Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

MINISTRO-ENERGIA8

Diputados se rebelan contra
polos de desarrollo eléctrico
sin consulta a las regiones.

Proyecto estrella del ministro de energía fue cuestionado y enviado a Comisión Mixta por considerar los legisladores que contiene normas abusivas en materias relacionadas con la intervención del bosque nativo y especies protegidas, la nula participación de las regiones en la definición de los polos de desarrollo eléctrico, la ausencia de metas de ERNC y el uso de la fuerza pública en etapas tempranas de los estudios de las franjas de transmisión eléctrica.

El martes de esta semana el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en tercer trámite constitucional la Ley de Transmisión, pero obligó a discutir importantes artículos en Comisión Mixta. Esto, producto de su desacuerdo con materias relacionadas con la intervención del bosque nativo y especies protegidas, la nula participación de la ciudadanía y fomento de las energías renovables no convencionales (ERNC) en la definición de los polos de desarrollo, y el uso de la fuerza pública para privilegiar las inversiones eléctricas.

Los fundamentos fueron entregados por un grupo transversal de diputados, quienes las emprendieron no solo contra los cambios que introdujo el Senado a la iniciativa originalmente aprobada por la Cámara Baja sino también contra la forma en que el ministro de Energía Máximo Pacheco ha llevado adelante el proceso. 

Fue así que manifestaron su rechazo los diputados Yasna Provoste (DC), Miguel Ángel Alvarado (PPD), Daniella Cicardini (PS), Ricardo Rincón (DC), Alberto Robles (PRSD), Alejandra Sepúlveda (independiente), Camila Vallejo (PC), Andrea Molina (UDI), Iván Flores (DC), Leonardo Soto (PS), Giorgio Jackson (independiente), Cristina Girardi (PPD) y Luis Lemus (PS).

Ante los planteamientos de los legisladores, Pacheco expresó que “la discusión de fondo es que hay gente, hay grupos, sectores, dirigentes, líderes, como quieran ponerle, que no creen en la hidroelectricidad y que no quieren hidroelectricidad para Chile, y piensan que Chile va a arreglar todos sus problemas de energía con el sol y el viento, y esa cuestión sería farrearse la hidroelectricidad, y yo creo que es muy importante que sinceremos esa discusión”. 

El problema de esta argumentación es que la hidroelectricidad sí está incluida entre las ERNC, en circunstancias que el cuestionamiento fundamental de la sociedad civil y la ciudadanía es a la escala de los proyectos y a que se avance en estos sin la participación de las propias comunidades.  En este sentido, la crítica apunta a que se continúe con el modelo extractivista, impulsado por las grandes corporaciones propietarias de los derechos de agua, que ven a las regiones solo como despensas eléctricas y los ríos como máquinas hidráulicas.

La dura reacción del titular de Energía permitió evidenciar la intención del gobierno de promover el desarrollo de grandes represas hidroeléctricas en el centro y sur de Chile.

La aplanadora energética

Uno de los principales temas cuestionados fue el relativo a declaración de los polos de desarrollo. En el Senado se aprobó que estos fueran definidos centralizadamente, con evaluación ambiental estratégica (EAE) global y no por cada uno de los territorios eventualmente calificados bajo esta figura.  Esto contradice el principio de participación ciudadana a nivel local y regional, y no respeta los principios esenciales de la EAE.

Además, se eliminó la referencia a que un 20 % de la energía generada debía provenir de ERNC.  Esto, en particular, fue duramente cuestionado por los diputados, considerando que el propio ministro, cuando se aprobó en primer trámite el proyecto, aseguró que “el ministerio de Energía y el gobierno estamos en condiciones de tomar el compromiso de llevar esta propuesta al Senado, con el objeto de que allá se aumente ese porcentaje desde el 20 al 30 por ciento”. Sin embargo, el Ejecutivo no presentó indicación alguna en este sentido ante lo cual el proyecto regresó desde la Cámara Alta a la Baja con cero por ciento de ERNC, solo con una referencia a cumplir la legislación general vigente de contar en toda la matriz con un 20 % de renovables no convencionales al 2025.

Otro aspecto controversial es el que establece por ley que las nuevas obras de transmisión sean “imprescindibles” y de “interés nacional”, figuras bajo las cuales se podrían intervenir bosques nativos, incluyendo especies en peligro de extinción, vulnerables, raras e insuficientemente conocidas, que en la actualidad se encuentran protegidas por la Ley de Bosque Nativo. Hasta hoy dicha atribución la tiene Conaf, mientras que con este proyecto de ley se cercenan las facultades de dicha institución en la materia.

También concitó rechazo el concepto de incorporar “la consulta o participación” indígena, con lo cual se establece la posibilidad de que se motive una débil “participación” de los pueblos originarios en la definición preliminar de la franja, sin atenerse a lo que establece el artículo 169 de la OIT, que es la consulta indígena con procedimientos reglados a nivel internacional.

Y, por último, se cuestionó que para la realización de estudios y obras vinculadas con los trazados se haga referencia al artículo 67 de la Ley Eléctrica, lo que permitiría el uso de la fuerza pública contra campesinos, indígenas y propietarios agrícolas y turísticos, entre otros, en todo el país en la etapa temprana  de realización de los estudios de franja.

A este abuso de la fuerza pública se suma el otorgamiento al inversionista eléctrico de la concesión definitiva por el solo ministerio de la ley, sin que haya cumplido los  trámites a que obliga la normativa, todo con el objetivo de acelerar la instalación de proyectos de transmisión.

El lunes 4 de julio se constituirá la Comisión Mixta, momento a partir del cual se definirá la nueva redacción de los artículos rechazados.

----

Máximo Pacheco: ¿La mentira como arma de acción política?

Por Patricio Segura

Este martes 21 de junio la Cámara de Diputados revisará lo aprobado por el Senado, en su tercer y último trámite constitucional. Y uno de los artículos que se revisará será precisamente el del porcentaje de ERNC en los polos de desarrollo. Y un dato: en la Cámara Alta no solo no aumentó ni se mantuvo el 20 % sino que incluso se eliminó toda referencia al respecto.

El año 1963 Bernard Cohen publicó “La prensa y la política internacional” (“The Press and Foreign Policy”), libro donde analizaba la influencia de los medios de comunicación en la sociedad. 

El historiador e investigador social fue uno de los artífices de lo que posteriormente se conocería como agenda setting, concepto que aborda el rol del periodismo en los sistemas sociales, uno de los cuales es establecer los temas sobre los cuales discute y reflexiona una comunidad.

La frase que utilizó para ello fue muy clara: “La prensa puede no ser exitosa la mayor parte del tiempo para decirle a la gente qué pensar, pero es sorprendentemente exitosa para decirle a sus lectores sobre qué hacerlo”.

Este planteamiento matiza la percepción que podemos tener sobre el pluralismo. Porque es posible que los medios de comunicación, en alguna ocasión, muestren al público distintas aristas sobre un hecho en particular.  Incluso divergentes.  Pero el fondo del asunto son los acontecimientos o temas que son invisibilizados o sobre los cuales nos hacen poner extrema atención. Son, como bien refleja el término, quienes nos dicen sobre qué conversar.

Por ello el rol de los medios es relevante.

Así lo han entendido, por ejemplo, en múltiples países donde se han levantado plataformas para hacer seguimiento a las políticas públicas, su diseño, cumplimiento y control. Porque asumen (y actúan en consecuencia) que tienen un rol fundamental para que la ciudadanía debata sobre tópicos que de otra forma no estarían en su radar.

Un caso es el portal PolitiFact, que se dedica a confrontar lo que dicen las autoridades, dirigentes y actores políticos con la realidad o con su propio actuar. Es un medio de fiscalización ciudadano-mediática.  Fundamental ante tanto verseo dando vueltas.

Esto permite no solo tener información rigurosa sobre lo que se dice sino, además, develar la coherencia y honestidad de quienes tienen, muchas veces, esenciales responsabilidades públicas.

Ejemplos de cómo nos vamos llenando de afirmaciones que no se ajustan a la realidad tenemos por montones. Y a uno de ellos me referiré.

Se trata del compromiso que asumiera el ministro de Energía Máximo Pacheco ante el pleno de la Cámara de Diputados el martes 19 de enero, cuando se aprobó en particular el proyecto de Ley de Transmisión.  En aquella ocasión, producto de las críticas de varios legisladores por el esfuerzo que puso el secretario de Estado en las comisiones de Minería y Energía, y de Hacienda, para disminuir al máximo el porcentaje obligatorio de ERNC en los así llamados polos de desarrollo eléctrico.  Con esta figura se facilitaría que los territorios así gravados se interconecten, con el apoyo del Estado, con el sistema eléctrico nacional mediante líneas de transmisión.

En aquella ocasión, como una forma de bajar la oposición al proyecto, Máximo Pacheco señaló: “Hemos escuchado la propuesta de modificar del 20 por ciento al 30 por ciento la producción de electricidad mediante energías renovables no convencionales.  Creo que es justo decir que el Ministerio de Energía y el gobierno estamos en condiciones de tomar el compromiso de llevar esta propuesta al Senado, con el objeto de que allá se aumente ese porcentaje desde el 20 al 30 por ciento. De esa manera estamos recogiendo lo que aquí se nos ha planteado”.

Luego de sus palabras, el pleno aprobó, en primer trámite constitucional, la Ley de Transmisión. Y pasó a su revisión por el Senado. 

Sin embargo y a pesar de lo que señalara el ministro, al contrario del compromiso asumido con los diputados para aprobar su proyecto, en la Cámara Alta no hubo presentación alguna por parte del Ejecutivo que permitiera cumplir con su palabra.  No es posible decir que “mintió” (nunca sabremos si lo que planteó lo hizo a sabiendas que no haría esfuerzo alguno en dicho sentido) pero claramente sí es posible afirmar que no movió un dedo para cumplirlo.

Este hecho cobra relevancia dado que este martes 21 de junio la Cámara de Diputados revisará lo aprobado por el Senado, en su tercer y último trámite constitucional.  Y uno de los artículos que se revisará será precisamente el del porcentaje de ERNC en los polos de desarrollo.  Y un dato: en la Cámara Alta no solo no aumentó ni se mantuvo el 20 % sino que incluso se eliminó toda referencia al respecto.

Si es posible que nuestras autoridades hagan y deshagan a su antojo no es solo porque estén dispuestas a lo que sea, incluso a mentir, para lograr sus objetivos. Es, también, porque los medios de comunicación, muchas veces, no cumplen el rol de sacarles al pizarrón.  Es decir, no iluminan sobre un tema tan importante como es la coherencia y la rigurosidad.

Y eso es un activo fundamental cuando estamos hablando de las políticas públicas con las cuales vamos delineando el futuro que nos tocará vivir.

ClariNet