punta Peuco.

Radio y Diario Universidad de Chile solicitó vía Ley de Transparencia las bitácoras de los ex comandantes en jefe de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea.

En esta última institución, donde estos ex funcionarios cuentan con ciertos vehículos según disponibilidad, se negaron a entregar lo solicitado, y señalaron que afectaría el artículo 21° de la Ley de Transparencia, donde se limita la entrega de datos “cuando su publicidad, comunicación o conocimiento afecte el debido cumplimiento de las funciones del órgano requerido”.

Por parte del Ejército, en tanto, declararon que ese tipo de contenido tiene carácter de secreto, por disposición de distintos artículos de la ley 19.974, que crea el Sistema de Inteligencia del Estado y la Agencia Nacional de Inteligencia.

El caso de la Armada es distinto. Si bien expresaron que actualmente no hay vehículos destinados a movilizar a ex comandantes en jefe –lo que no se sabía hasta el momento–, entre los meses de junio y diciembre de 2017 –cuando sí existía el beneficio– aseguraron que “no existe bitácora de viajes”.

En carabineros la situación fue idéntica, y señalaron que “dentro de los registros institucionales no existe una bitácora particular, en que consten cada destino a los que se dirijan los vehículos por los cuales consulta, circunstancia que impide atender su presentación”.

El asunto de estos dos últimos organismos llamó la atención de Jaime Pilowsky, ex diputado que trabajó durante su período legislativo en temas de transparencia.

“La Contraloría en esta materia ha instruido en sus auditorías que se debe contar con esta bitácora, y por lo tanto, si en una revisión de la Contraloría no se llevan ese documento, no solamente se puede exigir su cumplimiento, sino que también se pueden iniciar los sumarios administrativos correspondientes por no cumplir con un deber que es fundamental para la transparencia de la utilización de los vehículos fiscales”, comentó.

Que siga el libre albedrío

La diferencia entre un funcionario en ejercicio y otro en retiro es clara. Nadie cuestiona aquello. Jaime Pilowsky dijo que sería entendible que no se quisiera compartir la información de traslado de un alto mando vigente.

Una mirada similar tiene el diputado del Partido Socialista, Leonardo Soto, aunque este último indicó que no corresponde invocar el secreto “todo el año, las 24 horas, pues la mayoría de esa gestión diaria no tiene que ver con temas de inteligencia, sino que con la administración de sus instituciones, y en eso no hay un peligro para la seguridad del país”.

Ahora bien, la imposibilidad de acceder a las bitácoras de los ex comandantes en jefe y ex generales directores resultó, para Soto, un despropósito.  

“No se justifica los privilegios que gozan, y de los que gozan, a lo menos tienen que ser conocidos por todos los chilenos, para poder ser evaluados

correctamente. Negar acceso a esa información sin duda me parece que está constituyendo una operación de ocultamiento de los reales usos y utilización que hacen estos particulares de recursos públicos”, concluyó.

Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, criticó también que no salga a la luz la información sobre los trayectos de los retirados.

“Creemos que por regla general las Fuerzas Armadas tienen que tener alguna precaución, pero que esté fundada. No puede ser una regla general de secreto, sino que al revés, el secreto tiene que ser la excepción. El caso de Carabineros más aún, debido a que ellos tienen el carácter de ser una policía y se debe transparentar el buen uso de sus medios durante todos los días”, dijo.

La totalidad de los entrevistados por este medio coincidieron en que este tipo de eximición ­y prescindencia se podría justificar solo las veces en que estas ex autoridades vieran afectada su seguridad; y todos, a su vez, coincidieron en que aquel contexto no se da en la actualidad.

http://www.awake-chile.com/