Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

LONGUEIRA8

La ley de royalty que
benefició a SQM salió del
computador de Contesse.
EL DOCUMENTO LO
RECIBIÓ EL ENTONCES
SENADOR PABLO
LONGUEIRA
Investigación de Ciper Chile

La investigación del financiamiento irregular de la política guarda una pieza que agrava la situación de Pablo Longueira: en 2010, siendo senador, recibió del gerente general de SQM, Patricio Contesse, la redacción de un artículo sobre el impuesto a la minería que luego se incluyó en la ley. El cambio le permitió a la empresa acceder a beneficios tributarios con un potencial millonario. Junto con canalizar información reservada y estratégica entre SQM y el gobierno, la red de Longueira fue la principal receptora de dineros de la minera, que el informe de Shearman & Sterling cifra en $730 millones.

“Estimado Pablo te envío propuesta correspondiente, pues lo que te enviaron es una burla”, decía el correo electrónico que a la medianoche del 5 de agosto de 2010 el entonces gerente general de Soquimich (SQM), Patricio Contesse, le envió a Pablo Longueira (UDI), quien en ese momento aún era senador. Al igual que en el resto de los emails que en enero pasado reveló Revista Qué Pasa y en los que luego ahondó The Clinic, el mensaje abordaba los cambios al impuesto a la minería que la administración de Sebastián Piñera se aprestaba a mandar al Congreso. Traía un documento adjunto en formato Word con el nombre “Royalty Minería I”. El contenido de ese archivo, hasta ahora desconocido, complica la ya difícil situación de Longueira por el financiamiento irregular de la política y especialmente por los millonarios pagos que éste recibió de SQM, pues abre directamente la puerta a un eventual delito de cohecho.

.

El mensaje en cuestión llevaba como asunto “Texto cláusula extensión”. Patricio Contesse respondía a un correo que le había enviado Longueira con el borrador de un artículo del proyecto que en esos mismos días se elaboraba en el Ministerio de Minería, el que buscaba aumentar el impuesto minero (conocido popularmente como royalty) para que financiara parte de la reconstrucción del país, afectado por el terremoto y tsunami del 27 de febrero de ese año. Ese borrador oficial era el que a Contesse le parecía una burla y, por lo tanto, le enviaba una contrapropuesta en un documento adjunto.

CIPER revisó los archivos intercambiados por Longueira y Contesse y pudo constatar cómo el texto que el ex gerente general de SQM le envió al entonces senador de la UDI es prácticamente igual al que el gobierno ingresó casi un mes después, el 31 de agosto de 2010, a la Cámara de Diputados como el artículo cuarto transitorio del proyecto de ley. El cambio contenido en ese email beneficiaba directamente a SQM.

Lo que hace ese artículo es permitirle a SQM (y a otras empresas mineras de capitales nacionales) acceder al beneficio de la invariabilidad tributaria, que originalmente estaba reservado solo a los inversionistas extranjeros que firmaran un contrato con el Estado. En el proyecto de royalty minero de 2004, promovido por el gobierno de Ricardo Lagos, ya existía esa posibilidad. Sin embargo, en el archivo que Contesse adjuntó en su correo a Longueira, se queja de que las mineras nacionales no pudieron acceder al beneficio:

“Las empresas chilenas pertinentes no suscribieron el Convenio a que se refiere el artículo 5° transitorio de la Ley actualmente vigente (N° 20.026) pues la autoridad de entonces no pretendía que esto ocurriera y las condiciones puestas lograban ese efecto en la práctica”.

El problema para SQM era que el nuevo borrador preparado por el gobierno en 2010 –y del que se enteraron porque el mismo Pablo Longueira les envió una copia recibida desde el Ministerio de Minería–, señalaba expresamente que el nuevo beneficio de invariabilidad tributaria solo contemplaba a las empresas chilenas que ya tenían un convenio de invariabilidad vigente.

“Dicho de otro modo, la nueva disposición legal que se pretende aprobar no se aplicará a SQM –ya que ella no tiene convenios legales acogidos al artículo 5° transitorio de la Ley N° 20.026– y borrará con tal exclusión, todo lo conversado al respecto y todos los esfuerzos que se han hecho para intentar uniformar los derechos y obligaciones tributarias (royalty) de las empresas mineras chilenas con los de las empresas mineras extranjeras”, señala el email enviado por Contesse a Longueira.


Lo que no menciona Contesse es que a los inversionistas extranjeros se les garantizaba una ampliación de la invariabilidad, porque sus contratos ya la contemplaban originalmente y se necesitaba darles algo a cambio para que accedieran al alza de impuesto. Las compañías chilenas, en cambio, estaban adquiriendo un beneficio que antes no tenían.

La argumentación de Contesse finaliza proponiendo una alternativa que beneficie a SQM: 

“La omisión indicada debe ser solucionada y ello puede ocurrir, por ejemplo, a través del reemplazo del posible Artículo Sexto Transitorio del mismo nuevo proyecto de ley. Este artículo, entonces, íntegramente reemplazado, podría leer como sigue”, plantea Contesse, pasando a presentar la redacción de un artículo de ley, el que luego quedó en la iniciativa legal como Artículo Cuarto Transitorio (1).

La ley terminó beneficiando a SQM. En el artículo propuesto por el entonces gerente general de la minera, se elimina el requisito de que las empresas que opten a la invariabilidad tributaria deban tener un contrato vigente con el Estado, como había planeado el gobierno de Piñera. El texto enviado desde SQM a Longueira y el que luego el gobierno ingresó al Congreso son prácticamente iguales. Solo aparecen cambios menores, como el plazo que tendrían las empresas para presentar una solicitud en el Ministerio de Economía para acogerse al beneficio. La propuesta de Contesse –enviada a Longueira- establecía un plazo de 180 días corridos para hacerlo, mientras que el proyecto de ley consideró solo 60 días corridos. También se amplió un año el alza temporal del impuesto para financiar la reconstrucción.

El documento adjunto que recibió el ex senador entrega otro detalle sorprendente: no incluye sólo el artículo, sino que tiene el formato de una carta. Ésta va encabezada con “Estimado”, seguido de un espacio en blanco para incluir el nombre del destinatario, luego se lee la explicación de por qué hay que modificar el borrador del Ejecutivo, seguida por la nueva versión que iría en el proyecto de ley, y concluye con el nombre de Pablo Longueira a modo de firma. Es decir, desde SQM le enviaron al ex senador de la UDI la propuesta de artículo formateada para que él, sin hacerle modificaciones, la hiciera llegar al redactor de la iniciativa legal.

La firma del entonces senador fue el principal aporte de Patricio Contesse, pues todo el resto del documento lo había recibido poco antes desde la casilla del fiscal de SQM, Matías Astaburuaga, para que se lo reenviara a Longueira.

SQM Salar y SQM Nitratos fueron las empresas de Soquimich que se acogieron al beneficio aprobado en 2010. Gracias a la intervención de Contesse con la ayuda de Longueira, esas dos compañías volvieron a un régimen plano de 5% entre 2013 y 2018, tal como las empresas extranjeras con contratos de inversión vigentes (en vez de aplicárseles el alza del impuesto a la minería que varía según el margen operacional, entre 5% y 14%). Además, SQM Salar y SQM Nitratos gozarán de invariabilidad tributaria hasta 2025, lo que implica, por ejemplo, que no se le aplican las alzas impositivas contempladas en la reforma de 2014. A diferencia de las empresas extranjeras con contratos de inversión que tienen invariabilidad pero pagan una tasa adicional, SQM se rige por el régimen regular.

En los estados financieros de Soquimich de 2011 se informa que la SQM Salar firmó el contrato de invariabilidad con el Ministerio de Economía el 26 de agosto de ese año, mientras que SQM Nitratos lo hizo el 22 de diciembre.  

Pablo Longueira asumió en Economía el 18 de julio de 2011, por lo que ambos contratos se firmaron cuando él ya era ministro.

La ruta de SQM al Congreso

El proyecto de ley enviado al Congreso fue firmado por el Presidente Sebastián Piñera y tres de sus ministros: Felipe Larraín, de Hacienda; Juan Andrés Fontaine, de Economía, y Laurence Golborne, de Minería. Pero es respecto a este último que existen huellas de su relación con Pablo Longueira en la tramitación del proyecto de ley de royalty minero. Un correo electrónico fechado el 5 de agosto de 2010, a las 16:29 horas, llegó a la casilla de Longueira. Fue enviado por Franco Devillaine, fiscal del Ministerio de Minería, y en el texto señala:

Pablo Longueira sólo tardó 11 minutos en reenviar el borrador que había recibido desde el gobierno al gerente general de la principal empresa interesada en el cambio legal. En SQM actuaron rápido. Durante lo que quedaba de la tarde, Matías Astaburuaga preparó la propuesta y alrededor de la medianoche Contesse se la mandó al senador UDI para corregir lo que él consideraba “una burla”.

 

“Estimado senador, junto con saludarle, y a expreso requerimiento del señor Ministro de Minería, adjunto y remito a usted archivo con texto del artículo quinto transitorio del Proyecto de Ley de Reconstrucción. El mismo se refiere a la posibilidad de extender los efectos de las normas sobre invariabilidad a los proyectos conexos para el caso de las empresas chilenas”. El entonces ministro Golborne recibió una copia de este email.

Pasarían algunas semanas antes de que Patricio Contesse constatara que su versión del artículo había sido incluida en la normativa. El propio Longueira le envió el 1 de septiembre a las 16:21 horas el proyecto que había ingresado al Congreso, a lo que el gerente de SQM respondió: “Pablo en la ley quedó la redacción del asunto de la minería chilena”.

Entremedio, Contesse y Longueira intercambiaron otros correos relativos al royalty. Al gerente de SQM le preocupaba que el impuesto se estableciera sobre las utilidades de las mineras, y no sobre las ventas, una propuesta que sostenían algunos sectores de izquierda de la entonces Concertación. En ese contexto, Longueira le envió a Contesse una propuesta de acuerdo que el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) le había hecho llegar en medio de la discusión legislativa. El detalle de esas comunicaciones fue publicado el 29 de enero por la revista 
Qué Pasa.

Hasta ahora Impuestos Internos  (SII) no se ha querellado en contra de Pablo Longueira por delitos tributarios pese a que en las distintas carpetas de la investigación por el financiamiento ilegal de la política se acumulan las boletas sin respaldo contable que lo vinculan. Los nuevos correos y sus documentos adjuntos cambian su situación. Dan cuenta de entrega de información privilegiada sobre un proyecto de ley en discusión a una empresa directamente afectada por este; y por haber servido de trampolín para que se materializara el cambio de la ley que la beneficiaba, en este caso a SQM.

El cohecho se constituye cuando una autoridad recibe o solicita un pago a cambio de realizar una actividad inherente a su cargo que beneficia a quien le está pagando. En el caso de Longueira, el delito podría configurase pues según el informe de Shearman & Stearling, la auditora estadounidense que analizó más de 3,5 millones de documentos de SQM y que sistematizó esa información por encargo de la propia compañía, Pablo Longueira es el dirigente político que más se benefició con los dineros de la minera que hoy están bajo investigación judicial.

En efecto,  entre 2009 y 2014 -y según ese mismo informe de la auditora-, SQM pagó $730 millones a más de 20 personas naturales y jurídicas vinculadas a Pablo Longueira. Las investigaciones de Impuestos Internos y del Ministerio Público han develado una verdadera red integrada por decenas de personas ligadas a Longueira que emitieron boletas falsas a SQM. La fórmula utilizada, según los mismos testigos que han declarado, estaba organizada por su principal asesora,Carmen Luz Valdivielso (conocida como “Titi”).

.

Los datos sistematizados por CIPER dan cuenta de que los “boleteros” asociados a Longueira no dejaron de recibir pagos de la minera cuando éste dejó el Senado, sino que se mantuvieron cuando fue nombrado ministro de Economía. Luego, cuando dejó el gobierno para asumir como precandidato presidencial y aún después, cuando Longueira dejó la carrera aquejado por una profunda depresión, siguió recibiendo pagos desde SQM, esta vez directamente a una sociedad que tiene con su esposa.

CIPER envió correos al abogado de Pablo Longueira, Alejandro Espinosa, quien también asumió la defensa del senador Fulvio Rossi (PS), investigado por los aportes ilegales de Corpesca y SQM. No obtuvimos respuesta.

.

Por ahora en el Ministerio Público están a la espera de la acción legal del SII respecto del ex senador de la UDI, para definir los pasos a seguir. Cuando el 11 de enero se presentó ante la Fiscalía Oriente para declarar como imputado por los pagos ilícitos que habría recibido de Penta, Pablo Longueira guardó silencio. Este 8 de marzo estaba citado en la investigación por cohecho, lavado de activos y delitos tributarios asociados a Corpesca. Aunque solo estaba invitado a declarar como “testigo”, a solo horas de comparecer, Longueira postergó una semana la cita. Puede que haya entendido que aún como “testigo” su situación es muy delicada, porque el flanco que se le abrió y lo amenaza es su relación con Patricio Contesse y Soquimich.

(1) . Artículo cuarto transitorio.- Las empresas que no siendo receptoras del aporte de inversionistas extranjeros, hubieren iniciado la explotación de un proyecto minero con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley y que se encuentren afectas al Impuesto específico a la actividad minera del artículo 64 bis de la ley N° 20.026, podrán solicitar que se les concedan los derechos contenidos en el artículo 11 ter del decreto ley N° 600, de 1974, en las condiciones establecidas en dicho artículo y sujeto, además, a los siguientes requisitos y con los derechos adicionales que se indican: 1) Las empresas indicadas deberán presentar la solicitud respectiva al Estado de Chile, representado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, dentro del plazo de sesenta días corridos a contar de la fecha de entrada en vigencia de esta ley y suscribir, posteriormente y con el Estado de Chile, representado por dicho Ministerio, el respectivo contrato de inversión. La solicitud respectiva será formulada en los mismos términos y dentro del plazo establecido en los incisos sexto y séptimo del artículo segundo transitorio de esta ley. 2) Durante los ejercicios correspondientes a los años calendarios 2010, 2011 y 2012, el Impuesto específico a la renta operacional de la actividad minera se aplicará en conformidad con las reglas establecidas en los artículos 64 bis y 64 ter de la Ley sobre Impuesto a la Renta. Ello, independientemente de la fecha en que el Estado de Chile y la empresa respectiva suscriban el correspondiente contrato de inversión. 3) A partir del año calendario 2013, éste inclusive y hasta el término del primer período de régimen de invariabilidad establecido para estas empresas en los contratos señalados y que ocurrirá, tal término, el 31 de diciembre del año 2017, se aplicará, con una tasa de 5%, este Impuesto específico sobre la renta imponible operacional minera determinada en conformidad con los artículos 64 bis y 64 ter de la Ley sobre Impuesto a la Renta según el nuevo texto de dichos artículos establecidos en esta ley. 4) A partir del año calendario 2018, éste inclusive y hasta el término del segundo y último período de régimen de invariabilidad establecido para estas empresas en los contratos señalados y que ocurrirá, tal término, el 31 de diciembre del año 2025, se aplicará el régimen tributario contemplado en los artículos 64 bis y 64 ter de la Ley sobre Impuesto a la Renta según el nuevo texto de dichos artículos establecidos en esta ley. 5) A partir del año calendario 2026, estas empresas quedarán sometidas al régimen general de tributación vigente en tal momento. 6) Lo expuesto en este artículo se aplicará en favor de las empresas indicadas que hayan iniciado la explotación de un proyecto minero con anterioridad a la fecha de entrada en vigencia de esta ley y que no hayan suscrito, a dicha fecha y respecto de tal proyecto, un contrato de inversión con el Estado de Chile que contemple un régimen de invariabilidad para dicho proyecto.

Los pagos bajo investigación a Longueira y su red de boleteros suman más de $900 millones

La investigación por delitos tributarios y posible cohecho que enfrenta Longueira, por facilitar la modificación de la ley de royalty minero de 2010 que favoreció a SQM, no solo incluye los $730 millones de pagos irregulares de la minera asociados al ex senador. CIPER sistematizó todos los pagos y testimonios vinculados a Longueira diseminados en las tres carpetas del financiamiento ilegal de la política y constató que al menos hay otras 13 empresas que lo vinculan con pagos que suman más de $900 millones. Allí está la evidencia de una red de boleteros articulada por su asesora Carmen Luz Valdivielso.

El gráfico que aparece en el informe de la auditora estadounidense Shearman & Sterling sobrePablo Longueira (UDI) es revelador. La tarea que se le encargó al estudio fue medir la frecuencia y magnitud de los pagos irregulares de Soquimich (SQM) asociados al entorno de distintos dirigentes políticos, para evaluar el riesgo de que la minera haya cometido el delito de soborno. Basta una mirada para concluir que el gráfico dedicado a Longueira es el que muestra el mayor monto de pagos irregulares desde la empresa minera controlada por Julio Ponce Lerou.

La auditoría que le encargó la propia minera a Shearman & Sterling concluye que entre 2009 y 2014, SQM entregó $730 millones a sociedades y personas relacionadas con el ex senador y ex ministro de Economía. Pero SQM no es la única empresa que ha aparecido en las indagatorias por las platas políticas ilícitas entregando dinero a cambio de boletas o facturas sin respaldo contable a personas asociadas al entono político y familiar de Longueira. Hasta ahora, testimonios recogidos por el Ministerio Público y por el Servicio de Impuestos Internos (SII) dan cuenta de al menos otras 13 empresas que pagaron dinero a personas que han reconocido no haber realizado ningún trabajo que los justifique y que las boletas eran solicitadas desde el entorno del dirigente gremialista.

En total, el cálculo hecho por CIPER es que durante todo ese período las fundaciones y personas naturales o jurídicas vinculadas a Longueira recibieron pagos bajo investigación de Impuestos Internos y del Ministerio Público por más de $900 millones.

CIPER recopiló los testimonios que se encuentran en esas investigaciones y revisó las rectificaciones de pago de impuestos que han realizado algunas empresas mencionadas. El resultado es que existe una línea continua de pagos irregulares, los que se mantuvieron mientras Longueira ejerció como senador, que continuaron cuando pasó a ser ministro del gobierno de Sebastián Piñera y que no se detuvieron cuando anunció que se retiraba de la política, al declinar su campaña presidencial a mediados de 2013.

Los pagos que asocian a Longueira al financiamiento ilegal de la política están hoy diseminados en los tres expedientes abiertos en el Ministerio Público: Penta, SQM y Corpesca. Pero muy pronto debiera abrirse una carpeta especial y que debiera llevar el rótulo: investigación por el delito de cohecho.

LOS PAGOS A LONGUEIRA, EL SENADOR

Hasta el 18 de julio de 2011, Pablo Longueira ejerció como senador por Santiago Oriente. Según la información sistematizada por CIPER, desde 2009 y hasta esa fecha personas ligadas al líder gremialista recibieron al menos $200 millones desde empresas como SQM, Pesquera El Golfo y el Centro de Estudios Nueva Minería. El cálculo considera los registros disponibles, pero debiera crecer, ya que existen pagos cuya fecha se desconoce, como las donaciones de SQM a dos fundaciones de Longueira: $360 millones a la Fundación WEB y $75 millones a la Fundación Chile Justo, los que aparecen consignados en el estudio de Shearman & Sterling.

La primera boleta asociada a Longueira y cuyo monto fue rectificado por SQM, fue de Ana Carolina Palacios Silva y data de junio de 2009.Palacios recibió $45 millones de la minera, a través de ocho boletas emitidas entre junio de 2009 y septiembre de 2012 (cuando Longueira ya era ministro). Su testimonio fue clave para entender la operación que el entorno de Longueira realizaba para recaudar fondos. Ante el SII, Palacios declaró que es cuñada de Carmen Luz Titi Valdivielso, la principal colaboradora y asesora histórica de Longueira, a quien le entregó su talonario de boletas: “No presté los servicios que se señalan en esas boletas, no conozco a nadie de SQM, nunca he estado en el edificio de SQM y no tengo idea dónde queda”.

A través de Palacios, no solo se recibieron dineros desde SQM. Ocupando la misma fórmula, Ana Carolina recibió $7 millones de Cencosud y $8 millones del Banco BCI, entidad financiera que ya rectificó esa boleta ante Impuestos Internos.

Otro de los testimonios clave obtenidos en la indagatoria, es el del ex estudiante de Derecho de la Universidad Finis Terrae,Nicolás Guíñez, quien el 18 de diciembre de 2015 declaró en la Fiscalía que fue Titi Valdivielso quien recibió los dineros obtenidos gracias a la emisión de 12 boletas falsas: “Las boletas que emití por servicios que no presté a las empresas SQM, Copec, Senexco, Asociación Gremial de Industriales Pesqueros de la Región del Bio Bio, Compañía de Inversiones Río Bueno, Pesquera El Golfo y Centro de Estudios Nueva Minería, las envié a la dirección electrónica Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. por instrucciones telefónicas del junior de la Fundación Chile Justo”.

Nicolás Guíñez ya había revelado el 3 de agosto de 2015, ante detectives de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI (Bridec), que un compañero de universidad de la Finis Terrae lo reclutó como boletero al servicio de las fundaciones de Longueira. El compañero –dijo- se llama Fabián Quezada (afirmó no estar seguro de su apellido) y le solicitó “que yo le prestara boletas para emitir en nombre de un tercero, es decir a una empresa, agregando que la retribución económica en mi beneficio sería la devolución del impuesto a la renta”. Ante la policía afirmó que también dio dos boletas por $4,7 millones en total a Inversiones Afa.

Nicolás Guíñez integró a su hermano, Gustavo, a esta estructura de defraudación. Y cuando declaró ante los fiscales, Nicolás agregó que varios de sus compañeros que participaron en ese esquema han aparecido en la prensa relacionados con boletas irregulares, como Sebastián Prat, Juan Pablo Destuet y Gustavo Alessandri (los tres tienen boletas rectificadas por SQM).

La declaración de otro estudiante de Derecho de la Universidad Finis Terrae, Ricardo Jorquera Gutiérrez, confirmó la existencia de una red articulada por Titi Valdivielso. Jorquera compareció ante el SII el 26 de marzo de 2015, y también reveló que fue un compañero de carrera de nombre Fabián el que le ofreció emitir boletas y quedarse con la devolución de impuestos. “No presté esos servicios que dice la boleta que me exhiben, la emití por internet usando mi clave del servicio y se enviaba a un correo de una persona conocida como Titi Valdivielso”, respondió cuando le mostraron la boleta que emitió a SQM el 25 de noviembre de 2009 por $6,6 millones.

Y agregó: “Son muchos los compañeros que emitieron boletas, mucho más de diez, pero ellos no han sido citados para venir al servicio”. Jorquera registra otra boleta a Metalpar por $6 millones el 25 de noviembre de 2009; y una tercera al Centro de Estudios Nueva Minería por$1,8 millón, el 11 de enero de 2010.

Nicolás Guíñez profundizó en el mecanismo utilizado para entregar los dineros de esas boletas a las fundaciones de Pablo Longueira: “En contacto con Fabián, me señaló que desde la Fundación Chile Justo se comunicarían con nosotros de forma telefónica (…) para coordinar la emisión de las boletas, es decir, monto, tercero o destinatario, glosa y fecha”. Un junior de la fundación lo acompañaba a los bancos a cobrar los cheques:

“El junior llevaba el maletín, como siempre, ya que cada vez que nos juntábamos a retirar el valor del cheque o del vale vista él llevaba y me entregaba el documento a cobrar, o lo tenía el banco y me daban la colilla. Y el junior siempre estaba a mi lado. El dinero nunca pasó por mis manos, él siempre tomó el dinero de la ventanilla y lo guardaba en el maletín”, declaró Nicolás Guíñez.

Los hermanos Guíñez fueron boleteros clave de Longueira entre 2009 y 2011, cuando éste era senador. Nicolás emitió 12 boletas falsas a ocho empresas entre el 15 de octubre de 2009 y el 19 de enero de 2011, las que suman $42,4 millones. Su hermano Gustavo registra seis boletas falsas entre el 29 de octubre de 2009 y el 25 de junio de 2010 a las empresas SQM, Pesquera El Golfo, Centro de Estudios Nueva Minería y a la Inmobiliaria Lomas de Quelén, por un total de $25,1 millones.

El 23 de diciembre de 2015 la fiscal Carmen Gloria Segura le envió un oficio al SII con los antecedentes relacionados a los pagos irregulares recibidos por los hermanos Guíñez. El 10 de febrero, la Fiscalía le solicitó a la Superintendencia de Bancos informar en qué bancos tiene cuentas Valdivielso y cuáles son sus productos financieros. También ha oficiado a distintos bancos pidiendo esa misma información.

Otro de los boleteros relacionados con Longueira, Patricio Lazcano –quien figura con dos boletas falsas a SQM, en junio y agosto de 2009, por $11 millones– declaró que en realidad él realizó trabajos para la Fundación Chile Justo, pero que en esa entidad le solicitaron emitir las boletas a SQM, empresa que pagó sus servicios. También registra pagos desde Copec ($15 millones).

Otra boletera clave de Pablo Longueira en este periodo es Solange Hermosilla Chandía, quien declaró que la boleta que emitió el 23 de noviembre de 2009 a Pesquera El Golfo es falsa: “Quiero dejar en claro que los servicios nunca los presté, solo emití la boleta de honorarios en el año comercial 2009, donde fui contactada por una persona que llamaban Titi Valdivielso”.

El 25 de noviembre de 2009, Hermosilla entregó otra boleta, esta vez a SQM, por $5 millones. En su testimonio dijo que ese dinero lo transfirió a la cuenta de Carmen Gloria de Castro, mujer clave en la campaña senatorial de Longueira en 2005, a quien le encargó la instalación de las fundaciones que más tarde serían usadas como plataforma de su frustrada campaña presidencial: Chile Justo, Web y Chile Cultura. De Castro también ha sido una asesora clave en la carrera de otro militante de la UDI, Pablo Zalaquett. Ambos están formalizados por pagos irregulares desde distintas empresas.

En este mismo período, la indagatoria del Ministerio Público ha identificado a otros emisores de boletas a SQM, sin respaldo contable, asociadas al ex senador de la UDI: Rubén Carvacho (ahijado de Longueira) y su señora, Carolina Chamorro, con boletas por $5 millones cada uno en octubre y noviembre de 2010; Karin Grollmus, con $3 millones en agosto de 2009; el hijo de Longueira,José Tomás, con $4 millones también en agosto; María Paz Schuster, con $1 millón en septiembre de 2009 y Víctor Krefft Marín, con $4 millones, en octubre de 2009 (revise el listado de personas asociadas a Longueira que emitieron boletas irregulares durante su periodo como senador).

LOS PAGOS AL MINISTRO LONGUEIRA

Entre el 18 de julio de 2011  y el 29 de abril de 2013 Pablo Longueira ejerció como ministro de Economía del gobierno de Sebastián Piñera. En ese período, su red de boleteros continuó recibiendo pagos de empresas, aunque los nombres cambiaron (revise los pagos recibidos por el entorno de Longueira en el periodo en que fue ministro).

Los hermanos Guíñez ya no figuran, pero ahora aparece Loreto Undurraga Castelblanco, esposa del cuñado de Longueira (Francisco Brinkmann), quien registra tres boletas rectificadas por SQM entre septiembre de 2012 y mayo de 2013, por $14 millones. A su vez, y tal como informó CIPER en abril de 2015, Undurraga registra pagos desde la Corporación de Asuntos Públicos (vinculada a la UDI) y el Centro de Estudios Nueva Minería (ver reportaje “74 personas que el SII investiga por pagos políticos de SQM tienen nexos con la UDI y RN”).

En ese mismo periodo, Loreto Mora Domínguez, sobrina de Longueira en segundo grado, aparece con tres boletas rectificadas por la minera por $16 millones. Lo mismo ocurre con su hermano, Alfonso Mora Domínguez, quien recibió de SQM $12 millones por dos boletas emitidas en octubre de 2011 y agosto de 2012. Este último también recibió pagos que hoy son investigados desde el Centro de Estudios Nueva Minería y de la Asociación de Industriales Pesqueros.

El informe de Shearman & Sterling identifica a Carmen Gloria de Castro y a Cristián Leay Morán, socio histórico de Longueira y actual director de TVN, dentro de la red que habría beneficiado al ex senador UDI. La primera aparece recibiendo de SQM $5 millones en enero de 2012. Respecto a Leay, el mismo informe incluye a su nuera, Trinidad Subercaseaux, quien recibió $5 millones de SQM en septiembre de 2012.

En su declaración ante Impuestos Internos, Subercaseaux reveló que no prestó ningún servicio a SQM. Interrogada sobre quién le solicitó efectuar esa maniobra fraudulenta, señaló: “Lo más probable es que haya sido por parte de la familia de mi marido, que tiene afinidad con el partido UDI (…) El dinero si lo recibí mediante un vale vista y luego se lo entregué a mi suegro (Cristián Leay)”.

Otra persona cercana a Leay que figura con ocho boletas rectificadas por SQM, es María Alejandra Bórquez Cousiño, pareja y socia del director de TVN en Inversiones y Asesorías Maqui. Bórquez recibió $40 millones de la minera, entre noviembre de 2010 y abril de 2013. Según información recabada por CIPER, Bórquez también recibió pagos de dos empresas de Leay: el Centro de Estudios Nueva Minería e Inversiones Santa Mané.

Las boletas pagadas por SQM al ex diputado Gustavo Alessandri Balmaceda -y a dos de sus hijos, Antonia y Gustavo-, fueron rectificadas por la minera y también son parte de los dineros que el informe de Shearman & Sterling atribuye a Longueira. Alessandri Balmaceda ha sido director en las fundaciones del ex ministro de Economía y emitió dos boletas a SQM -abril de 2010 y julio de 2011- por $10 millones. Su hijo Gustavo hizo lo propio con cinco boletas por $23 millones, entre octubre de 2009 y febrero de 2012; y las boletas de Antonia son cuatro –entre enero de 2011 y noviembre de 2012- y suman $17 millones.

Alessandri Balmaceda (quien es socio comercial de Titi Valdivielso) dijo a CIPER en abril de 2015: “No hay aportes a la política. No fue así ni es así. Los ingresos recibidos tienen certificados de donaciones” (ver “Pagos ilícitos de SQM: las pistas que llevan a Cristián Leay y a las fundaciones de Longueira”).

Sin embargo, los pagos recibidos por él y por sus hijos desde SQM sí fueron a través de boletas de honorarios que la minera rectificó. Puede que Alessandri se haya confundido, porque la Fundación Chile Justo, de la cual fue director, también registra donaciones desde SQM por $75 millones, dineros que fueron por otro carril. Otra fundación de Longueira, Fundación Web, recibió otros $350 millones vía donaciones de la minera, según estableció el informe de la auditoraShearman & Sterling.

El mismo informe, para cuya realización la firma estadounidense accedió a documentos internos de Soquimich, menciona otros receptores de dinero de la minera asociados con Longueira, pero cuyos vínculos con el ex senador no quedan claros. Gabriel Jiménez Celsi recibió $5 millones en diciembre de 2009 y Esteban Gal Oliva, emitió una boleta por $3,8 millones en junio de 2013. En este mismo grupo figura la ex periodista de la UDI, Lily Zúñiga, quien tiene dos boletas rectificadas por SQM por $3,1 millones cada una, en octubre y noviembre de 2012. Aunque ella ha reconocido su cercanía con Longueira, en su declaración judicial señaló que esas boletas se las habían solicitado en la UDI por petición de Jovino Novoa.

El 29 de abril de 2013, Pablo Longueira renunció a su cargo de ministro y fue proclamado precandidato presidencial de la UDI. Pero los pagos desde SQM no cesaron. Existen desembolsos rectificados por la minera a su red de boleteros en 2014 y también pagos directos a una empresa de Longueira: Asesorías e Inversiones LB, sociedad que constituyó junto a su esposa Cecilia Brinkmann el 16 de diciembre de 2013, que recibió $60 millones desde SQM durante 2015 (ver listado de pagos asociados a Longueira luego que declinara su candidatura presidencial).

MILLONES DESDE PENTA

El primer indicio de que Pablo Longueira estaba implicado en el financiamiento irregular de la política lo entregó Hugo Bravo, el ex gerente general de Penta, quien señaló que durante 2013 se le habían entregado más de cien millones de pesos en efectivo para su campaña presidencial de ese año. Antes de contarlo a los fiscales, Bravo se lo recordó a uno de los controladores del holding, Carlos Eugenio Lavín, cuando éste lo visitó en su departamento luego de que fuera desvinculado de la empresa. Bravo grabó esa conversación, la que después se hizo pública.

“En efectivo (dinero) fue a Pablo Longueira, antes y después, deben haber sido $ 140 o $ 150 millones”, se escucha a Hugo Bravo decirle a Lavín en la grabación. En esa misma conversación, Bravo le recuerda a Lavín que esos dineros los cobró en efectivo y los sacó del Banco Penta. “Ningún otro banco me entrega $50 millones (en billetes) sin preguntar”, le puntualiza Bravo, quien luego le enumera los dineros del grupo que habían ido a manos de personeros de la UDI.

Las posteriores declaraciones de Hugo Bravo y de los controladores de Penta a la Fiscalía proporcionaron más detalles de esas entregas de dinero. El 2 de octubre de 2014, Bravo relató cómo desde el holding se le entregaron $100 millones a Longueira en un maletín:

“Para la campaña de primarias de Pablo Longueira, Lavín y Délano lo financiaron con cerca de $100 millones (…). Me pidieron que se lo entregara (el dinero) a Longueira en efectivo. Esta suma yo la transferí a mi cuenta Settelman del Banco Penta por dos montos de $50 millones y solicité que se me entregara el dinero en efectivo en mi propia oficina. Para ello llamé por teléfono al gerente general del banco, Andrés Chelchenisky, indicándole que necesitaba en efectivo $50 millones de mi cuenta. Subió a una oficina una cajera y un guardia con el dinero y una máquina para contar billetes. Me la entregaron en un sobre-bolso café. Yo fui con el bolso a la oficina de Carlos Lavín y se lo mostré (…). Luego, mi secretaria Mylene llamó al contacto y yo se los entregué, pero no recuerdo quién era. Esto lo hice en mi oficina. A la semana se repitió la operación por $50 millones más. Finalmente, cuando Longueira ya se había bajado, creo que le entregaron al mismo contacto otros $35 millones, que eran para que Longueira viviera después que se bajara como candidato. El depósito no sé quién lo hizo, pero me lo contaron Délano y Lavín”.

El desarrollo de esa investigación permitió determinar que esos dineros provinieron de contratosforwards irregulares que Penta firmó con la empresa VSA, de Roberto Carrasco, el empresario y amigo de Laurence Golborne que abrió una nueva arista del caso al revelar cómo otras diez grandes empresas donaron plata a políticos por la vía ilegal.

En su declaración ante la Fiscalía, Carlos Eugenio Lavín confirmó los $100 millones en efectivo que el Grupo Penta le donó a Longueira: “Respecto de Pablo Longueira, sé que aprobamos para su campaña junto a Carlos Alberto (Délano) un aporte de 100 millones de pesos. La entrega de ese dinero la hizo Hugo Bravo y él me dijo que lo habría hecho en efectivo. Por lo que me contó en agosto o septiembre de este año, Hugo Bravo habría hecho unos forwards para disponer de efectivo. Para eso hizo cuatro contratos entre Empresas Penta y una sociedad VSA”.

Cuando declaró el otro controlador de Penta, Carlos Alberto Délano (5 de enero de 2015), ratificó lo dicho por su socio: “Respecto de Pablo Longueira señalo que  no nos ha pedido ningún aporte, sino que nosotros decidimos apoyarlo y contactamos a su candidatura. Entiendo que se le aportó alrededor de 100 millones de pesos y creo que lo implementamos por intermedio de Hugo Bravo”.

LAS REDES TRANSVERSALES DE LONGUEIRA

Aunque los millonarios pagos a su red de boleteros desde SQM son los que más complican a Pablo Longueira, en las distintas aristas de la investigación de la Fiscalía se han ido recogiendo nuevos antecedentes sobre aportes políticos asociados al ex senador desde otras empresas.

Recapitulando las empresas mencionadas más arriba, la red de boleteros vinculada al ex ministro incluye a Copec, del Grupo Angelini y el Banco BCI, de la familia Yarur. Ambas empresas rectificaron los pagos. No hay información respecto de si ocurrió lo mismo con el dinero que entregó vía boletas la empresa de Horst Paulmann, Cencosud. Tampoco se sabe si rectificó  Metalpar, la sigla de Metalúrgica Paredes, que se dedica a la fabricación e importación de buses para el transporte público.

Otra empresa que registra un pago vinculado a Longueira es Senexco, parte del grupo inmobiliario Sencorp, propiedad de Abraham Senerman Lamas, cuyos proyectos han dado forma a Sanhattany dueño del 50% de Valle Nevado. Hasta fines de 2013, Senexco era manejada por su hijo, Ricardo Senerman Volochinsky. No hay información disponible sobre si rectificó en el SII esos pagos y canceló los impuestos y multas correspondientes.

Más desconocida es la Inmobiliaria Lomas de Quelén, vehículo de inversión de la familia Pérez Cruz, integrada por diez hermanos liderados por Andrés Pérez Cruz. Este grupo tiene una participación relevante en Gasco y un porcentaje menor en la CMPC.

Casi anónima es Inversiones Afa, propiedad de Álvaro Fischer Abeliuk, quien presidió la Fundación Chile durante el gobierno de Sebastián Piñera. Desde 2014, Fischer es director de Copec (propuesto por AFP Provida), y es uno de los fundadores de Resiter, empresa que se dedica al negocio de la basura industrial.

También figura un pago de Inversiones Río Bueno, de propiedad de los ex presidentes de la Sofofa, Bruno Philippi y Andrés Concha (fallecido). Río Bueno ha participado en la empresa eléctrica Pilmaiquén, en el Grupo Security y en Puerto Ventanas con porcentajes menores.

Otra empresa que registra pagos asociados a Longueira, esta vez directos, es Aguas Andinas. La sanitaria comenzó a pagarle mensualmente $3 millones en abril de 2014 a Asesorías e Inversiones LB, la sociedad de Longueira y su esposa. Hasta enero de 2015 esos pagos continuaron, sumando $27 millones y no fueron rectificados por la sanitaria.

El entorno de Longueira también registra otros pagos investigados desde dos pesqueras: la Asociación de Industriales Pesqueros de la Región del Bio Bio (Asipes) y Pesquera El Golfo, que perteneció al grupo Yaconi-Santa Cruz hasta que en 2011 se fusionó con Pesquera Itata, de la familia Sarquis, dando paso a Blumar S.A., una de las empresas que se benefició con la Ley de Pesca que se tramitó en el Congreso mientras Longueira era el ministro del ramo.

Un caso aparte es Corpesca, la empresa del Grupo Angelini que protagoniza la tercera arista de la indagatoria por las platas políticas ilegales y que registra en 2012 dos pagos, por un total de $18 millones, al Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos, rectificados por la pesquera. Esa sociedad fue constituida el 26 de enero de 2009 por uno de los colaboradores más cercanos al ex senador gremialista, el ex alcalde de Recoleta Gonzalo Cornejo, en asociación con Darío Chacón. Cornejo asesoró a Longueira en el Ministerio de Economía entre julio de 2011 y mayo de 2012.

Arturo Lavín Aliaga, quien era representante legal del Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos cuando Corpesca realizó esos dos pagos, declaró ante la Fiscalía el 21 de agosto de 2015 que el contacto con Francisco Mujica, ex gerente general de Corpesca, se lo hizo Carlos Feres, asesor de Longueira durante la tramitación de la Ley de Pesca (recientemente fallecido y cuyo hijo, Carlos Feres Ducci, registra dos boletas rectificadas de SQM por $12 millones).

Lavín Aliaga declaró: “Conocí a Francisco Mujica a través de un amigo, Carlos Feres, con quien estaba tomándome un café frente al Ministerio de Economía”. Y agregó que en mayo de 2012 Feres le dijo: “Mujica se acordó de ti y me pidió que le prepares una propuesta”. Esa propuesta se tradujo en un estudio sobre los actores y sus mensajes en medio de la tramitación de la Ley de Pesca, un trabajo con el que justificó parte de los $18 millones que recibió de Corpesca. Si bien hay una copia de dicho estudio en la carpeta del expediente Corpesca, recientemente Mujica declaró que no conocía a Arturo Lavín Aliaga.

Sobre estos pagos y otros antecedentes que figuran en el expediente Corpesca, Pablo Longueira debía declarar como “testigo” este 8 de marzo ante la fiscal Ximena Chong. No se sabe qué fue lo que motivó al ex senador a postergar una semana su cita con el Ministerio Público.

INVESTIGADO POR COHECHO

Al día siguiente que CIPER revelara el intercambio de correos electrónicos entre Pablo Longueira y el entonces gerente general de SQM, Patricio Contesse, el que incluyó el traspaso de información privilegiada sobre un proyecto de ley de royalty minero que en 2010 preparaba el gobierno de Sebastián Piñera, el fiscal regional de Valparaíso, Pablo Gómez, quien está a cargo de la investigación de los pagos ilícitos de SQM a políticos, confirmó lo publicado por CIPER. Gómez informó, además, que desde enero Pablo Longueira está siendo investigado por el posible delito de cohecho.

Y se entiende. Porque el contenido de los correos revelados por CIPER indica que Pablo Longueira no se limitó a mostrarle a Patricio Contesse lo que el gobierno preparaba para aumentar temporalmente el royalty a la minería y así recaudar dineros para la reconstrucción tras el terremoto y tsunami del 27 de febrero. Longueira le entregó a Contesse -casi un mes antes de que el proyecto ingresara al Congreso- la información clave de ese proyecto de ley que afectaba directamente los intereses de Soquimich, y luego el entonces senador sirvió de trampolín para recibir la contrapropuesta que elaboraron en la propia minera.

Los adjuntos a esos correos que entregó CIPER a sus lectores, indican que la redacción que le envió de vuelta Contesse a Longueira, fue finalmente la que se impuso en la ley que se aprobó. Contesse logró modificar un artículo del borrador del proyecto sobre royalty minero, lo que le permitió a SQM acceder a la invariabilidad tributaria. Será ahora la justicia la que deberá determinar qué perdida representó esa modificación para el Estado (respecto del proyecto original) y quiénes le ayudaron a obtener ese beneficio tributario interviniendo en la redacción de la ley.

Una vez promulgada la ley, en 2011 fue en el mismo Ministerio de Economía, del cual era titular Pablo Longueira, que se firmaron los contratos que incluían las nuevas cláusulas con las filiales SQM Salar y SQM Nitratos.

Con la información entregada por el fiscal Pablo Gómez, ahora deberá reunirse en una sola y cuarta carpeta, la indagación de Pablo Longueira. En ella se acumularán todos los antecedentes que arroja la investigación de los pagos ilícitos efectuados y rectificados por Soquimich, y también los recogidos en esta investigación y que incluyen las boletas por pagos de trabajos no realizados de al menos 13 empresas a su extensa red de boleteros y fundaciones.

RECORDANDO HISTORIA

El discurso de Pablo Longueira tras aprobar Ley de Royalty que incluyó artículo de Contesse: “estamos alcanzando un gran acuerdo para Chile”

Tres días antes de aprobar y despachar la ley de Royalty minero de 2010, el entonces senador de la UDI por Santiago Oriente intervino en sala para alabar la aprobación del proyecto, el que incluía en uno de sus artículos transitorios una redacción prácticamente idéntica a la de un texto que le había enviado por correo el exgerente general de SQM, Patricio Contesse. “Creo que hoy podemos afirmar, con auténtico orgullo, que estamos alcanzando un gran acuerdo para Chile, pensando en el bien común y en cómo aprovechar este recurso que Dios nos dio”, dijo en esa oportunidad.

Con un discurso plagado de felicitaciones a quienes negociaron la ley del Royalty el año 2010, el entonces senador de la UDI por Santiago Oriente, Pablo Longueira Montes, anunció el 12 de octubre de 2010 su voto a favor a la aprobación del proyecto para financiar la reconstrucción que, según publicó Ciper, benefició directamente a dos empresas cascadas de SQM.

“Creo que hoy podemos afirmar, con auténtico orgullo, que estamos alcanzando un gran acuerdo para Chile, pensando en el bien común y en cómo aprovechar este recurso que Dios nos dio”, dijo Longueira durante su intervención en sala esa tarde de octubre, minutos antes de que se aprobara en la sala del Senado el proyecto de Ley que Introduce modificaciones a la tributación de la actividad minera, conocido comúnmente como de Royalty minero (Ley 20.469).

Dicha ley, en su articulado original, fue resistida por parlamentarios de la Concertación (hoy Nueva Mayoría), cuyos parlamentarios lograron retirar ese articulado de la ley de Plan de Financiamiento de la Reconstrucción, aprobada el 14 de julio de ese mismo año, y conseguir una discusión aparte.

Un mes y medio después, específicamente el 31 de agosto de 2010, el Gobierno ingresó en primer trámite constitucional a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que introducía modificaciones a la tributación minera con un mensaje del entonces Presidente Sebastián Piñera que destacaba la forma de ir a buscar más recursos para apoyar en las labores de reconstrucción de las regiones afectadas por el terremoto y tsunami del 27/F.

Un día después, el 1 de septiembre a las 16:21 horas, Longueira le envió un correo con el proyecto ingresado y Contesse le respondió: “Pablo en la ley quedó la redacción del asunto de la minería chilena”.

Y tal como reveló Ciper, el entonces senador Pablo Longueira mantuvo comunicación vía correo electrónico con el exgerente general de SQM, Patricio Contesse, sobre el contenido del proyecto de ley, texto que finalmente llevó un artículo transitorio completo casi idéntico al de un documento llamado “Royalty Minería”, enviado el viernes 6 de agosto a las 00:43 horas por Contesse al ex candidato presidencial UDI.

Sin saberlo, el Congreso discutió durante un mes y medio el proyecto de ley con un artículo enviado por el entonces gerente de SQM y con varias diferencias entre Gobierno y Oposición con respecto a la invariabilidad tributaria que establecía la iniciativa. Finalmente se destrabó con un protocolo de acuerdo en la comisión de Hacienda del Senado del 6 de octubre de 2010 y  con la aprobación final en tercer trámite en la Cámara Baja, el 15 de octubre de ese mismo año.

Antes, durante la discusión en el hemiciclo, Pablo Longueira alabó el acuerdo al que se había llegado.

EL DISCURSO

“Señor Presidente, me alegro sinceramente de que el Senado se encuentre despachando este proyecto de ley. Creo que si algo positivo nos heredó el terremoto fue el generar esta discusión, porque, si no hubiese ocurrido ese hecho de la naturaleza, seguiría vigente la normativa actual. Y quiero recordarlo para poder valorar el acuerdo a que llegaron algunos Senadores y el Gobierno.

¿Qué tenemos hoy día?

Según la legislación en vigor, hasta el año 2017 regiría el 4 por ciento de impuesto específico para todos aquellos proyectos mineros acogidos a un artículo transitorio contenido en el cuerpo legal que aprobamos en su oportunidad. Pero lo que la ley establece en forma permanente es una tasa de 5 por ciento. Y lo señalo por cuanto muchos de los que yo oigo hablar del asunto no la dominan en toda su magnitud.

Hay quienes creen que la invariabilidad termina el año 2017. Sin embargo, ella finaliza el 2037. ¿Por qué? Porque hasta el 2017 cualquier proyecto minero que ingrese a través del decreto ley 600 tiene 5 años para ponerse en marcha y luego, a contar de ese momento, 15 años de invariabilidad. Podría ser un proyecto presentado el 2017, o el 2016, o el 2015.

Aclaro eso porque aquí he escuchado conceptos que no tienen nada que ver con lo que es la invariabilidad. Esta es una certeza jurídica que otorga el Estado chileno por un cierto plazo, en este caso por 15 años, a partir de la presentación del respectivo proyecto.

Eso es lo que tenemos hoy, y por eso a mí me sorprende de algunos, no que consideren insuficiente la propuesta o tengan otras visiones, sino que voten en contra de una iniciativa que permitirá cambiar la realidad actual por algo que es mejor para el país en materia de recaudación.

Entiendo que algunos quisieran que fuera más, que fuera de otra forma, y está bien. Pero aquí tenemos que poner en su justa dimensión lo siguiente.

Tal como dijo el Senador Eduardo Frei, en su Gobierno pasaron años sin que la libra de cobre llegara al dólar, por lo que plantear en ese minuto un impuesto específico parecía insensato, juicio que, por cierto, todos compartimos.


Después, tuvimos una larga discusión cuando se instauró el actual impuesto.

En ese minuto se habló de precios en el largo plazo en torno a 2 dólares la libra de cobre y se estableció una tasa de 5 por ciento. Y para aquellos con proyectos iniciados o por iniciarse y que voluntariamente se sumaran al pago de este gravamen se fijó, hasta 2017, una de 4 por ciento.

Y hoy estamos efectuando un debate que yo valoro a la luz del tiempo transcurrido, donde se estima que estamos en un ciclo del precio del cobre -cuya duración desconocemos- en que la renta obtenida debe ser compartida.
Por eso, el Ejecutivo propone modificar los porcentajes de 4 y 5 a otros contenidos en una tabla que va del 4 al 9 por ciento, para aquellos que en forma voluntaria deseen acogerse al nuevo sistema, y del 5 al 14 por ciento, para los proyectos que ingresen a partir de hoy.

En verdad, votaré con el mayor de los agrados a favor de un acuerdo de esta envergadura, porque muestra la capacidad de un país de cambiar en la medida en que lo hacen los tiempos y de captar mayores recursos desde un sector muy importante. Porque digamos las cosas como son: este mundo está lleno de gente muerta de hambre bajo gobiernos progresistas que viven encima de grandes riquezas naturales. Las mayores reservas de cobre del planeta se encuentran en África, con leyes del 5 por ciento, pero finalmente, por inestabilidades políticas o distintas causas, terminan no explotándose. Y es donde existe más miseria.

Otro caso es el de Bolivia. Hoy es un país importador de gas, en circunstancias de que posee las mayores reservas mundiales de este combustible.

Entonces, creo que la clase política chilena, y el Senado y el Gobierno en particular, están dando hoy un gran paso.

Y yo estoy muy lejos de dar una sensación como de explicación, porque pareciera que algunos se las dan a los más progresistas.

Nosotros tenemos que darles explicaciones a los que no querían hacer cambios. Porque en nuestro propio sector nos decían: “¡Cómo un Gobierno de Derecha va a plantear un aumento! ¡Para qué tocamos esto!”.

Pero todos, de alguna forma, tenemos que liderar a nuestros mundos. Y lo que ha ocurrido en nuestro país es un proceso de liderazgo extraordinario, que está concluyendo en un gran acuerdo nacional que nos va a permitir destinar recursos para las Regiones y para las zonas mineras.

Hay que reconocer, por otro lado, que este buen ciclo económico del cobre está trayendo problemas a las zonas agrícolas, fruto del tipo de cambio. Por lo tanto, también debiéramos contemplar algún sistema para que, cuando se produzcan estos ciclos, los sectores productivos que dependen del tipo de cambio y que en la actualidad se hallan muy afectados puedan enfrentar sus dificultades.

Pero este es un gran acuerdo político, y así lo quiero destacar, sumándome a las felicitaciones a todos quienes han sido parte de esta larga historia, que comenzó con otro proyecto de ley que finalmente no se aprobó.


Me alegra -y también quiero dejarlo establecido- que el Gobierno haya insistido en plantear de nuevo el tema, porque gracias a ello hoy se habla de 40 mil a 50 mil millones de dólares en proyectos mineros, los cuales, del porcentaje fijo de 5 por ciento que existe hoy, pasarán a tener una tasa cuyo piso estará constituido por dicho porcentaje, lo que permitirá recaudar, como aquí se ha señalado, relevantes sumas para enfrentar el problema de la pobreza.

Por consiguiente, creo que se trata de un acuerdo, usando un lenguaje que no es propio de nuestro mundo, “muy progresista”. ¡Así de simple!

A lo mejor esto motiva a algunos a modificar su voto -ojalá-, pues la verdad es que muchos progresistas, en aras de su visión, tienen condenados a sus pueblos al hambre, pese a encontrarse sentados arriba de importantes recursos naturales.

Con la tabla propuesta, esta tarde llegamos a un 41 por ciento de tributación para la gran minería. Aquí todos hablan de las cuantiosas utilidades que se llevan las empresas. Yo digo: ¡Fantástico que así sea, para que dejen el 41 por ciento de ellas! Porque cuando obtengan más ganancias -que no son tan altas como algunos dicen, aunque, por mí, que fueran mayores todavía- nos estarán dejando una proporción significativa de dinero para programas sociales.

Por lo tanto, señor Presidente , quiero destacar el acuerdo a que se ha llegado porque, gracias a la defensa que hizo el Gobierno de algo que no le es propio -no estaba en nuestro programa ni en el de nadie el tener que recurrir a esta nueva forma de recaudación-, hemos logrado modernizar el impuesto específico a la minería, aprovechando y captando estos ciclos positivos que, por fortuna, existen y que esperamos duren el mayor tiempo posible.


También deseo destacar el concurso de Senadores y dirigentes de la Concertación que permitieron perfeccionar el proyecto.

Creo que hoy podemos afirmar, con auténtico orgullo, que estamos alcanzando un gran acuerdo para Chile, pensando en el bien común y en cómo aprovechar este recurso que Dios nos dio. Porque no es que lo tengamos ahí, a la espera. 
Por eso, seré partidario de cobrarles mucho más royalty a las mineras cuando podamos decirles: “Ahí está el cobre, ahí está la mina, y les regalo esto”.

Resulta que para descubrir yacimientos se deben realizar enormes inversiones -estoy hablando de cifras muy significativas-, y para que ello sea posible hay que entregar estabilidad.


Por lo tanto, señor Presidente, creo que desde todo punto de vista este es un gran acuerdo.

Y, al terminar mis palabras, quiero volver a felicitar a quienes se atrevieron, porque he sabido -basta escuchar a algunos- que estuvieron hablándole a la gente más difícil de cambiar: la que se halla más cerca de los líderes políticos.

En general, lo que cuesta es lograr acuerdos, ceder y tener que dar explicaciones en el propio mundo. A lo mejor todos hemos debido darlas: algunos de ustedes, en el mundo de la Concertación, y nosotros, en el nuestro, donde hay personas que prefieren no aumentar impuestos y no aprovechar estos ciclos económicos positivos.


Por cierto, voy a votar a favor del proyecto con el mayor de los agrados, pues considero que este es uno de los grandes acuerdos que se han logrado en esta Corporación, y felicito por ello también al Gobierno.
He dicho”.

Longueira se Va para la Casa y Anuncia Regreso Cuando se Acredite su Inocencia

En una conferencia de prensa en la sede de calle Suecia, arropado con el aplauso de su parcialidad, y sin admitir preguntas,  el ex senador y ex candidato presidencial Pablo Longueira anunció la decisión de renunciar a la militancia del partido del que fue uno de sus fundadores y líderes históricos. Lo hizo, sí, a lo mero macho, y muy al estilo de todos sus correlijas caídos en desgracia: aseguró inocencia, le echó la culpa al empedrado, en este caso las filtraciones de prensa y juró volver apenas se acredite la misma. O sea, el día del níspero.

Si ya Longueira era un cadáver político desde que renunció a la carrera presidencial por depresión, hoy es apenas un pálido fantasma, un vago recuerdo de los políticos acuñados en torno al sistema electoral binominal, que hoy también yace en el basurero de la historia.

El caso es que la declaración de Longueira dice lo siguiente:

“Durante las últimas semanas he estado dedicado a reconstruir el itinerario de mis funciones como senador y ministro, para recopilar los antecedentes que me permitan demostrar en la investigaciones un aspecto que para mí es esencial para vivir con dignidad y con la frente en alto.

Soy un hombre honesto, tengo la profunda convicción de que con la ayuda de Dios lograré hacerlo, a pesar de la impresionante y abrumadora descalificación publica que ya me sitúa como condenado sin que haya aún ninguna acusación formal en mi contra.  

Quiero manifestarle al país que dedicaré toda mi voluntad y energía a defender mi honor y mi inocencia. Recopilaré todos los antecedentes de mi trabajo legislativo para demostrar que nunca favorecí a ninguna persona, institución ni empresa de manera indebida, y en el caso que ha ocupado la atención publica esta semana, no descansaré hasta demostrar que como senador me delimité a apoyar el acuerdo político que logró incorporar al pago del royalty minero a las empresas extranjeras que no tenían la obligación de hacerlo.

Todos los parlamentarios recogimos opiniones, aunamos voluntades, aprobamos una ley que contó con el apoyo prácticamente unánime del Senado, la mejor demostración de que el royalty minero que subió los impuestos, es que fue revisada, discutida exhaustivamente y después aprobada, y que logró incorporar al pago del royalty a las empresas extranjeras que no tenían obligación de hacerlo y a las empresas de la gran minería chilena para que también aportaran para la urgente reconstrucción de Chile devastado".

Lucharé con todas mis fuerzas para demostrar mi inocencia con los instrumentos que me otorga la ley.  Volveremos a levantarnos. Nuestra fuerza nace de la adversidad y nunca nada ha sido fácil. Chile vive una hora que necesita gestos y actos concretos.

He resuelto renunciar a la militancia de mi partido para volver a postular a ella solo cuando los tribunales de justicia de mi país acrediten que no he cometido delito alguno. Tengo fe profunda en que siempre se impone a verdad.

Es esta una decisión muy dolorosa de mi vida, pero la adopto porque sé que he actuado correctamente y porque tengo fe profunda en que siempre se impone la verdad. De paso evito con ello que mi presencia pueda usarse para afectar aún más a nuestro proyecto político, al partido que fundé, presidí, apoyé siempre aún a costa de mi propia salud e integridad.

Espero que los medios de comunicación que condenan anticipadamente con elementos parciales, extraído de carpetas investigativas a las que tienen acceso de manera irregular, dispongan de los mismos espacios para informar de mi inocencia cuando ella se acredite y logren dimensionar el daño inmenso que me han hecho no solo a mí, sino que también a mi familia, a mi partido y a la actividad pública.

Muchas veces me pregunto si el Ministerio Público y Poder Judicial investigan rigurosamente contrastando pruebas. Luego una información de un par de carillas con filtraciones parciales e ilegales de las que nadie responde y nadie sanciona es capaz de juzgar públicamente.

A los dirigentes políticos los convoco con humildad pero también con fuerza para defender la actividad política, la única forma que los dolores del pasado den paso a la amistad cívica en pos del bien común".

Reacciones al por mayor

El presidente de la UDI, Hernán Larraín, calificó la renuncia al partido de Pablo Longueira como un gesto "muy notable".

El líder de la colectividad aseguró que "renunciar a un partido político que él ha fundado, ha sostenido y ha ayudado ha hacerlo grandes, es algo ciertamente muy doloroso para él:

"Es un gesto que refleja a categoría humana de Pablo Longueira, es una lección para que aquellos que sienten tener un derecho divino para juzgar a otros sin tener antecedentes, tengan un grado de humildad y aprovechen de guardar silencio hasta que los tribunales hagan su trabajo".

En cambio, desde el oficialismo lo calificaron como un gesto "inútil por limpiar la imagen del partido", pues aseguraron que desde el gremialismo ha existido una actitud "cuestionable" ante los casos en que tres de sus miembros han estado involucrados: Jovino Novoa con Penta, Jaime Orpis con Corpesca y la reciente vinculación del ex senador con SQM.

"La renuncia de Pablo Longueria era inevitable, no había otra alternativa, sin embargo creo que el objetivo que se plantea es inútil. Declara que renuncia a la UDI para no perjudicar a su partido, pero yo creo que su partido ha hecho lo suficiente para perjudicarse ya", señaló el diputado socialista Osvaldo Andrade.

La diputada Karol Cariola  cree que la dimisión no es más que un gesto para "quitarle responsabilidad" al partido:

"A nosotros que él salga a decirle a todo el país que es una persona honesta y que no tiene nada que ocultar y que además se pone el parche antes de la herida al renunciar porque su partido no ha querido condenar este tipo de actos, a mí me parece que la ciudadanía puede hacer su juicio y los tribunales también".

El senador de Renovación Nacional Manuel José Ossandón valoró el gesto de Pablo Longueira al renunciar a su militancia en la UDI, sin embargo destacó que esta conducta no cambia la realidad que se vive en Chile Vamos ni en la política chilena.

"Hoy se ha demostrado que existe un cáncer en la política chilena y no por que se saque la vesícula ese cáncer se sanó. Yo sigo haciendo un llamado a Chile Vamos, que tenemos que evaluar e investigar estos hechos y el de todos, no sólo el del Longueria, sino todo lo que está pasando".

Concluyó: "es un gesto valiente, pero no cambia en nada la realidad de nuestro sector y la política chilena".

El senador y presidente del PPD, Jaime Quintana, consideró que la decisión de Pablo Longueira de renunciar a su militancia en la UDI es algo que se debe valorar:

"Siempre renunciar a la función pública cuando hay cuestionamientos es algo que uno debe valorar, aún cuando no se tenga la obligación de hacerlo".

Fiscal abrió causa paralela contra Longueira por cohecho

El fiscal regional de Valparaíso, Pablo Gómez, reafirmó este miércoles que investiga al ex senador UDI, Pablo Longueira, por el delito de cohecho y anunció que se abrió una causa paralela en su contra, ya que el ex parlamentario también es investigado por delitos tributarios vinculados al financiamiento ilegal de la política que se persiguen en el denominado caso SQM.

"Estos hechos fueron separados de la causa de Soquimich y se ha estructurado una causa por el delito de cohecho", dijo el persecutor tras formalizar al ex senador Carlos Ominami por su presunta participación en la facilitación de boletas maliciosamente falsas para financiar su campaña senatorial.

"Nosotros tenemos antecedentes que nos dan cuenta de un posible delito de cohecho y en esos términos, hemos trabajado y realizado innumerables diligencias vinculadas a ese delito", detalló Gómez, aclarando que por ahora "no podemos afirmar hoy la comisión de ese ilícito".

"Lo que nosotros tenemos que hacer es investigar con objetividad respecto a toda persona, si a nosotros los antecedentes que estamos pidiendo nos reportan y dan cuenta de un delito de cohecho, no tenga ninguna duda que vamos a efectuar las acciones que la ley establece, que es formalizar al imputado y si corresponde, acusarlo", continuó.

Por último, aseveró que los correos que fueron intercambiados entre el ex ministro de Economía y el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse -dados a conocer el lunes y que revelan que una modificación al proyecto de royalty minero que benefició a SQM habría salido del computador del ex ejecutivo, ya formalizado por delitos tributarios y soborno- están en conocimiento de la Fiscalía desde el 12 de enero pasado, y desde entonces, se realizan diligencia en "orden a indagar si estamos o no frente a actos de cohecho".

Senador Navarro por correo entre Contesse y Longueira: “Había una asociación entre SQM y el gobierno de Piñera para saquear el litio”

Navarro recordó que “la empresa de Sebastián Piñera Bancorp también boleteó a SQM, por lo que es necesario que esa arista investigativa sea reabierta, entendiendo que fue el propio Piñera quien puso la firma al proyecto de royalty minero”.

Como “demoledor” calificó el senador Alejandro Navarro el correo revelado el día de ayer por Ciper Chile en donde Pablo Longueira, siendo senador el año 2010, recibió del gerente general de SQM, Patricio Contesse, un artículo sobre el impuesto a la minería que luego se incluyó en la ley del Royalty Minero. Este cambio permitió a la empresa minera no metálica acceder a millonarios beneficios tributarios. Todo esto, al mismo tiempo en que SQM le pagó al círculo de Longueira un monto cercano a los 730 millones de pesos.

Para el parlamentario del MAS “lo revelado por Ciper Chile es solo lo punta del iceberg de hechos corrupción al interior del gobierno de Sebastián Piñera, lo que abre una serie de interrogantes que deberían ser contestados tanto por Pablo Longueira, como por el ex ministro de minería Laurence Golborne”.

Navarro recordó que “la empresa de Sebastián Piñera Bancorp también boleteó a SQM, por lo que es necesario que esa arista investigativa sea reabierta, entendiendo que fue el propio Piñera quien puso la firma al proyecto de royalty minero”.

“A esto se suma la fallida licitación del Litio que terminó con la salida de Pablo Wagner de la subsecretaría de minería, configurándose así una estrecha asociación entre SQM y el gobierno de Piñera para saquear el litio”, sostuvo.

Por lo pronto, para el senador Navarro la pregunta es “¿Cuánto dejo de percibir el Estado de Chile por concepto de royalty minero, gracias a que Pablo Longueira y el gobierno de Piñera incluyeron a SQM y otras empresas mineras nacionales en la invariabilidad tributaria?”.

Navarro señaló que “el que el gerente de SQM haya redactado un artículo, que finalmente fue el que se discutió y aprobó en el Congreso, evidencia un modus operandi que tenía el establishment para manejar a su antojo tanto al poder ejecutivo como legislativo, para luego ser presentado ante el país como un gran acuerdo político”.

A juicio del senador del MAS “el correo, hasta ahora inédito, complica aún más la ya difícil situación de Pablo Longueira, especialmente por los millonarios pagos que recibió su entorno a través de SQM, pues abre derechamente la puerta al delito de cohecho”.

Añadió que “es preocupante que hace una semana todo el establishment político haya blindado a Pablo Longueira calificándolo como estadista, buscando instalar una especie de ley de amnistía o amnesia en torno a hechos de corrupción, lo que sería intolerable para la ciudadanía”.

Para finalizar Navarro señaló que “es necesario que la justicia actúe de forma implacable, de lo contrario, se instalará en la ciudadanía la sensación de impunidad de la casta política, desatándose un circulo vicioso con consecuencias insospechadas”.

Beatriz Sánchez: El vínculo entre Longueira y SQM “es un asco”

Una vez más, la periodista Beatriz Sánchez se fue con todo contra el acontecer nacional. Esta vez salió al paso de la cobertura de los medio sobre los últimos datos conocidos de la relación entre Pablo Longueira y SQM.

La empresa obtuvo el beneficio de invariabilidad tributaria, originalmente reservado solo a inversionistas extranjeros, luego de que el parlamentario presentara un proyecto de ley que contenía información idéntica a lo propuesto por la empresa.

“Es un escándalo, Pablo Longueira pudo haber presidente de este país con este historial”, dijo la periodista en su programa en radio La Clave. “Lo que él redacta termina en una ley chilena, eso es un asco”, remató la profesional.

SQM y Corpesca: Las cuatro irregularidades que hunden a Longueira

Esta mañana el ex senador, Pablo Longueira debía prestar declaraciones en calidad de testigo, ante el Ministerio Público en el marco del caso Corpesca y la tramitación de la Ley de Pesca. Sin embargo, y por problemas de agenda, el ex ministro de Economía de Sebastián Piñera, se excusó de asistir. La citación se aplazó para la próxima semana. En eldesconcierto.cl recordamos cuatro de las últimas polémicas irregularidades vinculadas a Corpesca y SQM, que hunden a Pablo Longueira.

1. El más sospechoso


Como el personaje con más proveedores sospechosos, sumando 24 vínculos, aparece el ex timonel de la UDI, Pablo Longueira en el informe de la firma de abogados estadounidenses Shearman & Sterling para SQM. La investigación que abarca los movimientos ocurridos entre septiembre de 2009 y marzo de 2015, incluye a personas de su círculo más cercano, como su hijo, su cuñada, su ahijado y su socio comercial; además de fundaciones creadas por el ex senador y los polémicos correos con Patricio Contesse.

2. El artículo de Patricio Contesse

Fue el 5 de agosto de 2010 cuando el entonces senador de la República Pablo Longueira, recibió un correo electrónico del gerente general de Soquimich, Patricio Contesse, en el que le enviaba una propuesta para modificar un artículo sobre el impuesto a la minería que, por entonces, el gobierno de Piñera iba a enviar al Congreso. “Estimado Pablo te envío propuesta correspondiente, pues lo que te enviaron es una burla”, tipeó Contesse antes de adjuntar un documento de Word al que tituló “Royalty Minería I”. La modificación propuesta por el empresario fue incluída en la ley, permitiéndole a SQM acceder a millonarios beneficios; y a la red del ex senador por Santiago Oriente recibir por parte de la minera, cerca de $730 millones, según el informe de Shearman & Sterling.

3. Copec y Chile Justo

Fue la fiscal Carmen Gloria Segura quien envió al director de Servicio de Impuestos Internos (SII), un documento que daba cuenta que los hermanos Gustavo y Nicolás Guiñez Ramírez habrían emitido boletas falsas a varias empresas: SQM, Senexo, Copec, Asociación Gremial de Industriales Pesqueros de la Región del Bío-Bío, Pesquera El Golfo y Centros de Estudios Nueva Minería Limitada; cuyo destinatario final sería la Fundación Chile Justo, cuyo creador y presidente es Pablo Longueira. Así al menos atestiguó Nicolás Guiñez, quién el 18 de diciembre de 2015, reconoció la emisión de 10 boletas “por servicios que no presté”. Una de esas boletas corresponde a Copec, ocasión en que se reunió  con Carmen Valdivieso, asesora directa de Longueira,  “a propósito de las circunstancias de cobro y entrega de dinero de la boleta de Copec, que es la de mayor monto que me pidieron emitir”.

4. Aguas turbias en la Ley de Pesca

Esta mañana el ex ministro de Economía debía asistir a la Fiscalía Centro Norte para declarar ante la fiscal Ximena Chong sobre el caso Corpesca en calidad de testigo. La citación tenía como objetivo que Longueira entregara información de la tramitación de la Ley de Pesca y así colaborar con la investigación, acerca de si hubo o no irregularidades en su tramitación, específicamente por parte de la diputada Marta Issasi (PRI-Independiente) y el senador Jaime Orpis (UDI). Este último ya admitió que los pagos que recibió por parte de la pesquera correspondieron a un “financiamiento irregular” de campañas. Sin embargo, por problemas de agenda del ex senador, la declaración quedó fechada para la próxima semana. Sin embargo, parlamentarios como Vlado Mirosevic (Partido Liberal) manifestó su intención por citar a Longueira a declarar ante la Cámara de Diputados, por ser el principal responsable de sacar adelante la cuestionada Ley de Pesca.

Lily Pérez con artillería pesada contra Longueira: me da vergüenza que un ministro del gobierno que apoyé haya incurrido en esto

La senadora de Amplitud, Lily Pérez, se refirió a la investigación que lleva a cabo la Fiscalía contra el ex ministro de Economía, Pablo Longueira, por cohecho, situación que se conoció luego de que Ciper Chile reveló unos correos entre él y el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, en los que queda de manifiesto que los cambios realizados al royalty minero son casi idénticos a los sugeridos por el ex ejecutivo.


La parlamentaria, en entrevista con radio Clave consignada por The Clinic, dijo que "no hay contexto ni excusa para lo que pasó con Longueira, me da vergüenza ajena que cualquier parlamentario y más, un parlamentario que fue oposición, que fue ministro de gobierno del presidente Piñera, un gobierno que yo apoyé, haya incurrido en cosas de esta naturaleza".


La senadora, además, sostuvo que "cuando una ley tiene un vicio en su procedimiento, corresponde derogarla".


Las críticas de Lily Pérez se suman a las que realizó ayer el presidente de RN, Cristián Monckeberg, quien emplazó a la UDI a no "mirar el techo", respecto del episodio en el que se ve involucrado Longueira.


El timonel de la UDI, Hernán Larraín, dijo que le solicitó a la defensa del ex ministro de Economía, que éste aclare públicamente la situación.

Karol Cariola: "Longueira no es un hombre honesto y la UDI no es un partido honesto"

Tras la conferencia de prensa realizada por el ex senador y ex ministro en el gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Longueira, a su militancia en la Unión Demócrata Independiente, la jefa de la bancada PC-IC sostuvo que en sus declaraciones no hubo ningún mea culpa y que no sería adecuado que su renuncia respondiera a una acción para limpiar la imagen de la UDI.

En ese marco, la diputada sostuvo que los cuestionamientos a Pablo Longueira, hoy ex militante de la UDI, no sólo hacen referencia al caso de la tramitación de la ley de Royalty Minero, sino que también a otras emblemáticas leyes cuestionadas por sus vicios de origen, tal como la Ley de Pesca.

A razón de ello es que la diputada por Recoleta e Independencia sostuvo que “si Pablo Longueira pretende renunciar a la UDI para limpiar la imagen de ese partido, me parece que no es lo más adecuado. Todos sabemos lo que él significa y el referente que ha sido. La Ley de Pesca justamente ha sido cuestionada por una de las razones que estamos poniendo en cuestionamiento a la Ley de Royalty Minero. Está cuestionada y nosotros pedimos su anulación. Cuando él parte diciendo que él es un hombre honesto, lo que uno puede decir como reacción es que Longueira no es un hombre honesto y la UDI no es un partido honesto, eso es lo que ha quedado demostrado”.

En cuanto a las acciones que evaluará la bancada PC-IC respecto de la ley de Royalty Minero, la diputada Cariola afirmó que “nosotros no podemos quedarnos con los brazos cruzados con una ley que se aprobó bajo estas condiciones. Tenemos que buscar mecanismos para que ese artículo en cuestión sea anulado.”

Partido Radical: "Las leyes más importantes de la era Piñera están bajo sospecha"

El Presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, afirmó que en el caso de Pablo Longueira "hoy no basta con sus palabras, son antecedentes muy graves".

A su juicio, es necesario que los antecedentes conocidos y dan cuenta de un posible caso de cohecho en el marco de la discusión de la Ley del Royalty a la Minería, sean investigados en profundidad y detalle por el Ministerio Público.

"A la gente no le interesa que un político diga 'yo soy honesto'. Los antecedentes que se conocieron son muy graves y él tiene que dar una mejor explicación que la que dio, que es muy vaga y superficial sobre lo que realmente importa, que es si la redacción de esa Ley estuvo influida por una empresa como SQM", dijo Velasco.

Para el timonel, el tema de fondo no es la responsabilidad de Pablo Longueira. "Eso tendrá que determinarse en juicio. Lo que importa ahora es la Ley de Royalty a la Minería está deslegitimada. Y no sería imprudente pensar en la necesidad de revisar si procede la derogación del artículo cuestionado".

En esa línea el Jefe de la Bancada de Parlamentarios del PR, Marcos Espinosa, afirmó que "los proyectos de ley más importantes de la era Piñera están bajo sospecha por el contrapunto que hay entre negocios y política y que ejecutivos de una empresa terminen redactando un proyecto de ley.

El diputado recordó que en el marco de la discusión del proyecto de Royalty a la Minería, su voto fue desfavorable. "Votamos en contra de la exención de invariabilidad tributaria porque significa que estamos impedidos de tramitar una ley de Royalty como corresponde sin que se pueda discutir hasta el 2026".

ClariNet