FUENTE-ALBA

Sus ingresos no dicen
relación con su patrimonio.

"Estas cifras no guardan relación con el incremento patrimonial suyo y menos con el matrimonio porque su cónyuge no registra ingresos formales que permitan aportar a la sociedad conyugal", señala uno de los documentos.

Dos informes de la Brigada de Delitos Funcionarios (Bridef) de la PDI concluyeron que los ingresos formales que tenía el ex comandante en Jefe del Ejército, general (r) Juan Miguel Fuente-Alba ($411.537.562 entre 2008 y 2015) no explica con su abultado patrimonio, que llegó a $1.003.419.318 en 2015.

Fuente-Alba, que es investigado por el supuesto delito de aumento injustificado de patrimonio, ley de lavado de activos y presuntos ilícitos cometidos como funcionario público, declaró cuando asumió la comandancia del Ejército que su patrimonio y declaración de intereses superaba los $800 millones en 2010.

"Estas cifras no guardan relación con el incremento patrimonial suyo y menos con el matrimonio porque su cónyuge no registra ingresos formales que permitan aportar a la sociedad conyugal", dice uno de los informes publicados este jueves por El Mercurio.

El escrito señala que Anita Pinochet, esposa de Fuente-Alba, tampoco tiene cómo justificar la adquisición de activos ni el pago de tarjetas, porque no percibe algún ingreso, ni tampoco participa en alguna sociedad. "Si bien es accionista de la empresa General Electric de Chile S.A., sólo recibió poco más de 2 millones de pesos ($2.329.114) entre 2014 y 2015".

La mujer emitió boletas de honorarios entre 2010 y 2011, por un valor bruto de poco más de 600 mil pesos ($602.140), consigna el informe.

"(Fuente-Alba) no registra actividad económica alguna distinta a la del Ejército, ni participación en sociedad ni un giro comercial relacionado con el rubro inmobiliario, tampoco puede justificar los flujos reflejados en sus cuentas con los ingresos por remuneraciones, arriendos, propiedades o con diferencias obtenidas por compra y venta de propiedades, ya que aún contando con estos flujos no alcanza a cubrir la cantidad de inversiones y gasto-costos de vida asociados”, afirma el informe.

Joanna Heskia, abogada defensora, afirmó al respecto: “A cada uno de los informes hemos ido presentando la documentación que acredita perfectamente el patrimonio del señor Fuente-Alba (…) Nosotros hemos cooperado en todo y hemos ido desacreditando cada uno de los cargos”.

En paralelo, se descubrió dos cuentas corrientes en el extranjero de $133.070.522 en el HSBC Washington DC, que no se logró justificar.

ClariNet