9-de-10-cudades

Es un ranking para no
respirar aliviados
(literalmente).

Por Paola Alemán

Greenpeace y AirVisual dieron a conocer recientemente un listado de países a nivel suramericano en el que “figuran” las 10 ciudades más contaminadas en el continente y, a excepción de Lima, (Perú) todas se ubican en territorio chileno.

La medición es tan científica como contundente. Ambas entidades han puesto “en el aire” los resultados, a través de la medición de partículas finas,

conocidas como PM2,5. A partir de lo anterior, que por cierto es información puesta a disposición por los países, es que queda medida la calidad del aire.

Si por ejemplo en Nueva Delhi hay una contaminación en el aire de 135,8, Padre Las Casas, en La Araucanía, con 43,3 se considera no saludable para grupos sensibles dentro de la medición.

El segundo lugar de las 10 ciudades lo conforma Osorno, con una contaminación “moderada”, es decir, con 38,2.

El tercer lugar es para Coyhaique, que a pesar de no estar en el primer puesto, tiene una particularidad preocupante: en junio 2018, el índice de calidad de aire alcanzó un 166,8, ubicándose en la categoría de “very unhealthy” o muy insalubre.

El resto, oscila en calidad del aire, entre los 33,3 y 22,6.

Las 10 ciudades más contaminadas de Sudamérica

1. Padre Las Casas
2. Osorno
3. Coyhaique
4. Valdivia
5. Temuco
6. Santiago
7. Lima (Perú)
8. Linares
9. Rancagua
10. Puerto Montt

Sin embargo, existe una salvedad que hay que agotar: la medición de la calidad del aire es parcial. Las ciudades que aparecen reflejadas proceden de la misma información puesta a disposición por los países.

En este caso, cuatro son mencionados, entre estos Brasil, Chile, Colombia y Perú, este último solo informó de la calidad de aire en Lima, por lo que no se sabe a ciencia cierta si hay otras ciudades dentro de su territorio que están escapando a la medición por omisión.

CIUDADES.CONTAMINADAS

 

Respirando más tranquilas a pesar de estar en el ranking

Hay momentos de respiro, a pesar de la presencia en el listado que en total trae a mención 46 ciudades de cuatro países.

Si bien, la mayoría (33 pertenecen a Chile) si se revisan detenidamente los números que arrojan las mediciones, pueden “inhalarse” pequeñas bocanadas de avances en territorio chileno.

A manera de otro ejemplo: los puestos 13, 14 y 15 correspondientes a Los Ángeles, Chillán y Tomé, si bien tuvieron meses de mayor contaminación, también se ubicaron en noviembre pasado en la categoría “WHO Target” o en el ideal al que apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el aire que respiran los ciudadanos del mundo.

Y así pueden constatarse los avances de otras ciudades chilenas entre las que también destacan Alto Hospicio, Antofagasta y Punta Arenas. Esta última en todo el año de la medición con la categoría “WHO Target”.

En la vecina Brasil, a pesar de su densidad demográfica y territorial por sobre los otros países medidos, cabe destacar que, a partir de la medición de la calidad de aire que respiran sus ciudadanos, las partículas dañinas son inferiores a de las ciudades chilenas que aparecen en la categoría de las diez más contaminadas.

Lo anterior adquiere mayor validez si tomamos en cuenta la creciente industria que caracteriza a ese territorio.

Bogotá es la única ciudad de Colombia mencionada en este listado y si bien puede que la omisión en las mediciones de otras urbes sea la causante, el puesto de esa capital se ubica en número 32, con una contaminación “moderada” o 13,9.

ClarNet