Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

8-MARZO-CHILE8

Histórico, más de 300 mil
mujeres marchan por la Alameda
y medio millón en todo el país

Colapsaron el metro, repletaron Plaza Italia y se reunieron para marchar por sus derechos en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en una columna humana que se extendió por 4 kilómetros.

Este viernes se realizó una nueva versión de la marcha por el Día de la Mujer, este año marcada por una semana de distintas manifestaciones a favor del feminismo y la igualdad de derechos en relación con los hombres.

En la capital, la marcha se inició a eso de las 18:30 en Plaza Baquedano y luego siguió por la la Alameda hasta Echaurren, en el centro de Santiago. Allí se realizó un acto cultural.

La manifestación se replicó en más de 70 ciudades del país.

Un cálculo provisorio habla de medio millón de mujeres movilizadas en todo el país.

Chile se viste de morado: las históricas

demandas feministas que marcan este 8M

Diez son las demandas que, este viernes 8 de marzo, las mujeres de todo Chile exigirán en las calles durante el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. "Hay un nivel de activación que es distinto al del año anterior, aunque siguen siendo las mismas demandas y necesidades, hay una fuerza que se ha acumulado a lo largo del año", sostuvo la socióloga e investigadora, Teresa Valdés.

Bajo la consigna “La Huelga Feminista Va”, mujeres de 61 ciudades de Chile saldrán a las calles a manifestarse este 8 de marzo, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En esta ocasión, será la primera vez que nuestro país se sume al llamado a la huelga general, la que es convocada por diversas organizaciones internacionales que luchan por la reivindicación de los derechos de las mujeres en el mundo.

8 de marzo que, para la socióloga e investigadora, Teresa Valdés, se da en condiciones extraordinarias, con la sensación de que ahora todo es posible.

“Muchas mujeres se sienten convocadas y con ganas de salir a la calle. Hay un nivel de activación que es distinto al del año anterior, aunque siguen siendo las mismas demandas y necesidades, pero hay una fuerza que se ha acumulado a lo largo del año”.

Pero ¿cuál es el contexto histórico en el que se enmarca el movimiento feminista en nuestro país?

De acuerdo a la socióloga Teresa Valdés, “el movimiento de mujeres tiene una historia larguísima, lo que pasa es que tiene momentos de visibilidad y momentos de latencia y lo que estamos viviendo hoy, es claramente, una tercera ola, algunos hablan de que es una cuarta ola, porque se sitúan desde la revolución francesa en adelante y en el fondo lo que tenemos es una continuidad muy grande de una serie de demandas”.

La primera ola feminista fue el movimiento sufragista, que surge como respuesta a la exclusión de las mujeres de los derechos civiles y políticos.

En este periodo, las mujeres se organizaron en centros femeninos, clubes de señoras, círculos de lectura y crearon periódicos. También, en esta época nacieron los dos primeros partidos políticos femeninos de Chile, siendo el más importante el Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena (MEMCH).

“Luego, cuando se obtiene el sufragio universal, pasa lo que Julieta Kirkwood justamente habla de este nuevo silencio, que es un largo silencio feminista, donde el techo fue el derecho a voto”, explicó la antropóloga y académica de la Universidad de Chile, Sonia Montecino.

La segunda ola feminista de nuestro país se inició durante la dictadura cívico-militar, periodo en el que las mujeres tomaron un rol protagónico en la lucha por los Derechos Humanos.

Sin embargo, al final del régimen militar, las mujeres se movilizaron por demandas asociadas a su condición de desigualdad en la sociedad, surgiendo el lema “Democracia en el país y democracia en la casa”.

De acuerdo a la antropóloga Sonia Montecino, con el fin de la dictadura se inicia un tercer momento para el feminismo, llamado feminismo de “Estado”, en que los ideales del movimiento pasan a ser parte de las políticas de Gobierno. “Se crea el Servicio Nacional de la Mujer, y en ese momento, también un cierta parte del movimiento se va a fragmentar en distintos grupos, además  aparecen los feminimos al interior de las universidades, sobre todo, en la Universidad de Chile, una de las pioneras, como en la Universidad de Concepción. También, empiezan a aparecer estas diversidades de formas en que se expresa la lucha feminista. Pero no tiene, esa ‘fuerza colectiva de las calles’ de la época de la dictadura, sin embargo, se empiezan a cimentar las bases desde los distintos lugares, desde las políticas públicas, desde las universidades”.

Luego en 2016, tras el caso de Nabila Riffo y bajo el lema “Ni una menos”, el movimiento feminista vivió una cuarta reactivación en la historia, la que terminó por explotar en 2018 desde las universidades a través de las denuncias de acoso y abuso sexual durante el denominado “mayo feminista”.

Las demandas de la última ola feminista 

Fin a la violencia política, sexual y económica, trabajo digno, derecho a la vivienda, nueva ley de migración, derecho al aborto libre, ley de medios con perspectiva feminista, fin al extractivismo, activismo feminista y querer educación no sexista como derecho social.

Son las demandas que el movimiento feminista que se construyeron en el Encuentro Plurinacional de Mujeres que Luchan a fines del año pasado y que durante esta semana la Coordinadora 8M se encargó de visibilizar a través de actividades e intervenciones urbanas en la semana feminista.

Además de presentar 121 propuestas de movilización, las que están divididas en cuatro ejes: trabajos de cuidados, laborales, de consumo y jornada de protesta y visibilización.

“Haremos visible en la ciudad los nombres e historias que el patriarcado ha escondido, saldremos a la calle con nuestra danza, poesía y escritura rebelde, vamos a conversar, reír y conspirar con las mujeres en todos los espacios posibles poniendo en común nuestras demandas”, señalaba el comunicado de la coordinadora.

https://twitter.com/Coordinadora8m/status/1103687584432246784

Actividades y manifestaciones que culminarán

este viernes 8 de marzo con la Huelga General Feminista.

“Convocamos a todas las mujeres, a todas las personas, a las disidencias sexuales a movilizarse este 8 de marzo por un feminismo que pone en el centro una agenda de ampliación de derechos para toda la sociedad, de ampliación de la democracia, de conquistar una vida digna, educación, salud, que las pensiones dejen de ser un negocio y que nos dejen de precarizar en nuestros trabajos”, afirmó la integrante de la Coordinadora 8M y Consejera de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Emilia Schneider.

Estas son las 10 demandas que motivan la Huelga General Feminista de este viernes 8 de marzo:

1. Fin a la violencia política, sexual y económica hacia mujeres, disidencias sexuales, cuerpos racializados, migrantes y comunidades. Denunciamos la justicia patriarcal y racista. ¡No más femicidios en la impunidad!

2. Trabajo digno, estable y seguro para todxs. Fin a las AFP. Por un nuevo sistema de seguridad social, salud y cuidados. ¡Cuidar y criar también es trabajar!

3. DDHH y constitucional a la vivienda digna. Producción social del hábitat en manos de pobladoras y pobladores. Banco de suelos y movilidad.

4. Nueva ley de migración con enfoque de derechos y género. Libre organización y sindicalización de mujeres migrantes. Transversalizar el antirracismo en el feminismo.

5. Despenalización social del aborto. Derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito. Reconocimiento de derechos sexuales y reproductivos como DDHH.

6. Justicia y verdad ante violaciones de DDHH que precarizan la vida. Construir memoria feministas, antirracista, antipatriarcal, anticolonial y anticapitalista como herramienta para las luchas y resistencias.

7. Derecho a la educación artística interdisciplinaria. Nuevo sistema de financiamiento público a cultura la cultura y las artes. Ley de medios en Chile con perspectiva feminista.

8. Fin al extractivismo: No más zonas de sacrificio. Soberanía y autodeterminación de pueblos y territorios en resistencia. Desmilitarización en Wallmapu. Justicia para macarena Valdés, Camilo Catrillanca y todxs los que luchan.

9. Activismo feminista y queer en todos los territorios. Reconocimiento social y tipificación de incitación y crímenes de odio. Programas educativos sobre disidencias sexuales y género en educación y salud pública y privada.

10. Educación como derecho social desmercantilizado. Modelo educativo democrático, no sexista, anticolonial y laico.

Por qué la Agenda Mujer del Gobierno no

es lo mismo que las demandas feministas

Las declaraciones de autoridades gubernamentales en rechazo al llamado a la Huelga General Feminista han dejado en evidencia las enormes diferencias que existen entre las agendas del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y las organizaciones feministas. ¿Dónde radican estas discrepancias?

Para este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, son diez las demandas que el movimiento feminista ha levantado y que busca reivindicar a través del llamado a huelga general durante toda la jornada. Estas demandas surgieron luego del Encuentro Plurinacional de Mujeres que Luchan celebrado en diciembre pasado, en el que participaron más de mil mujeres de todos los rincones del país y del cual surgieron los temas medulares que buscarían poner sobre la mesa este viernes.

A su vez, el gobierno de Sebastián Piñera, a través del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, y su ministra, Isabel Plá, han creado la llamada Agenda Mujer, con la que buscan combatir las desigualdades a las que se ven enfrentadas millones de mujeres en nuestro país. Sin embargo, ambas agendas poco tienen en común. Pero, ¿logra, efectivamente, la Agenda Mujer del gobierno abarcar las demandas del movimiento feminista?

Las diez demandas que surgieron del Encuentro de Mujeres, van desde poner término a todo tipo de violencia, pasando por una educación no sexista y llegando, incluso, a plantear el fin de las AFPs. Temas que, evidentemente, no son ni esbozados en el programa del Gobierno.

Respecto del trabajo y la seguridad social, Moreen Ramos, vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, señaló que las propuestas del Gobierno son justamente lo contrario a lo que propone el movimiento feminista.

“Nosotras lo que estamos proponiendo es unificar la fuerza de las trabajadoras y trabajadores, con demandas centrales, demandas en el conjunto del movimiento de los trabajadores, que puedan ir mejorando las condiciones laborales que hoy día tenemos, los contratos precarios que existen, las jornadas laborales que son muy extensas. Y el Gobierno lo que está proponiendo es todo lo contrario. O sea, propone flexibilidad en el trabajo, contratos precarios como el sub contrato o el contrato de honorarios, y también está proponiendo que trabajadores puedan negociar con los empleadores sin necesariamente estar en el sindicato. Por lo tanto, eso va a quitar fuerza a los sindicatos. Está proponiendo también, poder tener reemplazos cuando los sindicatos se vayan a huelga, y eso es una debilidad para los movimientos sindicales hoy en Chile”, explicó Ramos.

Otra de las demandas que se levantaron para este viernes, tiene que ver con la memoria y los derechos humanos. En ese sentido, las feministas se proponen la construcción de una memoria feminista como herramienta para la lucha y la resistencia.

Así también, visibilizar las violaciones a los derechos humanos, en su concepción más amplia, desde el derecho a una educación no sexista, hasta poner en cuestión el respeto por los derechos reproductivos de las mujeres.

Beatriz Bataszew, también vocera de la Coordinadora 8 de Marzo, explicó que la agenda del Gobierno no apunta a una transformación profunda como la que busca generar la demanda feminista.

“Esta agenda del Gobierno tampoco tiene una respuesta en relación a la educación no sexista y mercantilizada. Porque nosotras no sólo estamos planteando que se cambien los protocolos institucionales para abordar la violencia, sino que también planteamos que debe haber una transformación profunda del sistema educacional, desde la educación inicial, para combatir la reproducción del sexismo. Por otro lado, consideramos también que parte de esa historia y parte de esa educación no sexista debería contemplar la historia de la lucha de las mujeres, que ha sido borrada”, señaló la vocera en temas de Memoria y Derechos Humanos.

Las declaraciones de las autoridades de gobierno frente al llamado a la movilización feminista han sido principalmente de rechazo, argumentando que ya existe una agenda en esta materia, agenda que incluye las demandas de las mujeres chilenas y que, por lo mismo, no es necesaria una huelga.

Frente a esto, Alondra Carrillo, vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, señaló que estas diferencias demuestran que el Gobierno de Sebastián Piñera ha quedado al margen de lo que las mujeres chilenas han planteado.

“El Gobierno ha demostrado una y otra vez, en su rechazo al llamado a la huelga, en su rechazo a reconocer que este llamado es uno de carácter internacional, que tiene la fuerza de una movilización social transversal y que es cada vez más fuerte, no solamente en nuestro país, sino en todas partes. Ha fallado en reconocer la capacidad transformadora de este movimiento y, en ese sentido, ha quedado un poco al margen de lo que las mujeres hoy día estamos planteando. El Gobierno ha demostrado su profunda desconexión con los problemas que las mujeres tenemos”, sostuvo la vocera de la Coordinadora 8 de Marzo.

Pese a estas diferencias, es un hecho que la Huelga Feminista va. De esta manera, miles de mujeres a lo largo del país paralizan sus actividades este viernes y salen a las calles, buscando visibilizar lo invisibilizado por décadas y buscando unirse para llegar a todos los sectores de la sociedad, irrumpiendo de manera transformadora, en el que será un hito trascendental de un largo período de lucha feminista.

El 8M migrante: ¿Cómo marchar

sobre una doble discriminación?

A tan solo un día de la huelga feminista del 8 de marzo, se espera que sean miles de mujeres que adhieran a esta convocatoria, la que ya se perfila como uno de los grandes hitos del 2019. Sin embargo, es difícil asumir que todas las mujeres tengan la posibilidad de no ir a trabajar ese día, más aún, si se trata de mujeres migrantes. En Diario y Radio Universidad de Chile hemos querido acercarnos un poco a esta realidad, que, de cara a una movilización de carácter nacional, refleja una doble discriminación.

Este viernes se vive uno de los hitos sociales que, seguramente, marcarán el 2019. Desde el pasado lunes, cuando organizaciones feministas intervinieron las estaciones del Metro de Santiago, la agenda mediática y social del país indicó al 8 de marzo como el día de la huelga conmemorativa al Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, es difícil asumir que todas las mujeres tengan la posibilidad de decidir no ir a trabajar ese día. En Diario y Radio Universidad de Chile hemos recogido el testimonio de dos mujeres migrantes, que, con interés de participar de una manifestación que las involucra a todas, advierten de las limitantes existentes para el resto de las extranjeras que quieran movilizarse el 8M.

El temor de ser vistas

“Por supuesto que vamos todas a la marcha, vamos a tener un bloque de mujeres inmigrantes. Vamos a la marcha porque la calle es de todas”, señaló Paola Palacios, quien hace tres años dejó Colombia para radicarse en Chile, y que hoy forma parte de la Secretaría de la Mujer Inmigrante.

“Pero aparte, las mujeres inmigrantes posicionamos que no vamos a ir a huelga porque nosotras no podemos parar. No vas a trabajar y te echan, es así. Estamos en pegas muy precarizadas en que, si no eres tú, hay otras diez mil esperando esa pega. No estamos en posición de decir, ‘sabes que no vamos al trabajo el viernes’”.

La última frase da cuenta de un temor que, para Paola, debe ser considerado a la hora de analizar la participación extranjera de la causa feminista. El temor de perder el trabajo, no obstante, no es el único.

Carolina Huatay, Directora Ejecutiva de la Fundación Promigrar, y que desde hace 21 años decidió dejar Perú para llegar a nuestro país, señaló que también hay factores de carácter social.

“La migración que está más asentada tiene una participación mucho más activa porque también están insertas laboralmente y socialmente, por lo tanto, liberan más estos temores que las haría pensar en no querer meterse en problemas, y que tal vez, si van a la marcha y llega Carabineros, se pueden ir detenidas y recién están haciendo su documentación”.

Paola y Carolina, con 17 años de diferencia en su estadía en Chile, han asumido el desafío de representar a la población extranjera y, ante el punto de inflexión social que ha significado la lucha por la igualdad de género, aseguran que las mujeres migrantes no son indiferentes. Pero que en algunos casos les cuesta y que, incluso, temen.

Temores fundados

En los últimos años, en nuestro país la población migrante evolucionó de números que bordeaban los 700.000, hasta las cifras actuales arrojadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que se ubican en 1.251.225. De ese total, 48,4 corresponde a mujeres.

El crecimiento exponencial del fenómeno migratorio, sin embargo, no ha sido bien visto por la sociedad chilena. Es así como la Encuesta Cadem del 2017 arrojó que el 43 por ciento de la población cree que la inmigración es mala. Mientras que la Encuesta Bicentenario de la Universidad Católica, dejó en claro que el 50 por ciento de los chilenos quiere que los extranjeros irregulares sean expulsados. Esta última estadística tuvo un alza de 18 por ciento respecto de 2017.

De esta forma, la nueva migración del país ha debido presenciar cómo la actitud del chileno se ha endurecido. No obstante, no es solo una cuestión de actitud, sino que también de regulación del Estado.

Es así como en 2018 dejó de regir la visa temporaria laboral impuesta por Michelle Bachelet y que, para Sebastián Piñera, fue determinante en la expansión migrante, ya que ella no los sujetaba a un contrato único para mantenerse en el país.

Por otro lado, también existe la vulneración de derechos.

La Dirección del Trabajo, a principios del 2018, dio a conocer que las multas por vulnerar derechos laborales de extranjeros aumentaron en un 310 por ciento en los últimos tres años.

El 48,4 por ciento de la inmigración en nuestro país corresponde a mujeres. Teniendo en cuenta estas cifras, ¿está dentro de sus posibilidades adherirse a una huelga?

La socióloga y académica de la Universidad de Chile, María Emilia Tijoux, señaló que las mujeres migrantes conviven con una doble discriminación, sobre todo si tienen hijos.

“Está el caso de mujeres inmigrantes que llegan a Chile sin redes de contacto, y si las tienen, se trata de otras mujeres como ellas, que también trabajan. Y peor, si tienen hijos, quedan atrapadas entre el trabajo y los niños. Por lo tanto, tienen muchas veces que dejar de trabajar para quedarse con los niños y, en algunos casos, cuando eso ocurre, las instituciones discrecionalmente pueden considerar que los niños están en peligro porque las madres no pueden enfrentar su crianza”.

El año pasado, el caso de Maribel Joseph, mujer haitiana que se encontraba sin los recursos para criar a su hija, encarnó esta situación.

La hija de Joseph nació prematura. Su madre, sin recursos, encontró ayuda en una familia chilena de Viña del Mar. Sin embargo, al momento de buscar una oportunidad de trabajo, la infanta fue trasladada a un hogar del Sename.

Finalmente, este caso tuvo un final feliz, ya que Joseph recuperó la custodia de su hija.

Paola Palacios, de la Secretaría de la Mujer Inmigrante, aseguró que han recibido varios casos de mujeres extranjeras que se han visto desprotegidas por la falta de una red de apoyo, y afirmó que esto se agrava en casos donde el único apoyo es la pareja y se produce la violencia de género.

“A veces nos llegan casos en los que mujeres sufren de mucha violencia al interior de las relaciones, y esto se agrava porque muchas llegan solo con su pareja y es a la única persona que conocen. Y nos ha pasado que esta pareja llega al nuevo país y se transforma, y para eso estamos nosotros, para acompañar”.

De esta forma, es que mujeres migrantes deben hacer frente a una doble vulneración.

Por un feminismo migrante.

Paola Palacios y Carolina Huatay, ambas pertenecientes a agrupaciones vinculadas a la migración, afirman que el feminismo va más allá de un sector o condición, y que este es de todas.

Carolina afirmó que, actualmente, existe un discurso transversal, pero reconoce que a la migración más reciente le ha costado insertarse en la causa.

“Hoy hay un discurso que nos toca a todas. Son temas que son transversales. Creo que la nueva migración de países centroamericanos le ha costado un poco más su incorporación. De todas formas, hay mujeres que participan dentro de esos espacios, pero quizás no con el volumen que queremos verla, aún así creo que este es un proceso que se va a ir ampliando y va a integrarlas”.

Palacios concordó con esta afirmación, pero agregó que el movimiento feminista de nuestro país se encuentra aún sujeto a las universidades. No obstante, aseguró que tarde o temprano se va a expandir.

“El movimiento feminista chileno, como lo veo yo, es bastante estudiantil, lo que no es malo, pero eso es solo una arista. Y las mujeres somos muy diversas, mucho más diversas que el movimiento estudiantil. Y aunque está claro que las compañeras han hecho un trabajo maravilloso al poner esto en boca de todo el mundo, creo que esto debe seguir avanzando. No se va a quedar en este punto de mujeres estudiantes, sino que va a avanzar hacia la interseccionalidad”.

Ambas, Carolina y Paola asisten a la marcha de este viernes, pero lamentan no poder hacerlo en bloque.

“No es el momento todavía, pero sí convocaremos para que las personas vayan libremente, y quién sabe, el próximo año tal vez podamos hacer algo mucho más armado y quizás convocar conjuntamente”, señaló Carolina Huatay, de Promigrar.

Por su parte, Paola extiendió la invitación al primer Festival de Mujeres Migrantes, que se llevará a cabo este domingo en Catedral 1053, cerca de Plaza de Armas.

“Están invitadas todas las mujeres, no solo las migrantes”, comentó.

Femicidio enluta el Día de la Mujer: víctima murió

de dos disparos en la cabeza en Recoleta

La Brigada de Homicidios de la PDI indaga el femicidio de una mujer de 46 años ocurrido durante esta tarde en calle Rancagua, comuna de Recoleta.

Según información preliminar, la víctima identificada como Natividad Valcarza habría sido asesinada de al menos dos disparos en la cabeza por su pareja de 40, quien había salido hace unos días de la cárcel.

Vecinos comentaron a La Radio que el hecho sucedió cuando la mujer volvía de realizar compras para el almuerzo, momento en que el hombre comenzó a seguirla arriba de un vehículo. Luego se produjo el ataque fatal.

Tras ello, la mujer fue rápidamente trasladada al Hospital San José, donde se constató su muerte pese a los esfuerzos por salvarle la vida.

El hecho fue presenciado la hija de la víctima, quien dio aviso a la policía cuyo personal busca intensamente al acusado.

El capitán Gerardo Mediavilla, comisario de la 6º Comisaría de Recoleta, informó que el procedimiento fue tomado por la Brigada de Homicidios de la PDI por orden de la Fiscalía Centro Norte.

Agregó que la víctima hace tres días había realizado una denuncia por amenazas simples en contra de su pareja.

Se trata del tercer caso similar durante las últimas horas. El primero ocurrió la mañana del jueves cuando un hombre atacó a su expareja en Iquique dejándola en riesgo vital, mientras que por la tarde otro individuo le disparó a la madre de su hija en Quintero, quitándole la vida.

Jadue lamentó femicidio en Recoleta y anunció

acciones legales: "¡No más violencia de género!"

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, lamentó el femicidio ocurrido este viernes en su comuna, donde una mujer perdió la vida en el exterior de su vivienda.

A través de Twitter, el jefe comunal envió un mensaje de apoyo a la familia de la víctima fatal y anunció que el municipio se hará parte de las acciones legales que se inicien por el crimen.

El sospechoso de los disparos aún no es detenido por la policía.

BOCHORNOSA REPRESION POLICIAL EN VALPARAÍSO

Sin que mediar provocación ni incidentes, carabineros procedieron a reprimir el fin de una de las dos marchas fiemstas en Valparaíso.

Este viernes personal de las Fuerzas Especiales intervinieron en la marcha con motivo del 8M en el centro de Valparaíso.

Con carro lanza aguas los efectivos policiales dispersaron a las mujeres que se estaban movilizando desde la Plaza Victoria hasta calle Uruguay, cercano al Congreso Nacional.

Lo anterior, luego que un pequeño grupo intentara pasar las vallas papales, hasta donde estaba permitida la manifestación.

Hasta el momento se desconoce si habrían personas detenidas.

Una situación similar se vivió esta mañana en la misma comuna, en específico, en la Plaza Italia, donde mujeres se manifestaban por avenida Francia.

En paralelo a los incidentes, manifestantes feministas continúan desarrollando una movilización pacífica por las calles de la ciudad.

ClariNet