CLAVES-AMBIENTALES

El organismo de Naciones
Unidas busca establecer los
temas relacionados al
medioambiente como parte
esencial de la agenda
programática de todos
los futuros gobiernos.

Paloma Toranzos, Oficial de PNUD conversó con Agenda País 2030 sobre los desafíos que enfrenta Chile para llegar a la sostenibilidad.

Seguridad hídrica, energías limpias, democracia ambiental y territorio sostenible son algunas de las temáticas que conforman los 10 ejes que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD Chile releva como necesarios de abordar para avanzar en la senda de un desarrollo sostenible, inclusivo y resiliente.

Ante la aparente falta de interés de los diferentes candidatos presidenciales,  PNUD se ha dedicado a recordar la relevancia de este tema a quienes aspiran a ser la máxima autoridad de Chile. Para Paloma Toranzos, Oficial de PNUD en Chile los “asuntos ambientales tienen que ser un asunto de estado, parte de las prioridades de estado y no necesariamente de un gobierno en particular”.

El diagnostico de Toranzos es que los desafíos que Chile tiene para seguir este camino de desarrollo sostenible están en darle al medioambiente la importancia que merece. “El desafío es que el tema ambiental sea una dimensión que esté incorporada junto con la dimensión social y la dimensión económica, que son las tres dimensiones que conforman el desarrollo sostenible. Chile, el desafío que tiene es dejar de ver el tema ambiental como un tema asilado”, dice Toranzos.

Como parte de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenibles, PNUD entregó un documento con los siguientes 10 temas ambientales claves para la sostenibilidad del país:

1. Diversificar la matriz productiva y utilizar los recursos naturales de forma sostenible, promoviendo la economía verde y la innovación.

2. Fortalecer la institucionalidad ambiental y promover la gestión ambiental integrada.

3. Transformar las finanzas ambientales para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, así como para la adaptación al cambio climático y su mitigación.

4. Fomentar la democracia y la equidad ambiental como principios activos de la política pública.

5. Aumentar la resiliencia y adaptación al cambio climático, así como reducir el riesgo de desastres mediante acciones concretas.

6. Acelerar la transición energética hacia una matriz limpia e inclusiva.

7. Conservar la biodiversidad, ecosistemas y sus servicios para el bienestar humano.

8. Garantizar la seguridad hídrica como sustento de medios de vida.

9. Disminuir la contaminación ambiental para el bienestar y salud de las personas y los ecosistemas.

10. Promover territorios sostenibles a través de la planificación y la adopción de medidas ambientales vinculantes y actualizadas.

Para Toranzos nuestra geografía y clima, son solo factores que benefician el avance hacia el desarrollo sostenible, especialmente en materia energética.

Gracias a lugares como el desierto de Atacama, que recibe luz solar durante todo el año, la posibilidad de desarrollar energía limpia en nuestro país es más abordable. “Tenemos las condiciones habilitantes para llegar a tener un 100% de energía renovable no convencional”, cuenta.

Pareciera ser que los recursos materiales hoy no son la mayor dificultad, sino que lo serían los recursos financieros. Toranzos cuenta que uno de los trabajos que se ha hecho desde la PNUD y han podido cuantificar la pequeña inversión que dedica el Estado en conservar y proteger la biodiversidad. Según Toranzos, en los últimos 5 años solo se ha invertido un 0,036% del PIB en temas medioambientales.

Las 10 ideas propuestas por la PNUD solo buscan beneficiar a los chilenos, no solo para que mejoremos las condiciones medioambientales del país, sino que también para poder dar solución a pequeñas poblaciones en el país que hoy no cuentan con agua caliente, electricidad o calefacción en sus hogares. “Hay que logra que las energías sean más sustentables y que efectivamente lleguen a todos”, agrega Toranzos.

PNUD invita a todos a participar del camino que nos lleve al desarrollo sostenible, ya sean ciudadanos o el mundo privado. Pero hoy el llamado está hecho con nombre y apellido, a la clase política y los candidatos presidenciales, para que tomen los temas medioambientales como una parte importante de sus programas, tan importantes como la salud, educación y economía, para que así podamos realmente avanzar a ser un país más sostenible.

ClariNet